aros de cebolla

¡Crujientes aros de cebolla fritos con mantequilla a la antigua! Una receta fácil y llena de sabor al estilo sureño.

En este artículo te mostraré, de principio a fin, como hacer estos aros de cebolla crujientes con mantequilla.

Creo que últimamente estoy utilizando mucho la mantequilla. La semana pasada fue una tradicional tarta de mantequilla y hoy os traigo estos aros de cebolla extra crujientes con mantequilla. No ha sido intencional, pero la verdad es que no me quejo porque estos aros de cebolla completaron mi almuerzo de hamburguesa de pavo que quedó de primera.

Cuando se trata de un acompañamiento frito, los aros de cebolla no suelen ser mi primera elección. Soy más de patatas fritas o chips de verduras, pero de vez en cuando es bueno cambiar las cosas un poco. Tenía estas cebollas, que son un poco dulces, esperándome para convertirlas en un hermoso plato.

Intenté una cebolla floreciente pero nunca floreció. Entonces pensé en probar una nueva receta de cebolla frita que finalmente eran más como unos fideos de cebolla.

Otras recetas con cebolla fáciles de hacer >> Pescado encebollado al vino blanco

Después de este segundo fracaso dije pues a hacer los aros de cebolla, entonces. Como conozco bien como hacer los aros de cebolla pues puedo hacer aros de cebolla. Y como siempre, estos aros de cebolla fritos con mantequilla quedaron crujientes y salieron como la perfección.

Te lo aseguro, usar unos picatostes es una forma deliciosa de comer unos aros de cebolla extra crujientes y sabrosos. Usualmente uso los picatostes con sabor a mantequilla, pero los de cualquier sabor saben muy bien. Me encantan los de romero y pimienta negra.

aros de cebollaConsejos para hacer los mejores aros de cebolla

Asegúrate de que el aceite esté caliente. Antes de colocar los aros de cebolla en el aceite, asegúrate de que esté lo suficientemente caliente (unos 190ºC). Usualmente uso alguno de los aros de cebolla descartados y hago una prueba primero. El aceite burbujeará y se freirá tranquilamente hasta que esté en su punto.

Si el aceite no está lo suficientemente caliente tendrás unos aros de cebolla empapados en aceite. Si el aceite está demasiado caliente, la capa de rebozado se dorará antes de que la cebolla esté tierna.

Sazona la masa. La masa es la que les dará el sabor a tus aros de cebolla. Agrega los condimentos a tu gusto, pero ten cuidado con la sal si también planeas espolvorearles sal después de fritos. A mí me gusta que los aros de cebolla sean un poco más dulces que salados.

Usa un buen aceite. Para freír los aros de cebolla me gusta usar aceite de girasol o de cacahuete. Los de colza también funcionan, pero a veces pueden tener un sabor fuerte.

Escurre los aros en una rejilla de enfriamiento. Es necesario que todo el exceso de aceite de los aros de cebolla se escurra, así que colócalo en una rejilla fría para obtener una textura crujiente.

Estos aros de cebolla con mantequilla cuando se fríen quedan crujientes y deliciosos. Debes servirlos bien calientes para que crujan. Pueden servirse con cualquier salsa para mojarlos, pero mi favorita es una salsa BBQ.

Aros de cebolla crujientes con mantequilla

Ingredientes

  • 1 cebolla blanca grande
  • 1 taza de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta negra
  • 1 huevo batido
  • 1 taza de mantequilla
  • 3 tazas de picatostes machacados (usé unos con sabor a mantequilla)
  • Aceite para freír

aros de cebollaCómo hacer los aros de cebolla

  1. Corta la cebolla en rodajas de 1 centímetro y sepárala en aros. Reserva sólo los aros firmes y grandes.
  2. Coloca los aros seleccionados en un bol.
  3. En un tazón grande, mezcla la harina, el polvo de hornear, la maicena, el pimentón, el ajo en polvo, el azúcar, la sal y la pimienta negra.
  4. Cubre los aros de cebolla con parte de la mezcla de harina y resérvalos a un lado.
  5. Agrega el huevo batido a la mezcla de harina sobrante.
  6. Añade la mantequilla a la mezcla para crear una masa espesa.
  7. En esta masa espesa sumerge los aros recubiertos que habías reservado.
  8. Calienta el aceite hasta unos 190ºC aproximadamente.
  9. Comienza a sacar los aros, dejando que el exceso de masa gotee.
  10. Pásalos por los picatostes triturados hasta que estén completamente cubiertos.
  11. Comienza a freír los aros de cebolla hasta que estén dorados, volteando una vez.
  12. Deja escurrir los aros en la rejilla de enfriamiento cubierta con papel de cocina.
  13. Si vas a salarlos ligeramente, hazlo en cuanto los aros salgan del aceite.
  14. Sírvelos inmediatamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí