avena nocturna

¿Siempre estás con prisa por la mañana? Entonces necesitas preparar la avena por la noche (avena nocturna). Es súper simple de preparar y como lo haces todo la noche anterior, ya está lista justo cuando la necesitas por la mañana.

Ya compartí algunas recetas de Batido de Plátano en mi selección de desayunos saludables. Mis intenciones de ampliar estas recetas se han estancado por un tiempo… me dejé llevar un poco (sólo un poco) haciendo panqueques, así que no he tenido mucho tiempo para más desayunos saludables.

Entonces, ¿a qué llamo avena nocturna?

En caso de que no lo hayas oído antes, te haré un breve resumen. Es la avena que has dejado en el refrigerador de un día para otro por lo que se ha remojado durante la noche en el refrigerador. Al absorber bastante líquido tiene una consistencia muy suave. Este desayuno es relativamente alto en fibra y proteína que lo que te ayudará a mantenerte lleno.

avena nocturna

Generalmente, por la noche, preparo la avena con leche semidescremada, aunque en estos días estoy experimentando con leches alternativas no lácteas como la leche de almendras, de soja y hasta con yogur. También he estado añadiéndole más aderezos. Si tengo prisa añado una cucharadita de miel para darle un poco más de dulzura pero si tengo un poco más de tiempo le pongo fruta, nueces, semillas o quizás un poco de chocolate.

Personalmente me gusta comerlo frío, directamente de la nevera. Sin embargo, si lo prefieres caliente, sobre todo si es una mañana fría, simplemente tápalo y ponlo en el microondas durante 1 minuto. A continuación, revuelve rápidamente antes de comerlo.

Cómo preparar la Avena nocturna de una manera simple

Ingredientes

  • 50 g de avena
  • 120 ml de leche semidescremada (puede usar cualquier leche, pero prefiero descremada)

avena nocturna

Preparación

  1. Coloca la avena (aprox. 50g) en un recipiente.
  2. Añade la leche (aprox. 120 ml). La leche debe cubrir la avena.
  3. Tapa el recipiente.
  4. Deja reposar en el frigorífico durante toda la noche.
  5. Por la mañana retira el recipiente de la nevera y añade tus ingredientes favoritos antes de servir la avena.

Puedes hacerlo para servir a tanta gente como quieras. Simplemente aumenta la cantidad de avena y de leche y por la mañana lo repartes en tantos tazones como sean necesarios.

Si te ha gustado esta receta de avena, no dejes de compartirla en las redes sociales con tus amigos y conocidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí