risotto de arándanos

Hoy se nos antoja un risotto con un color y sabor deliciosos y sorprendentes. Ideal para preparar a tu pareja en un día señalado o para sorprender a tus amigos con un risotto fuera de lo normal. El risotto de arándanos sorprenderá tanto por su color como por su sabor.
Aunque hay fechas especialmente señaladas en el calendario, siempre es buena ocasión para sorprender a nuestra pareja con una cena romántica, con o sin velas, pero con imaginación en la mesa, cuidado en los detalles, los tonos e inclusive los ingredientes.

Los frutos del bosque tienen un encanto especial y me semejan perfectos para bordar un plato o bien para protagonizarlo.

risotto de arándanos

El risotto es, esencialmente, un arroz melosito. Aunque probablemente que si charláramos con un italiano; nos afirmaría que el risotto tiene que extenderse en el plato mas no puede estar ni caldoso ni suelto.

Son varios los aspectos que influyen para preparar este plato. El primero es el arroz, el más recomendable es el arborio; aunque cualquier arroz de grano redondo es válido.

El caldo tiene que estar caliente, a punto de ebullición. Se puede ir añadiendo en tandas al arroz. Este debe removerse mientras que se cuece, con lo que se logra que el arroz suelte el almidón y se vayan uniendo los granos.

Otras recetas de arroz fáciles de hacer >> Arroz con champiñones y gambas

El último toque es mezclarlo con un queso. El gorgonzola dulce que vamos a usar es un queso fuertecillo. Parecido al brie por textura y al azul por sabor. Hay que tener precaución cuando elegimos esta clase de queso pues hay una versión picante que es demasiado fuerte para esta receta.

El otro gran ingrediente son los arándanos. Un fruto colorado que se puede consumir deshidratado. Últimamente está muy de tendencia en nuestra cocina, si bien en países como Alemania, R. Unido o Estados Unidos son muy frecuentes y están presentes en sus recetas más tradicionales. El sabor ácido combina perfectamente con el sabor suave del arroz y el picante del queso.

Cómo preparar el risotto de arándanos

Ingredientes

  • 1½ litro de caldo de verduras
  • 100g de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 300g de arroz
  • ½ taza de vino blanco
  • 100g de arándanos
  • Queso Parmesano rallado
  • Sal

Preparación

  1. En una olla pon a calentar el caldo de verduras.
  2. Pela la cebolla y córtala a la juliana.
  3. En una paellera o en una sartén grande funde la mitad de la mantequilla. risotto de arándanos
  4. Agrega la cebolla y rehógala.
  5. Añade el arroz y remueve durante 2 ó 3 minutos para que no se pegue.
  6. Espolvorea un poco de sal por encima del arroz.
  7. Vierte el vino y deja que se evapore.
  8. Reserva algunos arándanos para el final y agrega el resto al arroz. Verás que a medida que se vaya cociendo el arroz, los arándanos se deshacen y sueltan su jugo que será el que le trasmita el sorprendente color a esta receta.
  9. Incorpora un chorro del caldo y remueve hasta que se evapore el caldo.
  10. Repite esta acción tantas veces como sea necesario hasta que el arroz ya esté hecho. El caldo debe estar caliente.
  11. Una vez cocido el arroz incorporamos el resto de la mantequilla y removemos.
  12. Retíralo del fuego y  agrega el parmesano.
  13. Remueve hasta que esté completamente integrado con el arroz.
  14. Adorna con los arándanos que reservaste.
  15. Sirve inmediatamente.

Este es un plato idóneo para acabado de preparar, pues el risotto no puede aguardar. Con lo que no es conveniente hacer esta receta si tendremos invitados…por si quizás llegan tarde!!

Consejos

Puedes acompañar el risotto de arándanos con una ensalada de lechugas frescas y variadas. Y en cuanto al vino, a mí me gusta maridarlo con un vino blanco bien fresquito. Es una combinación perfecta.

Si te ha gustado esta receta italiana, te invito a que des clic en los botones de redes sociales y la compartas con tus amigos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí