Cocodrilo al plato

Debemos comenzar diciendo que este reptil habita principalmente en zonas cenagosas y de corriente lenta de los trópicos, son semiacuáticos y lo encontramos en aguas dulces, pero también en estuarios e incluso algunos en el mar.

Se alimentan de mamíferos que gustan de cazar, preparando emboscadas para ello. Son de gran tamaño pudiendo medir hasta 8 metros y pesar 1700 kilos. Viven entre 50 y 80 años por lo que se consideran longevos.

Tienen una piel escamosa, dura y seca y una amplia boca con poderosa mandíbula y dientes afilados lo que les permite una vez tomada su presa no soltarla nunca. Su mordida es la más fuerte de todos los animales.

Cocodrilo al plato

Durante muchos años ha sido una especie muy cazada, por su exquisita carne y sobre todo, por su piel, que es muy utilizada para la confección de zapatos, carteras, alfombras y otros muchos objetos artesanales.

El cocodrilo especie protegida en Cuba

Por ello en Cuba está prohibida su caza, aunque podemos encontrar en la Península de Zapata, uno de los más importantes humedales del Caribe, una gran cantidad de ellos, que se han multiplicado por el trabajo de científicos y especialistas. Esto, junto a otras características de la zona, hacen que sea una Reserva de la Biosfera, denominada por la Unesco.

En este sitio que, además, atrae mucho turismo, se ofertan platos de carne de cocodrilo asado, siendo un plato muy extraño de encontrar en otros lugares. Cocodrilo al plato

Igualmente se oferta a semejanza de cómo lo consumían los aborígenes, que era asando la cola del animal en carbón vegetal, principalmente elaborado con mangles propios del lugar que hacen que tenga un aroma particular.

Su carne es sabrosa y suave, sin nervios ni grasa por lo que además es muy sana.

Claro está, este consumo sólo se realiza en 2 restaurantes de la Ciénaga, pero su consumo en otros lugares no está permitido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí