Garnituras y Botanas

Los clientes empiezan a disfrutar sus bebidas por medio de la vista, lo primero en lo que se fijan es la presentación. Además buscan lugares que ofrezcan frituras o bocadillos para acompañar sus tragos, por estas razones debes tener siempre listas las garnituras y botanas.

Las garnituras y botanas: ¿Qué son?

Las garnituras

Las garnituras, son pequeños adornos que se colocan en el borde o dentro de los vasos y copas, pueden ser:

  • Comestibles: como dulces y frutas.
  • No comestibles: como espirales de cáscaras de cítricos, sombrillas y pajillas.

Tienen tres funciones:

Decoración: aportan altura movimiento, contraste y volumen a la bebida. Se hacen con diversos cortes o trozos de frutas y verduras, combinándolos con elementos no comestibles o con adornos referentes a distintos sucesos como: la época del año, un cumpleaños o aniversario, un distintivo del bar entre otros.

Garnituras y Botanas

Maridaje: estas garnituras son para equilibrar los sabores de la bebida. En el caso del martini seco la aceituna que se pone en el fondo de la copa, ayuda a diferenciar el sabor de sus dos componentes: la ginebra y el vermut.

Referencia: estas resaltan uno de los ingredientes de la bebida por ejemplo, en la piña colada la garnitura es un trozo de piña. Además se usa una cereza para contrastar.

Las garnituras le dan un toque especial a la bebida. Agrégalas procurando una presentación delicada.

Las botanas

Las botanas se dividen en dos tipos:

  • Simples: que no requieren procesos de cocción o condimento.
  • Elaboradas: las cuales por lo regular son preparadas por el personal de cocina.

Ambas debe servirla el bartender, ya sea para los meseros o a los clientes que estén en la barra. Lo importante es que cumplas con un programa de botanas y que su presentación sea higiénica y agradable a la vista.

Las garnituras te ayudan a promover una bebida, las botanas atraer más clientes. Gracias a ellas, el lugar en el que trabajes puede ser reconocido y recomendado por más personas.

El control de insumos

Para saber qué se vende más y las ganancias por día, semana o mes, debes llevar un control de los insumos. Para ello registra lo que se compra y lo que se vende en el bar, mediante inventarios, comandas y requisiciones.

El inventario es el registro de todos los insumos que se compran, para la producción del bar. Debes llevar varios: de materia prima, loza y botellas. Este último es el más importante, porque de ahí se generan las ganancias o las pérdidas más considerables. En él incluye los siguientes datos:

Garnituras y Botanas

Conteo físico de las botellas de la bodega.

Registro de la cantidad de líquido que contienen las botellas que ya están abiertas. Para calcular el contenido visualmente, divide la botella en diez partes iguales. Así si una botella está a la mitad puedes decir que tiene cinco décimas.

Las botellas vacías conocidas como muertos, tienes que llevarlas al almacén para que te den la reposición.

Realiza dos veces este inventario: uno antes de empezar el servicio y el otro al concluir. Este último debe coincidir con el que hagas en la mañana del día siguiente.

Los inventarios te ayudarán a calcular los insumos que ocupas, así al hacer tus requisiciones sabrás cuantas botellas pedir.

Las comandas son el control del consumo de los clientes. Lo realizas tú si el cliente está en la barra o el mesero si el cliente está en el salón.

Las comandas pueden estar foliadas o no y es obligatorio que los meseros te las entreguen para que prepares las bebidas solicitadas.

En ellas se anota con letra clara: fecha, número de empleado o el tuyo, número de clientes, cantidad y tipo de bebidas, tipo de promoción, si la hubo mesa o barra según sea el caso.

Abajo del folio escribe una “A” que significa apertura de cuenta y se refiere al primer pedido o ronda. Si el cliente pide una segunda ronda usa otra comanda y escribe una “S” que significa seguimiento.

Guarda las comandas, pues en ellas queda registrado lo que vendes y esto debe ser complementario a lo que queda en la estación al momento del cierre.

Garnituras y Botanas

Requisición

Hay dos tipos de requisición:

La orden de compra, se realiza una vez al mes. Elabórala verificando físicamente tu material de trabajo en bodega. Lo que tienes y lo que te falta. Entregala con la copia del inventario, para comprobar el faltante.

El control de transferencia interna, este tipo de requisición se utiliza cuando el bar forma parte de un establecimiento más grande: como un hotel o un restaurante. Se realiza a diario y es para solicitar insumos de otros departamentos por ejemplo: limones de la cocina.

En ambas, debes anotar: fecha, detalles de la compra o pedido, artículos y cantidad, tu nombre y firma, nombre y firma de tu supervisor o jefe del bar.

En la de control de transferencia anota además: departamento que lo pide y departamento que lo provee.

Estos controles son muy importantes y mientras más rápido los domines, mejor realizarás tu trabajo.

Medidas de seguridad e higiene

Como parte del personal del bar, debes cumplir con reglas básicas de seguridad e higiene para prevenir accidentes.

Garnituras y Botanas

Cuidar tu salud y la de los clientes.

Tu higiene personal es esencial en la atención a los clientes, por ello conserva tu uniforme limpio. Haz con cuidado tus actividades y evita limpiar tus manos en él. No uses anillos, pulseras y cadenas. Tus uñas deben estar recortadas y limpias. Usa el cabello corto o recogido. Si eres hombre rasúrate a diario, si eres mujer y usas maquillaje, que sea discreto. Evita esmalte en las uñas. Nunca fumes o comas en horas de trabajo.

Manejo higiénico de los alimentos

Para conservar la higiene de los alimentos, limpia el área donde prepararás las garnituras. Lava y desinfecta las frutas y verduras. Al cortarlas utiliza tablas de policarbonato, que es un tipo de plástico, así evitas que los clientes contraigan una infección con algún alimento contaminado.

Lava y seca la cristalería por ningún motivo uses un vaso sin secar. Se te podría caer y ocasionar un accidente. Colocalos boca arriba, así impedirás que se contamine el borde. Agarrarlos por el cuerpo, no por el borde. Nunca dejes objetos en el hielo de servicio ya que lo contaminan.

Para cuidar tu seguridad y la de tus clientes, verifica que el equipo y los utensilios de trabajo estén en buenas condiciones y funcionen correctamente. Revisa cables y contactos, si tienen algún daño coméntalo con tu supervisor.

Mantén la barra despejada y en orden. Limpia y seca constantemente el piso y la barra. Además usa calzado antiderrapante, así evitas caídas que puedan provocar algún daño.

Si te cortas, aléjate de los alimentos. Lava la herida y desinféctala, si no deja de sangrar avisa tu supervisor y visita al médico.

Evita manipular bruscamente las botellas con bebidas gaseosas, podrían explotar y provocarte una lesión. Estas medidas te ayudarán a prevenir situaciones de riesgo, llevarlas a cabo para complementar tu desempeño laboral.

Garnituras y Botanas

Normas de atención al cliente

La clave del éxito de tu lugar de trabajo, además de la buena elaboración de las bebidas, es que tus clientes se sientan cómodos y bien atendidos, esto implica cortesía y servicio.

Considera los siguientes puntos para hacer cortés con tus clientes:

  • Salúdalos únicamente de palabra. Sólo en caso de que alguno te ofrezca su mano estréchala sin tanta fuerza.
  • Dirígete a ellos de usted. Si alguien te pide que le hables de tu, hazlo sólo con él.
  • Háblales con un volumen moderado de manera clara y amable, sin usar palabras informales.
  • Observa discretamente sus movimientos, gestos y miradas para que identifiques cómo y en qué momento puedes acercarte a ellos para hablarles.
  • Evita interrumpirlos cuando comen o hablan con otros.
  • Se imparcial, trata a todos con el mismo respeto.

Para ofrecer un buen servicio, concéntrate en tu trabajo, sin escuchar ni intervenir en las conversaciones de los clientes. Si alguno desea platicar contigo, hazlo con cautela considerando siempre su punto de vista y evitando discusiones. Pero no dejes de hacer tu trabajo.

Atiéndelos lo más pronto posible, si estás muy ocupado diles que te esperen un momento y enseguida los atiendes.

Evita masticar chicle, ingerir alimentos o bebidas cuando estés trabajando. Ten siempre una postura de servicio, evitando meter las manos en los bolsillos, cruzar los brazos apoyar tus codos en la barra o recargarte en las paredes.

Aprovecha los tiempos muertos para limpiar tu espacio, preparar zumos, garnituras y bebidas más solicitadas.

Toma en cuenta estas normas te ayudarán a ofrecer un servicio profesional, responsable y eficiente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí