cerdo al horno

Asar una pierna de cerdo es muy fácil, pero conseguir ese delicioso crujido de la piel hace que valga la pena cada minuto de espera. Esta es una de las principales razones de por qué la crujiente pierna de cerdo al horno es uno de los mejores asados ​​para llevar a tu mesa.

La piel crujiente tendría que ser la parte más agradable de un buen trozo de carne de cerdo. Esa crujiente y grasienta piel, llena de tanto sabor, es algo que todos esperamos después de tener un asado en el horno durante horas.

Esta crujiente pierna de cerdo al horno es un plato perfecto que sorprenderá gratamente a toda la familia.

¿Cómo hacer una crujiente pierna de cerdo al horno?

Me encanta usar el pernil trasero de cerdo deshuesado porque los resultados finales son siempre tiernos y jugosos en el interior, mientras queda crujiente en el exterior. Estos son algunos consejos y trucos que hemos aprendido a lo largo de los años asando muchos (y fallando en muchos) los asados.

  • No intente asar el cerdo acabado de sacar de su envoltura. Una gran cantidad de humedad se retiene en la corteza debajo de todo ese plástico o papel. Es importante quitar primero todo el líquido y secarlo bien con una toalla de papel.
  • Si tiene tiempo, deje el cerdo en el refrigerador sin tapar durante al menos 1 hora. El mejor crujiente ocurre cuando se deja reposar durante toda la noche.
  • Haz cortes en la piel del cerdo a intervalos de 1 pulgada, teniendo cuidado de no cortar la carne.
  • Frote bien toda la piel con 2 cucharadas de aceite de cocina y una cucharada de sal (puede usar más si le gusta algo más salado).
  • Sazona la carne (parte inferior del cerdo) con 1 cucharadita de sal y otras 2 cucharadas de aceite de oliva.

cerdo al horno ¿Cuánto tiempo se tarda en asar el cerdo?

Para obtener ese crujido, primero lo hornea a fuego alto durante 45-50 minutos. La piel comenzará a llenarse de burbujas y crepitará en ese momento. Luego se reduce el calor para dar tiempo a cocinar la carne de abajo (alrededor de una hora, dependiendo de qué tan bien hecha le guste la carne de cerdo.

Después de eso, lo hornea de nuevo durante 10 minutos adicionales para obtener el color dorado.

No usamos una rejilla, si no una bandeja para asar nuestro cerdo porque así los jugos de la carne se reabsorben mientras se va asando y la carne será más jugosa, tierna y sabrosa.

Debido a que esta receta de crujiente pierna de cerdo al horno se realiza en menos de 2 horas de tiempo de cocción total, no terminará con el cerdo entero separando la carne y la piel. La carne de los lados exteriores es tierna y se deshace con los bordes carbonizados crujientes, mientras que todos los jugos de la olla se reabsorben nuevamente en la carne para obtener incluso más sabor.

Deje reposar durante unos 10-15 minutos para que todos los jugos permanezcan en la carne antes de cortarla. Cuanto más espere, más jugosa será la carne. El crujiente de la piel no se ablanda mientras la carne reposa.

La mayoría de la gente dice que lo tape con papel aluminio mientras reposa, nunca he hecho esto y no tengo planeado hacerlo. Después de ver el crujido tan perfecto, entro en modo protector: nadie me quita esa crujiente piel.

Una vez que haya quitado toda la piel para llegar a la carne (me tomó todo tipo de moderación para mantenerla en su lugar hasta llegar a la mesa), puede cortarla y servirla rociada con los jugos de la sartén.

Las sobras no existen con esta receta. Pero si en alguna ocasión tan pero tan improbable, quedara algo de carne, al día siguiente está mucho más sabrosa. Guárdela en el refrigerador y podrá desayunar un maravilloso sandwich de carne fría.

Crujiente pierna de cerdo al horno

Ingredientes

  • 2 kg de pierna de cerdo deshuesada y con la corteza de piel
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • sal

cerdo al hornoCómo preparar pierna de cerdo al horno

  1. Retire toda la envoltura de plástico del cerdo.
  2. Colóquelo plano en una bandeja, con el lado de la piel hacia arriba y sin tapar.
  3. Deje reposar en el refrigerador durante al menos 1 hora, o toda la noche si el tiempo lo permite.
  4. Retire la carne de cerdo del refrigerador durante 1-2 horas antes de asar para que alcance la temperatura ambiente.
  5. Precaliente el horno a 240 ° C.
  6. Use un cuchillo afilado para marcar la piel en intervalos de 1 pulgada. Seque suavemente la piel con papel absorbente.
  7. Voltee el cerdo con la piel hacia abajo.
  8. Frote el ajo en polvo y aproximadamente 1 cucharadita de sal en la carne de abajo.
  9. Rocíe el aceite de oliva sobre la piel y la carne del cerdo, frotando con los dedos para obtener mejores resultados (si necesita más aceite, agregue más).
  10. Sazone la piel con una cantidad generosa de sal (aproximadamente 1 cucharada).
  11. Transfiera la carne de cerdo a la bandeja para hornear.
  12. Hornee durante 50 minutos o hasta que se hinche la piel.
  13. Reduzca la temperatura a 180 ° C y continúe asando por 1 – 1 1/2 hora, dependiendo de como esté el cerdo de asado.
  14. Aumente la temperatura del horno nuevamente a 230 ° C.
  15. Hornee durante 10 minutos más, hasta que la piel esté crujiente, con un increíble dorado y la carne de cerdo esté totalmente cocinada.
  16. Para verificar si la carne de cerdo está bien cocinada, perfore la parte más gruesa de la carne con un cuchillo. Si los jugos se vuelven claros, la carne de cerdo está cocinada.
  17. Retire del horno y deje reposar durante 15 minutos antes de cortar.
Resumen
recipe image
Nombre
Crujiente pierna de cerdo al horno
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo de cocción
Tiempo Total

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí