crema de chocolate

La crema de chocolate sin gluten y sin lactosa es una deliciosa opción para rellenar o decorar un postre o simplemente para untar una buena rebanada de pan o una galleta. Esta crema, al ser tan versátil, te deleitará gratamente el paladar y por si fuera poco, te será una gran ayuda en tu vida diaria.

El chocolate, además de brindarte su formidable sabor, te ayuda a mantenerte saludable. Entre los beneficios que aporta está su alto contenido de antioxidantes que evitan que tus células envejezcan prematuramente y su poder estimulante que te renovará tu energía y buen humor.

crema de chocolate

Esta receta de crema de chocolate sin gluten y sin lactosa es muy sencilla de preparar y te permitirá disfrutarla al máximo aunque tu organismo rechace el gluten o la lactosa.

Chocolate: ¿La bebida o comida de los Dioses?

Sufrir de intolerancia al gluten o a la lactosa, ya no serán un impedimento para disfrutar de una deliciosa crema de chocolate. Dile adiós a esos momentos en que la boca se te hacía agua viendo a los demás consumir tan delicioso dulce. Ahora serás tú, a quien le toca disfrutar.

Cómo preparar la crema de chocolate sin gluten y sin lactosa

Ingredientes

  • 700 ml de leche de soya
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 90 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gramos de maicena
  • Aceite vegetal, ya sea girasol, maíz u oliva.

Preparación

  1. Pon a calentar la leche en una olla.
  2. Cuando la leche esté caliente añádele el azúcar y remueve hasta que se disuelva bien.
  3. Agrega la vainilla. crema de chocolate
  4. Ahora adiciona el cacao y sigue revolviendo hasta que los ingredientes se mezclen y no queden grumos.
  5. En un recipiente aparte, disuelve la maicena en un poco de agua fría.
  6. Agrega la maicena a la mezcla y mueve con fuerza hasta que espese.
  7. Retira la olla del fuego y deja refrescar la crema durante unos minutos.
  8. Vierte la crema en la licuadora y agrega un chorro de aceite.
  9. Bate a velocidad media hasta que la mezcla se vea homogénea.
  10. Ya puedes servirla en un recipiente con tapa y guardarla en el refrigerador.

Ya está lista nuestra crema de chocolate.

Como te mencioné, el proceso no es nada complicado y el resultado es una deliciosa crema de chocolate sin gluten y sin lactosa para complementar postres y bocadillos.

Si quieres acentuar el sabor del chocolate puedes agregarle un poco de virutas de chocolate negro o si prefieres variarlo algo añádele una cucharada de ralladura de cáscara de naranja.

Si te ha gustado este post, compártelo en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí