Search
Close this search box.

Rosti de Calabacín

El rosti de calabacín es una deliciosa opción para aprovechar esta verdura de temporada. Es muy fácil de hacer y gustará a todos los comensales.

El rosti de calabacín, con su textura crujiente por fuera y jugosa por dentro, lo convierte en un acompañamiento versátil que combina perfectamente con infinidad de platos. Además, su preparación es sencilla y requiere pocos ingredientes.

El rosti de calabacín es ideal para acompañar carnes o pescados. También puede ser un buen plato de un menú vegetariano. Al cocinarlo puede desmoronarse ligeramente ya que no tiene adicionado ningún ingrediente que lo aglutine como huevo o maicena.

Rosti de Calabacín

Rosti de Calabacín

Ingredientes:

  • 1 calabacín (unos 500 g)
  • Sal, al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Rosti de Calabacín

Cómo preparar el Rosti de Calabacín

  1. Lava y seca bien los calabacines. Deberían pesar algo más de 500 g entre los dos.
  2. Corta la punta del calabacín y rállalo por el lado más grueso de un rallador grueso o con un procesador adecuado. Si lo deseas puedes pelar el calabacín antes de rallarlo.
  3. Mezcla el calbacín rallado con una buena pizca de sal y coloca en un colador. Deja reposar 30 minutos para que escurra una buena parte del agua que contiene.
  4. Pasado este tiempo, coloca el calabacín escurrido en un paño limpio. Forma un hatillo estrujando muy bien el calabacín y empieza a escurrir apretando todo lo posible para terminar de extraer toda el agua.
  5. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén, preferiblemente de fondo grueso y antiadherente.
  6. Echa el calabacín rallado y escurrido. Saltea un poco y comienza a dar forma como de tortilla, compactando el calabacín. El grosor del rosti debe ser de un dedo aproximadamente.
  7. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 15 minutos. Hay que estar atento para que no se queme.
  8. Comprueba que no se ha pegado pasando una espátula fina por debajo del rosti, sin levantar la masa.
  9. Voltea el rosti colocando un plato sobre la sartén y devuelve a ella para dorar el otro lado. Buscamos que
  10. Continúa la cocción, volviendo a darle la vuelta si fuera necesario, hasta que  se forme una capa exterior algo dorada y crujiente.
  11. Retira la sartén del fuego.
  12. Sirve el rosti inmediatamente.

Recetas Populares

Scroll al inicio