Infusión de caléndula

Junto con el aloe vera y la bardana, la infusión de caléndula es una de las plantas más adecuadas para aliviar las enfermedades de la piel. Conozca los beneficios que puede aportar a su piel y otras propiedades medicinales.

Como veremos a lo largo de este artículo, existen muchas aplicaciones y métodos para preparar las caléndulas. A continuación enumeramos los métodos más comunes para que sepas cómo usarla y varias formas de preparar esta planta según el problema de salud que quieras tratar.

Una infusión puede ser simple o mixta. En la infusión mixta, la caléndula se complementa con otras plantas para potenciar un determinado efecto. Se recomienda beber dos o tres tazas al día de la infusión de caléndula seca, en la que se utilizan las flores y las hojas.

La caléndula macerada en aceite (para elaborar caléndula oleica), es muy eficaz en el caso de quemaduras y otras enfermedades de la piel. También se pueden preparar ungüentos, cremas, geles de ducha y desinfectantes de manos que contengan sus extractos.

Infusión de caléndula

Infusión de caléndula

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de caléndula
  • Miel de azahar, al gusto

Infusión de caléndula

Cómo preparar Infusión de caléndula

  1. Poner a hervir el agua en un recipiente.
  2. Cuando comience a hervir, añadir la caléndula.
  3. Revolver y retirar del fuego.
  4. Tapar el recipiente y dejar reposar durante 4 minutos.
  5. Colar.
  6. Servir y endulzar a su gusto con la miel.

Deja un comentario

Recetas Populares

Scroll al inicio