Dulce de Maní

Dulce de maní

Hacer esta receta de Dulce de maní me causa una gran alegría. Es una de mis meriendas tradicionales favoritas por su perfecto equilibrio salado-dulce. Es una receta muy fácil de hacer.

Este dulce de maní es uno de mis clásicos favoritos desde niño. En Cuba simplemente le decíamos «tabletica de maní» y ya todo el mundo sabía qué cosa era.

Naturalmente, en casa de mis abuelos era raro el día en que no había una tentadora bandeja de dulce de maní enfriándose. Después mi tía Patricia cogió el relevo y ahora es ella quien los hace y así, para mantener esta deliciosa tradición de este otro lado del Atlántico, ya yo también los hago.

Dulce de Maní

Cuando llamé a mi tía y le pedí la receta, lo primero que me dijo fue que usara unos guantes de cocina bien gruesos porque si no iba a acabar con las manos quemadas. Y tenía muchísima razón, ella sabe que soy algo desastroso.

Las primeras 2 veces que hice este dulce de maní no me quedaron muy perfectos que digamos. Para mí la parte más difícil fue dar con el color adecuado del caramelo, la primera vez me pasé y sabía algo amargo, la segunda me quedó muy claro y no estaba quebradizo, era como una melcocha.

Dulce de Maní

Como dicen que a la tercera va la vencida, pues así fue y el Dulce de maní me quedó perfecto.

¿Cómo se hace el Dulce de maní?

  • A fuego medio, hierva el azúcar, el jarabe de maíz, el agua y 2 cucharadas de mantequilla hasta que el azúcar se disuelva completamente y tenga la consistencia de un almíbar espeso.
  • Agregue el maní y revuelva hasta incorporarlo.
  • Deje cocinar hasta que el caramelo alcance el color deseado.
  • Retire del fuego y agregue rápidamente el bicarbonato de soda, la sal y la vainilla.
  • Revuelva enérgicamente.
  • Vierta inmediatamente en un molde engrasado con mantequilla. Vaya inclinando el molde de modo que la mezcla cubra toda la superficie. NO use nada para empujarlo porque entonces puede que el caramelo no cubra el maní.
  • Deje enfriar completamente y corte en trozos del tamaño deseado.

Mis artículos favoritos de cocina que usaba para hacer mi Dulce de maní.

  • TAZAS DE MEDIDAS: Nada es mejor que un buen juego de tazas de medir que duren mucho tiempo. Me encantan las tazas medidoras de metal por su durabilidad.
  • CUCHARAS DE MEDIDAS: Tengo que tener a mano un juego de cucharas medidoras de metal. Las de plástico no duran mucho en nuestra casa.
  • ESPÁTULAS DE SILICONA: Las espátulas o lenguas de silicona son excelentes para raspar cada pedacito de masa o salsa de los tazones para mezclar o cazuelas.

Dulce de maní

Ingredientes

  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de sirope de maíz
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla + un poco para engrasar el molde
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 1/2 tazas de maní tostado y sin cáscara

Dulce de Maní

Cómo preparar Dulce de maní

  1. A fuego medio, hierva el azúcar, el jarabe de maíz, el agua y 2 cucharadas de mantequilla hasta que el azúcar se disuelva completamente y tenga la consistencia de un almíbar espeso.
  2. Agregue el maní y revuelva hasta incorporarlo.
  3. Deje cocinar hasta que el caramelo alcance el colorido deseado.
  4. Retire del fuego y agregue rápidamente el bicarbonato de soda, la sal y la vainilla.
  5. Revuelva enérgicamente.
  6. Vierta inmediatamente en un molde engrasado con mantequilla. Vaya inclinando el molde de modo que la mezcla cubra toda la superficie. NO use nada para empujarlo porque entonces puede que el caramelo no cubra el maní.
  7. Deje enfriar completamente y corte en trozos del tamaño deseado.

Leave a Comment