boniatos al horno

Cómo hacer la receta de boniatos al horno de una manera saludable. Crujiente alrededor de los bordes, suave en el centro y amado por toda la familia.  El boniato es un tubérculo que también se conoce como batata o camote según la región geográfica donde te encuentres.

Comparado con las patatas, el boniato es más nutritivo aunque su valor calórico sea superior tiene un mayor valor nutricional por su contenido en hierro, betacaroteno y vitaminas, disponiendo de una alta concentración en vitamina E además de las del complejo B, C y D.  Cuanto más anaranjado sea el color de su carne, mayor será su contenido en beta-carotenos. Es tan rico en antioxidantes que se compara con las algas. Es fácil de digerir y rico en fibra, potasio, magnesio y calcio.

El boniato es una hortaliza con importantes propiedades que contribuyen a la salud del organismo, cuenta con un tipo de hidrato de carbono que al no digerirse totalmente, brinda saciedad, reduce el índice glucémico de las comidas, mejora la flora intestinal y puede protegernos ante muchas enfermedades.

boniatos al horno

Seguir una dieta rica en alimentos con bajo índice glucémico es muy importante para prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes y el cáncer.

El sabor dulce de los boniatos proviene de sus azúcares naturales, que como se liberan lentamente en el torrente sanguíneo son una fuente equilibrada y regular de energía, sin los picos de azúcar en la sangre ligados a la diabetes, fatiga y aumento de peso.

Otras recetas con boniato fáciles de hacer >> Curry de pollo y boniato

Por su sabor y aroma admite muchas posibilidades en la cocina y por ello, no podemos dejar de aprovechar sus propiedades y beneficios para la salud. Es un acompañamiento perfecto para carnes o pescados y muy utilizado en diferentes recetas de postres.

Deliciosos boniatos al horno

Ingredientes

  • 8 boniatos medianos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

boniatos al horno

Preparación

  1. Pelar los boniatos y cortarlos en tiras gruesas que tengan aproximadamente 1 cm de ancho. También puedes cortarlos en rodajas, pero me gusta más hacerlos como si fueran patatas fritas gruesas.
  2. A medida que los vayas cortando los vas introduciendo en un recipiente con suficiente agua fría como para que cubra completamente los boniatos.
  3. Tapa el recipiente con película transparente y deja los boniatos en remojo mientras se calienta el horno.
  4. Pon a precalentar el horno a una temperatura de 200º C con calor arriba y abajo, así se consigue que el calor penetre en los boniatos y se caramelicen bien.
  5. Cuando el horno esté caliente, escurre los boniatos y ponlos sobre un pedazo de papel de cocina.
  6. Golpéalos con el papel para retirar cualquier exceso de agua.
  7. Coloca los boniatos en una bandeja para hornear en una sola capa, no los apiles unos encima de otros. Si es necesario utiliza una segunda bandeja.
  8. Rocía el aceite por encima de los boniatos cuidando de que estén todos estén cubiertos.
  9. Hornea durante 10 minutos.
  10. Retira la bandeja del horno y voltea los boniatos ayudándote con una espátula.
  11. Vuelve a hornear otros 10 minutos.
  12. Saca del horno y espolvorea con un poco de sal a tu gusto.
  13. Sirve caliente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí