champagne

Su nombre proviene de una región al noroeste de Francia; donde comenzó el consumo de este tipo de vino en su primera etapa. Se denomina champagne, por el nombre de dicha región.

A partir del siglo XVII comienza a popularizarse y a desarrollarse. Se embotellaba a partir de la primera fermentación y así conservaba mejor su aroma; pero producto de esta fermentación comienzan a aparecer las burbujas en la bebida.

champagne

En un inicio esto fue una gran preocupación, pues se saltaban los tapones de las botellas. Pero al conocer de la popularidad que ya estaba teniendo en la Inglaterra de aquella época, pues decidieron seguir su producción. Este proceso de fermentación no se conoció hasta el siglo XIX.

Más tarde sobre el año 1670, un monje llamado Don Perignon, produjo otros cambios seleccionando las uvas idóneas. Asegurando los corchos con alambres, evitando así que se destaparan las botellas.

Existieron productores como Claude Moet, Florenz-Louis Heidsieck, entre otros que ayudaron a internacionalizar esta exquisita bebida.

3 cocteles con champagne que no puedes dejar de probar

El champagne, tiene algunas características que lo diferencian de otros vinos franceses como por ejemplo: la mezcla de varios tipos de uvas. El vino al ser espumoso, se mantiene con una presión determinada dentro de la botella.

Se puede producir un tipo de color rosado.

champagne

Otras características del champagne

El nivel de dulzura dependerá del azúcar que se le agregue después del segundo proceso de fermentación.

Esta bebida desde tiempos inmemoriales, se asocia a diferentes celebraciones. Ya a principios del siglo pasado, era tradicional en las carreras de coches, descorchar una de estas botellas y esparcirla entre los ganadores; tradición esta que llega hasta nuestros días.

En las bodas u otras fiestas como las de fin de año, son ya una tradición; que difícilmente perderemos. Siempre descorchando las botellas en forma ruidosa.

Con el paso del tiempo en España, logramos popularizar el champagne. En la región catalana, lo denominan Cava.

Anteriormente se le llamaban vinos espumosos, pero a partir de 1970 que su producción se asentó en la península; se comenzó a llamarlo “Cava”.

Y con este nombre tenemos todas las tradiciones anteriormente mencionadas, donde lo usamos sin falta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí