zumo de apio y repollo

Esta nutritiva y saludable receta de Zumo de apio y repollo es muy fácil de preparar. Al estar aderezado con la alcaravea tiene un sabor ligeramente anisado muy agradable.

El apio, además de su alto contenido en vitaminas A y C, aporta a nuestro organismo sodio (imprescindible en la producción de sudor, saliva y jugos gástricos, en la conducción de los impulsos nerviosos que regulan las contracciones musculares y en el mantenimiento de la flexibilidad de los vasos sanguíneos), magnesio y hierro.

Por su parte, el repollo – como todas las coles, en general – actúa como laxante, remineralizante, antiinfeccioso y reforzador hepático, por lo que su consumo habitual favorece el buen estado de la epidermis y la defensa general del cuerpo ante los catarros y avitaminosis.

Al aderezarlo con alcaravea, se consigue paliar las posibles molestias gástricas que la fermentación del repollo puede provocar en los organismos delicados. La alcaravea o comino del prado tiene un sabor algo parecido a una mezcla de comino y anís. Entre sus beneficios se puede mencionar que evita la flatulencia, ayuda a la digestión y regula el tránsito intestinal.

Y no hay que olvidar que por su alto contenido en vitamina C, durante varios siglos, los marinos holandeses incluían toneles de choucroute (col fermentada) en las bodegas de los barcos en los que viajaban al Océano Indico y al Océano Pacífico para defenderse del escorbuto.

Al ser un vegetal verde, el zumo de repollo tiene un alto contenido mineral. Como tal, ayuda a fortalecer la piel y su dosis de vitamina C aumenta la inmunidad.
El zumo de repollo es una excelente fuente de vitamina K y C, que ayudan a combatir los radicales libres. Los radicales libres son la principal causa de enfermedades como el cáncer y los problemas cardíacos. Estas vitaminas también son esenciales para mantener los folículos pilosos saludables y fortalecer el cuero cabelludo.
Tanto la col morada como la verde son ricas en silicio y azufre, los minerales de la belleza. El azufre está particularmente presente en cada célula, ya que es responsable de atraer la nutrición y eliminar los residuos de las células. Esto es lo que se llama ósmosis. Para una piel limpia, es necesario tener una buena ósmosis.
zumo de apio y repollo

Mis utensilios de cocina favoritos para hacer esta receta:

  • CUCHARAS DE MEDIDAS: Tengo que tener a mano un juego de cucharas medidoras de metal. Las de plástico no duran mucho en nuestra casa.
  • BATIDORA: La utilizo en muchísimas recetas, pero me es imprescindible para preparar zumos, batidos y smoothies.

Zumo de apio y repollo

Ingredientes

  • 200 gramos de apio (un tallo debe ser suficiente)
  • 200 gramos de repollo (más o menos 1/4 del repollo
  • 1 cucharada de sal
  • 1/4 de cucharadita de sal fina (optativo)
  • 1/10 cucharadita de alcaravea en polvo (puede sustituirse por comino, hinojo o anís)
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen por ración

zumo de apio y repollo

Cómo preparar zumo de apio y repollo

  1. Cortar la base del tallo de apio, separar las capas y lavarlas bien bajo el chorro de agua fría.
  2. Escurrirlas, cortarlas en trozos regulares con un cuchillo afilado. Las hebras exteriores, que son más duras, se extraen tirando de ellas y se desechan.
  3. Lavar el repollo, sumergiéndolo unos instantes en un recipiente con abundante agua fría y un poco de sal gorda o de vinagre – para que se desprendan los pequeños insectos albergados en la planta.
  4. Escurrirlo bien y quitarle el exceso de agua envuelto en un paño limpio de cocina, presionándolo ligeramente.
  5. Colocar todos los ingredientes, excepto el aceite de oliva, en la batidora y bate durante 3-5 minutos o hasta que sea una mezcla homogénea sin tropezones.
  6. A la hora de servir coloca junto al vaso un recipiente con el aceite de oliva, para que cada cual aderece su ración de zumo a su gusto.
Resumen
recipe image
Nombre
Zumo de apio y repollo
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo Total

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí