Profiteroles con relleno y baño de chocolate

Hoy te comparto una riquísima y dulcísima receta de profiteroles con relleno y baño de chocolate, este crujiente postre no es más que una pequeña bola de masa choux, rellena con mousse de chocolate con leche y cubierta con un delicioso sirope de chocolate negro y por encima de este sirope de caramelo.

Hace unas semanas fui invitado por unos amigos para probar unos profiteroles que habían hecho y me desafiaron a crear una nueva versión. Me gusta un buen desafío por lo que no podía negarme así que llegando a casa me puse manos a la obra. Pensé que, a pesar de lo delicioso que es un simple mousse de chocolate, no quería que sólo un mousse fuera la diferencia con los profiteroles del desafío, necesitaba algo más impactante.

Una semana más tarde hice unos profiteroles rellenos de mousse de chocolate y comencé mis experimentos con las coberturas. Al final me decidí por bañarlos con un sirope de chocolate negro y encima de este un poco de sirope de caramelo, y es que al probarlos eran perfectos.

Profiteroles con relleno y baño de chocolate

He probado diferentes recetas de masa choux pero nunca he estado del todo satisfecho con el resultado, así que probando, di con una receta que funcionó muy bien y es la que he seguido haciendo. Ahora, te confieso que en muchas ocasiones compro los profiteroles semielaborados y como solo tengo que rellenarlos y decorarlos, acabo el postre rapidísimo. La pasta choux también la puedes hacer el día anterior y guardarla en un recipiente hermético en la nevera.

El sirope de chocolate negro es una variante del que mi madre hace para cubrir el helado. La adición de una pequeña cantidad de mantequilla y del Golden Syrup al chocolate derretido ayuda a mantenerlo suave y le da un hermoso brillo sin necesidad de templar el chocolate.

El sirope de caramelo y el mousse de chocolate son recetas que he estado haciendo durante años. En la nevera siempre tengo sirope de caramelo guardado en un frasco esterilizado pues lo utilizo mucho para hacer el relleno de bombones, para los cupcakes y para otros muchos postres.

Otras recetas de dulces fáciles de hacer >> Pasteles de hadas

Con estas cantidades de ingredientes te deben salir 6 profiteroles, yo siempre calculo 2 por persona. Recuerda que para incrementar la cantidad solo tienes que multiplicar cada ingrediente por 2 si quieres el doble o por 3 si quieres el triple.

Profiteroles con relleno y baño de chocolate

Ingredientes

Para el Mousse de chocolate con leche

  • 170 g de chocolate con leche
  • 7 claras de huevo
  • 1/4 cucharadita de jugo de limón
  • 40 g de azúcar en polvo

Para la masa choux

  • 50 g de mantequilla sin sal
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 80 g de harina de trigo
  • 2 huevos grandes
  • 125 ml de agua

Para el sirope de caramelo

  • 30 g de azúcar
  • 10 g de mantequilla sin sal (2 cucharaditas)
  • 20 ml de natas 35% materia grasa (puede sustituirse por 10 ml de nata doble más 10 ml de leche entera)

Para el sirope de chocolate

  • 50 g de chocolate negro al 70%
  • ½ cucharada de Golden Syrup
  • ½ cucharada de mantequilla sin sal

Profiteroles con relleno y baño de chocolate

Preparación

Mousse de Chocolate

  1. Pon el chocolate con leche en un cazo y cocina a fuego muy bajo hasta que se haya derretido. También se puede derretir el chocolate en un baño maría o en el microondas.
  2. Revuelve regularmente para asegurarte de que el chocolate no se pegue al fondo y se queme.
  3. Retíralo del fuego tan pronto como se haya derretido.
  4. Separa las yemas y las claras de los 7 huevos.
  5. En un bol coloca las siete claras de huevo junto con el jugo de limón.
  6. Bate las claras de huevo hasta que formen unos picos suaves.
  7. Agrega el azúcar y bate hasta que la clara de huevo quede a punto de nieve, que es cuando levantas la batidora y el merengue mantiene su forma.
  8. Vierte el chocolate derretido en un bol.
  9. Añade un tercio de las claras de huevo.
  10. Bate la clara de huevo y el chocolate tan rápido como puedas hasta que ambos ingredientes estén completamente integrados.
  11. Añade la clara de huevo restante y envuelve en el chocolate, suavemente con una paleta, hasta que estén totalmente combinados.
  12. Cubre el bol con film transparente.
  13. Coloca en la nevera durante dos horas por lo menos.

Masa Choux

  1. Pon a precalentar el horno a 180ºC.
  2. Forra la bandeja de horno con papel de hornear o con una lámina de silicona.
  3. Tamiza la harina sobre una hoja de papel de hornear (esto facilitará el vertido en la mezcla más tarde).
  4. Pon en un cazo la mantequilla, la sal, el azúcar y el agua.
  5. Calienta a fuego medio-alto hasta que la mantequilla se haya derretido y la mezcla esté hirviendo.
  6. Vierte la harina en la mezcla de mantequilla y revuelve lo más rápido posible hasta que se haya formado una masa homogénea.
  7. Continúa removiendo vigorosamente durante 2 minutos.
  8. Retira del fuego y coloca en un bol.
  9. Bate la masa con una batidora eléctrica durante unos minutos hasta que se haya enfriado.
  10. Agrega los dos primeros huevos y bate la mezcla hasta que esté completamente integrada.
  11. Bate el tercer huevo en un recipiente aparte.
  12. Añade este huevo batido, poco a poco, a la mezcla batiendo bien después de cada adición hasta que tenga la consistencia correcta que es cuando al levantar las batidoras, la masa escurre de ellas en un chorro constante, sin embargo, todavía debe poderse ver el patrón que dejan las batidoras en la superficie de la masa que está en el recipiente.
  13. Coloca la mezcla en una manga pastelera con la boquilla redonda o en una bolsa plástica cortando una esquina del extremo inferior.
  14. Apretando la manga pastelera ve haciendo los profiteroles directamente sobre la bandeja de hornear. Debes dejar un espacio de aproximadamente 2 cm entre ellos, si los pones demasiado juntos terminarán pegándose.
  15. Si quieres redondear los profiteroles solo tienes que humedecerte el dedo y aplastar suavemente las áreas puntiagudas que se formaron al retirar la manga pastelera.
  16. Coloca en el horno durante 25-30 minutos, hasta que estén dorados. Un consejo para saber si están cocinados es levantarlos. Si están cocinados, se sentirán muy leves, como una pelota de ping-pong. Si todavía se sienten un poco de pesados, los vuelves a meter en el horno un par de minutos más y comprueba de nuevo.
  17. Una vez listos, perfora el fondo de cada uno de los profiteroles con una brocheta. Esto ayudará a que se sequen mejor y queden más crujientes.
  18. Pásalos a una rejilla para que se refresquen.

Sirope de caramelo

  1. Mide todos los ingredientes y ponlos en tazones separados (el azúcar, la mantequilla y la nata).
  2. Corta la mantequilla en cubos pequeños (esto te ayudará a que se incorpore rápidamente).
  3. Pon el azúcar en un cazo y extiéndela uniformemente por el fondo.
  4. Coloca a fuego medio.
  5. No muevas el azúcar hasta que empiece a derretirse.
  6. Una vez que haya comenzado a derretirse, muévelo suavemente con una espátula para animar a que cualquier azúcar no derretido se funda con el resto.
  7. Una vez que todo el azúcar se haya derretido, sigue mezclando suavemente hasta que se haya vuelto de color marrón claro.
  8. Tan pronto como el caramelo se haya vuelto marrón claro, agrega con cuidado la mantequilla batiendo rápidamente hasta que se haya derretido y esté completamente integrada.
  9. Apaga el fuego y añade la nata, batiendo rápidamente hasta que se mezcle.
  10. Si hay pequeños cristales de azúcar utiliza un colador metálico para eliminarlos.
  11. Colócalo en un recipiente y espera a que se enfríe.

Sirope de chocolate negro

  1. Pon el chocolate negro, la mantequilla y el Golden Syrup en un cazo.
  2. Calienta a fuego lento hasta que el chocolate y la mantequilla se hayan derretido.
  3. Continúa removiendo para asegurarte de que el chocolate no se queme.
  4. Una vez que todo se haya derretido, retira del fuego y coloca en un recipiente pequeño.

Armar los profiteroles

  1. Verifica que el sirope de caramelo esté a temperatura ambiente.
  2. Rellena la manga pastelera con mousse de chocolate.
  3. Inserta cuidadosamente la boquilla en la parte inferior de cada uno de los profiteroles y llénalos.
  4. Sumerge la parte superior de los profiteroles en el sirope de chocolate negro.
  5. Colócalos en una fuente y báñalos con el sirope de caramelo.
  6. Ya están listos para servirlos.

Además de bañar los profiteroles con relleno, ya sea con los siropes de chocolate y de caramelo, puedes poner unos tazones con los siropes para que cada uno bañe los suyos según sus gustos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí