Patatas de Hasselback

Esta receta sueca se llama patatas de Hasselback, nombre del restaurante donde se creó y que se encuentra en una isla al Este de Estocolmo. Es un plato muy sencillo de patatas asadas enteras, el detalle que las hace diferentes es el tipo de corte que se les hace que al hornearse se abren como un acordeón y al llevar mantequilla y aceite de oliva, la piel queda crujiente mientras que el centro se vuelve suave y cremoso.

Si te gustan las patatas asadas y no has probado una patata de Hasselback, entonces te recomiendo que deberías hacerlo ya porque son muy fáciles de hacer y su sabor es maravilloso, único, quizás sea esta razón principal por la que prefiero estas patatas de Hasselback, su sabor.

Antes de hornearlas se bañan con una mezcla de mantequilla y aceite de oliva, que añaden un delicioso sabor, pero lo importante aquí son las ranuras que se hacen en la patata. El cortar las ranuras antes de hornear, permite que la mantequilla y el aceite de oliva impregnen la patata y le den sabor.

Patatas de Hasselback

La otra ventaja es que permite que la patata se cocine más fácilmente en el centro.

Otras recetas de patatas fáciles de hacer >> Patatas fritas estilo Foster’s Hollywood

Normalmente las utilizo como guarnición, sin embargo, en otras oportunidades le he agregado un relleno de jamón y queso que funciona brillantemente. También puedes acompañarlas de una salsa alioli y tampoco te arrepentirás.

Cómo hacer Patatas de Hasselback

Ingredientes

  • 4 patatas medianas, preferiblemente escoge las que tengan una forma ovalada.
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 20 g de mantequilla
  • sal y pimienta

Patatas de Hasselback

Preparación

  1. Precalienta el horno a una temperatura de 200°C.
  2. Con un cuchillo afilado comienza a cortar las ranuras en las patatas. Estos cortes deben hacerse a una distancia aproximada de medio centímetro uno de otro y lo más importante es que el corte no llegue hasta abajo, de lo contrario la papa se caerá a pedazos y entonces la receta perderá parte de su encanto. Un truco que me funciona de maravillas es colocar la patata encima de una cuchara de servir, así el borde de la cuchara impide que el cuchillo llegue hasta el final.
  3. Coloca las patatas en una bandeja de hornear.
  4. Riega con el aceite de oliva todas las patatas.
  5. Sazona con sal y pimienta a tu gusto.
  6. Añade la mantequilla distribuyéndola por toda la parte superior de cada patata.
  7. Hornea durante 40 minutos.
  8. Pasado este tiempo comprueba con un cuchillo si las patatas están blandas en el centro, si no lo están las vuelves a meter de nuevo al horno durante un poco más de tiempo.
  9. Una vez que estén blandas en el centro las retiras del horno.
  10. Sírvelas caliente.

Si te han gustado esta receta de patatas de Hasselback, compártela en las redes sociales con tus amigos y seguidores. Seguramente a más de uno le gustará probarlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí