lasaña de pollo

Esta exquisita lasaña de pollo en mini cocotte, te sorprenderá por su simple preparación y su original presentación.

He optado por prepararla en raciones individuales ya que es más cómodo a la hora de servir la mesa y además evitas que la lasaña se deshaga al cortarla.

La lasaña ​es un plato griego-italiano consistente en láminas de pasta alternas, con salsa de tomate o con bechamel, queso y que acepta todo género de relleno ya sean verduras, pescados o carnes.

lasaña de pollo

Me fascina la cocina italiana y la pasta es de mis ingredientes preferidos, puesto que tiene muchas opciones en el momento de preparar un buen plato, y si tienes tiempo de prepararla fresca en casa mucho mejor.

Como ya he dicho otras veces me encanta la lasaña, me atrae lo mejor de este planeta, creo que es el mejor plato con pasta que existe en este mundo. Eso sí, debe ser una lasaña cremosa, con una cantidad esencial de bechamel y salsa de tomate, a fin de que no quede seca y pastosa…

Otras recetas de pasta fáciles de hacer >> Canelones de espinacas

Podéis amoldar la receta para hacer una lasaña grande si no tenéis estas cazuelitas o bien si de forma directa no os resulta interesante adquirirlas y deseáis hacerla para todos en casa.

Cómo preparar lasaña de pollo en mini cocotte

Ingredientes

Para ​la lasaña y su relleno:

  • 1 apio
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 500g de carne de pollo picada
  • 400g de tomate triturado
  • Un vaso de vino blanco ​
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Queso Parmesano
  • Aceite de Oliva ​
  • Láminas de lasaña ​

Para la bechamel:

  • 1 litro de leche
  • ​50g de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva ​ ​​
  • 60g de harina de trigo
  • Nuez moscada
  • Sal

lasaña de pollo

Preparación

Para el sofrito:

  1. Trocea el apio, la cebolla y las zanahorias.
  2. En una sartén calienta el aceite y rehoga las verduras troceadas.
  3. Añade el pollo y el vino blanco.
  4. Remueve hasta que la carne esté cocinada.
  5. Agrega el tomate triturado, el orégano, la sal y la pimenta.
  6. Cocina a fuego medio hasta que se reduzca la salsa.

Prepara las láminas de lasaña según las indicaciones del fabricante. ​

Para la bechamel:

  1. Tamiza la harina.
  2. Pon a calentar la leche.
  3. En un cazo funde la mantequilla a fuego bajo.
  4. Agrega el aceite.
  5. Añade la harina y remueve con una cuchara de madera hasta que tome color.
  6. Vierte la leche hirviendo y aparta el cazo del fuego.
  7. Remueve continuamente hasta que desaparezcan todos los grumos.
  8. Vuelve a poner el cazo al fuego y sin parar de remover agrega la sal y la nuez moscada.
  9. Retira del fuego.

Montaje de la lasaña:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Corta las láminas de lasaña de acuerdo al tamaño de la mini cocotte.
  3. En cada mini-cocotte coloca una lámina de lasaña.
  4. A continuación distribuye una porción adecuada del relleno.
  5. Vierte un poco de la bechamel.
  6. Coloca otra lámina, relleno y bechamel.
  7. Repite esta operación. Acaba con la capa de bechamel.
  8. Espolvorea el parmesano.
  9. Lleva las mini cocotte al horno durante 20 minutos.
  10. Sírvelas acabadas de sacar del horno.

En poco más de 30 minutos, podrás degustar de un delicioso plato de lasaña de pollo. Si te ha gustado esta receta, no dejes de compartirla en las redes sociales con tus amigos y seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí