Salame de chocolate y galletas dulces

En este artículo comparto contigo la receta de un dulce maravilloso, un Salame de chocolate y galletas dulces. Este salame es perfecto para comer en cualquier momento del día, tanto lo podrás servir como postre que como merienda.

Para esta receta utilicé unos huevitos de chocolate rellenos con una crema de leche y avellanas, de los mini porque que desde el punto de vista estético se veían mucho mejor dentro del salame. Para que mantengan la forma al unirlos con el chocolate caliente necesitarás congelarlos durante unas horas antes de comenzar a preparar la receta. Al sacarlos del congelador, córtalos por la mitad para que se destaque la crema de su interior.

Salame de chocolate y galletas dulces

Para el salame es mejor utilizar el chocolate negro para repostería, ya que es más fácil de derretir y es menos probable que se le formen grumos.

Otras recetas fáciles de hacer >> Galletas de manzana

Los ingredientes básicos de esta receta son el chocolate, mantequilla, jarabe, galletas y malvaviscos (nubes o marshmallow) por lo que a partir de ahí puedes añadir los ingredientes que más te gusten. En este caso añadí pasas, cerezas glaseadas y huevos de chocolate rellenos.

Salame de chocolate y galletas dulces

Ingredientes

  • 140 g de mantequilla
  • 150 g de galletas dulces
  • 250 g de chocolate con leche
  • 120 g de chocolate negro
  • 4 cucharadas de Golden Syrup
  • 50 g de malvaviscos pequeños (si utilizas de los grandes córtalos en pequeños pedazos)
  • 50 g de pasas
  • 40 g de cerezas glaseadas
  • 16 mini huevos rellenos de crema de leche y avellana

Salame de chocolate y galletas dulces

Preparación

  1. Coloca los mini huevos de chocolate y los malvaviscos en el congelador al menos un par de horas antes de comezar la preparación.
  2. Separa los malvaviscos entre sí para que mantengan su forma.
  3. En un cazo a fuego muy lento derrite el chocolate con leche y el chocolate negro junto con la mantequilla y el Golden Syrup, removiendo todo el tiempo para que se mezclen y para que no se queme.
  4. Una vez que el chocolate se haya derretido separa 150 ml para su uso posterior, deja el resto en el cazo pero apaga el fuego.
  5. Pica las cerezas en mitades o tercios dependiendo de su tamaño y échalas en el cazo.
  6. Agrega las pasas y los malvaviscos.
  7. Corta los huevos de chocolate a la mitad. Separa la mitad de ellos para usarlos más tarde y añade la otra mitad al cazo.
  8. Mezcla suavemente todos los ingredientes.
  9. Forra con papel vegetal un molde (yo utilicé uno de 20 cm x 26 cm).
  10. Vierte la mezcla del cazo en el molde.
  11. Presiona la mezcla para comprimirla y formar una capa uniforme.
  12. Vierte sobre la mezcla los 150 ml de chocolate derretido que habías reservado, distribuyéndola uniformemente en la parte superior de la mezcla. La idea es rellenar cualquier hueco con ella y crear una capa superior ligeramente más lisa. El líquido sólo debe cubrir toda la superficie, por lo que puede ser necesario esparcirlo con una cuchara o espátula para distribuirlo uniformemente.
  13. Coloca las mitades de los huevos de chocolate que habías reservado encima de la capa de chocolate, empujándolos cuidadosamente hacia abajo en la mezcla para que la parte superior de los huevos de chocolate queden justo encima de la superficie.
  14. Finalmente pon el molde en la nevera para que se fragüe.
  15. Estará listo para comer en unas dos horas, aunque prefiero dejarlo toda la noche.
  16. Una vez fraguado, córtalo en cuadrados y sirve.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí