merengue crujiente

Hoy te comparto la receta de un delicioso postre de merengue crujiente cubierto con chantilly, cerezas empapadas en kirsch y chips de chocolate. Como últimamente he estado muy aficionado al chocolate me he dedicado a experimentar con él en la cocina. Si el chocolate es uno de mis favoritos también lo son los licores y si es el de cerezas, el famoso Kirsch, ni te digo. Así que pensé que unirlos en un postre sería una maravilla y me puse manos a la obra.

Para comenzar el experimento compré una botella de Kirsch de cerezas negras. Resulta que en el molde de que estaba usando sólo cabía un cuarto de la botella de Kirsch en cada uno. También descubrí que una vez abierta la tienes que terminar antes de una semana, así que iba a tener que hacer algún experimento más con el licor de cerezas, quizás me embulle y pruebe hacer un coctel.

Decidí que al merengue le haría un acabado como el de los Pavlova y hacerlos  individuales ya que se ven muy bonitos. Tengo muchos recuerdos de mi niñez comiendo Pavlova, ya que mi abuela los hacía deliciosos, y siempre que había una ocasión especial era el postre que esperaba que hiciera.

merengue crujiente

El merengue me cuesta trabajo dejarlo crujiente, así que me puse a probar una receta de merengue francés. Sin embargo, cuando saqué los merengues del horno descubrí que se habían roto. Estaban deliciosos, pero no como yo quería.

Otras recetas de postre fáciles de hacer >> Tarta de almendras con cerezas

Las grietas también los hacían muy frágiles, por lo que que se desmenuzaban muy fácilmente al decorarlos. Después de experimentar un poco, he encontrado una receta de merengue que además del delicioso sabor, no se agrieta.

Cómo hacer merengue crujiente sin que se agriete

Después de muchas intentonas descubrí que había algunas cosas que estaba haciendo mal y que podrían llevar a que el merengue se agrietara. Para asegurarme de que iba a tener un aspecto perfecto me aseguré de seguir los siguientes consejos:

  • Batir las claras de huevo a baja velocidad: Empieza batiendo las claras de huevo a baja velocidad hasta que estén espumosas, luego aumenta la velocidad a media hasta que formen un pico persistente. Es tentador batir las claras de huevo a alta velocidad ya que es más rápido, pero llenarán de burbujas de aire que con el calor del horno causarán que el merengue se agriete.
  • Hornea el merengue a baja temperatura: Hornea los merengues a 100°C durante 1 hora y 45 minutos. Hornearlos a mayor temperatura hará que el exterior se endurezca más rápidamente. El interior se levantará muy ligeramente empujando contra la cáscara dura y causará que se agriete.
  • No saques los merengues del horno demasiado rápido: Cuando los merengues se han cocinado necesita dejarlos en el horno para que se enfríen sin abrir la puerta. En mi impaciencia por ver cómo se veían no pude evitar echar un vistazo rápido, pero abriendo la puerta se enfría el horno demasiado rápido haciendo que los merengues se agrieten. Demora varias horas que los merengues se enfríen lentamente. Prefiero hacerlos justo antes de irme a la cama y luego dejarlos enfriar toda la noche y así al estar durmiendo se me quita la tentación de mirarlos.
  • También he visto consejos en línea que dicen que los merengues hechos con claras de huevo más viejas son más propensos a romperse. Sin embargo, usé claras de huevo más viejas (soy testarudo y no abriré una nueva caja de huevos hasta que termine la última) y seguí los otros consejos anteriores y el mío salió sin grietas.
  • Otro consejo muy importante para ayudarte a conseguir un merengue perfecto y sin grietas. Realmente te recomiendo que uses un forro de hornear para cocinar tus merengues. Mis recuerdos de mi niñez, también van acompañados por el recuerdo ocasional del merengue pegado al pergamino de hornear y mi mamá tratando de desprender suavemente el merengue del papel con diversos grados de éxito. He usado las planchas para hornear para cada lote de mis merengues y sin importar cuán agrietados estuvieran, salieron de la plancha sin ningún esfuerzo.

Cómo dar forma al merengue crujiente

Hay todo tipo de formas en las que usted puede dar forma a los merengues crujientes, desde simplemente hacer un círculo con la parte posterior de una cuchara, hasta encajar cuidadosamente su merengue en la forma perfecta.

He ido por un diseño un poco rústico y espiralado. Para dar forma a tus merengues como los míos…

Cuidadosamente coloque un cuarto de la mezcla en la bandeja de hornear y use la parte posterior de una cucharada para darle forma a un círculo.

Con una cucharadita empuje con cuidado parte del merengue desde el centro hacia los bordes para formar un nido.

Usa la punta de algo afilado (utilicé mi pincho de prueba de torta) para hacer pequeños remolinos en la parte superior del merengue. Usted sólo quiere utilizar la punta para asegurarse de que los remolinos sobresalen.

Receta de merengue crujiente con chips de chocolate

Ingredientes del merengue crujiente

  • Dos claras de huevo grandes
  • 100 g de azúcar en polvo
  • 150 ml de nata montada
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200g de cerezas negras en kirsch
  • 20g de chocolate negro

merengue crujiente

Preparación del merengue crujiente

  1. Haz el merengue.
  2. Precaliente el horno a 80ºC/100ºC.
  3. Ponga las dos claras de huevo en un recipiente grande y bata a baja velocidad hasta que estén espumosas.
  4. Aumente la velocidad a media y bate a un poco más de velocidad.
  5. Con la batidora en marcha, añada el azúcar en polvo (100g) una cucharada sopera a la vez y bata hasta que se mezcle. Tu merengue estará rígido y brillante.
  6. En su hoja de hornear forrada – déle forma a sus merengues.
  7. Coloca en el horno y cuece durante 1 hora, 45 minutos. Una vez cocidos los merengues apagar el horno pero NO ABRAS LA PUERTA. Dejar los merengues en el horno hasta que se haya enfriado completamente (puede tardar varias horas).
  8. Una vez que el horno se haya enfriado completamente retira los merengues. Pueden utilizarse inmediatamente o almacenarse durante varios días en un contenedor hermético. Me gusta forrar el recipiente con papel de hornear para ayudar a evitar que los merengues se peguen. Los merengues también se pueden congelar para su uso posterior.

Cómo hacer la pavlova

Mientras que los merengues se pueden hacer por adelantado, las pavlovas se deben montar justo antes de servir.

Preparación

  1. Batir la nata hasta que esté rígida – no la batir demasiado, ya que esto hará que se separe.
  2. Añadir el extracto de vainilla (1/2 cucharadita) y mezclar suavemente en la nata montada.
  3. Colocar cuidadosamente la nata en las bases de merengue.
  4. Utiliza un pelador para hacer virutas de chocolate negro (20g). Espolvoree el chocolate sobre la nata montada.
  5. Cubra las pavlovas con las cerezas bañadas en kirsch (200g) y espolvoree el resto del chocolate.
  6. Servir inmediatamente.

Notas

El tiempo total incluye 4 horas para permitir que los merengues se enfríen en el horno.

Si te ha gustado esta receta de merengue crujiente con cerezas y chocolate, no dejes de compartirla en las redes sociales con tus amigos y seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí