Gelatina casera de zumo de frutas

En este artículo de hoy te comparto una receta muy sencilla: Gelatina casera de zumo de frutas. Esta gelatina es realmente fácil de hacer y además sólo utilizarás dos ingredientes: zumo de frutas y gelatina. Si quieres que sea algo más dulce puedes agregar una o dos cucharadas de azúcar, pero para mi gusto es suficiente con el dulzor del zumo.

Siempre que pueda prefiero evitar los sabores artificiales, los colorantes y otros aditivos, así que esta receta es una idea perfecta. La falta de colorantes artificiales trae como resultado que los colores de esta gelatina no sean tan llamativos como las de las cajas que compramos en el supermercado, pero la nota de color se la puedes añadir al decorarla con unos pequeños dados de fresas y melocotones.

Gelatina casera de zumo de frutas

Rara vez soy tan específico acerca de las marcas que debe utilizar para una receta, pero la gelatina viene con un montón de indicaciones diferentes y la cantidad de líquido que necesitas para obtener una gelatina perfecta varía de una marca a otra. En esta receta utilicé las láminas de gelatina Dr. Oetker.

Otras recetas con gelatina fáciles de hacer >> Shots de gelatina

Si la gelatina que tienes es de una marca diferente deberás adaptar la receta según las indicaciones del fabricante. También te recomendaría hacerlas el día anterior para garantizar que la gelatina esté bien cuajada.

Gelatina casera de zumo de frutas

Ingredientes

  • 400 ml de zumo de fruta
  • 4 láminas de Gelatina

Gelatina casera de zumo de frutas

Preparación

  1. Llena un recipiente con agua fría y coloca las láminas de gelatina hojas. Debes ir echándolas una a una para que no se peguen.
  2. Espera al menos 5 minutos para que se ablanden.
  3. Mientras tanto, calienta el zumo de fruta en un cazo a fuego lento. Deja que se caliente pero no que hierva.
  4. Una vez que esté caliente retira el cazo del fuego.
  5. Cuando las láminas de gelatina se hayan ablandado, sácalas del agua fría y exprímelas para retirarles el exceso de líquido.
  6. Échalas en el zumo caliente y revuelve hasta que se hayan derretido.
  7. Vierte la gelatina en las jarras.
  8. Ponlas en la nevera para que se enfríen.
  9. Refrigera hasta que la gelatina esté firme, tarda alrededor de 2 horas.
  10. Retira de la nevera en el momento de servirlas.

Puedes decorar la gelatina con algunos pedazos de frutas que combinen con el sabor de la gelatina, lo que también le dará un colorido muy agradable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí