Crema de guisantes

Los guisantes son productos muy fáciles de conseguir en cualquier época del año. Es por este motivo, que hoy les mostraremos esta deliciosa receta de Crema de guisantes frescos a la menta, la cual puede prepararse tanto en primavera como en verano.

Hace ya cierto tiempo que tenía ganas de prepararla, y como es natural comer esta crema de guisantes, pero como no podía localizar vainas frescas, he tenido que esperar. Esta crema es ideal para utilizarla como entrante ligero y refrescante.

Crema de guisantes

Pero, hace unos días nos fuimos de compras al mercado central de Olhao, y mis ojos descubrieron los guisantes frescos. Fui corriendo hasta el puesto de verduras del mercado, era increíble, tenían de todo. Verduras y frutas que solo se hallan en su temporada, y evidentemente ahí estaban, conque espere mi turno con impaciencia, hasta el momento en que llegó. Al fin ya los tenía en mi poder, solo podía meditar en lo buena que está esta crema y el sabor que tendría.

Otra cosa esencial en el momento de realizarla es el género de caldo que uses, puedes usar cualquier clase de caldo, de carne o bien de verduras si prefieres una crema pero suave, te invito a un buen caldo de pollo, si bien bien sabes que si no dispones de caldo siempre y en toda circunstancia puedes echar mano de los concentrados, si bien no es exactamente lo mismo.

Cómo elaborar la Crema de guisantes frescos a la menta

Ingredientes para 4 personas

  • 400g de guisantes dulces desgranados
  • 1 papa grande
  • 1 cebolla
  • 400 ml de agua mineral o caldo de verduras
  • 8 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 ramitas de menta fresca
  • 4 tallos de cebollino
  • ½ pan de barra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. En un primer momento pelaremos la papa y la cortaremos en trozos medianos. Pelamos la cebolla y la cortamos a la juliana.
  2. Echamos en una cazuela la mantequilla, añadimos la cebolla y la rehogamos durante 5 minutos aproximadamente o hasta que empiece a dorarse. Crema de guisantes
  3. Agregamos los guisantes y la papa en cuadritos, removemos con ayuda de un utensilio de madera y añadimos agua o un caldo previamente elaborado.
  4. Añadimos una ramita de menta y dejamos cocer a fuego lento aproximadamente durante 20 minutos.
  5. Pasado este tiempo retiramos del fuego, reservamos dos cucharadas de guisantes, ya escurridos para utilizarlos al final en la decoración.
  6. Eliminamos la ramita de menta y trituramos el resto del contenido en una batidora, hasta obtener una crema fina. Dejamos reposar hasta que posea una temperatura tibia y posteriormente introducimos la crema en el frigorífico por espacio de 2 horas aproximadamente.
  7. Mientras tanto, cortamos rodajas finas de pan y lo untamos con aceite. Introducimos las rodajas en el horno, precalentado previamente a unos 200ºC y lo doramos durante un par de minutos.
  8. Deshojamos la ramita restante, la lavamos y la trituramos en la batidora junto con el cebollino, el aceite de oliva, la sal y la pimienta hasta obtener un aceite bien verde.
  9. Sirva la Crema de guisantes frescos a la menta bien fría y acompáñela con finas tostadas de pan con aceite.

Sin dudas, este plato sorprenderá gratamente a sus familiares y amigos.

¿Te animas a prepararlo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí