Caldo Gallego

Caldo Gallego

El caldo gallego es un plato tradicional de Galicia. Esta región española destaca por su magnífica gastronomía con sus contundentes platos elaborados con productos autóctonos.

Galicia mantiene muchas de sus tradicionales recetas gracias a sus pescadores y a las pequeñas granjas, donde las parcelas familiares de verduras y los rebaños de vacas lecheras salpican el paisaje.

El caldo gallego es uno de los platos emblemáticos de la región y se come en cualquier época del año porque es delicioso, nutritivo y una gran forma de calentarse.

Caldo Gallego

Otras recetas fáciles de hacer: <<Desayunos con huevo>> <<Pollo a la barbacoa>>

El caldo gallego es una receta muy versátil, cada cual lo puede adaptar a su gusto. Hay varios ingredientes que siempre tiene que tener el caldo gallego y son el unto, el lacón, las habas, las patatas y los grelos. Los grelos son las hojas de nabo recogidas justo antes de la floración de la planta. Si no encuentras grelos puedes sustituirlos por berzas.

Los frijoles blancos debes cubrirlos con agua y dejarlos en remojo por lo menos 8 horas, aunque lo mejor es dejarlos durante toda la noche. No te voy a engañar, varias veces he hecho el caldo gallego con los frijoles blancos cocidos que vienen en frascos y que venden en el supermercado. Es mucho más rápido y la diferencia no es mucha.

Caldo Gallego

Ingredientes

  • 250 gramos de frijoles blancos dejados en remojo desde la noche anterior
  • 4 litros de agua
  • 1 hueso de jamón (o lacón)
  • 1 hueso de ternera (o costilla de res)
  • 50 gramos de unto de cerdo
  • 300 g de panceta
  • 800 g de grelos
  • 600 g de patatas
  • sal al gusto

Caldo Gallego

Cómo hacer el Caldo Gallego

  1. Enjuague los frijoles blancos que tenía en remojo.
  2. En una olla, vierta 4 litros de agua y agregue los frijoles enjuagados, el unto, la panceta, los huesos y una pizca de sal y deje hervir durante 1 hora.
  3. Pele y corte las patatas en trozos no muy grandes.
  4. Cuando los frijoles estén casi blandos (entre 30 y 45 minutos dependiendo del tipo de frijol), retire los huesos, el unto y la panceta y reserve en un plato.
  5. Añada los trozos de patata y continúe hirviendo a fuego lento durante unos 10 minutos.
  6. Ponga a hervir otra olla con 1 litro de agua.
  7. Lave y corte los grelos.
  8. Coloque los grelos cortados en el agua hirviendo y deje hervir durante 5 minutos. Así se reduce su amargor característico.
  9. Prepare un tazón con agua bien fría.
  10. Escurra los grelos escaldados y coloque inmediatamente en tazón con agua fría.
  11. Escurrir los grelos y añadirlo a la olla con los frijoles y las patatas.
  12. Agregue los huesos, el unto y la panceta que tenía reservados.
  13. Cocine a fuego lento hasta que todos los ingredientes estén bien cocinados, unos 15 minutos.
  14. Rectifique la sal y ajuste a su gusto.
  15. Sirva el caldo gallego bien caliente.

¿Cuántos días puedo guardar el caldo gallego?

En el refrigerador y guardado en un recipiente hermético se mantiene en perfectas condiciones hasta 5 días.

¿Cómo sé que los grelos están frescos?

Debes fijarte en que las hojas sean de un color verde intenso, brillantes y que no tengan manchas amarillas. La temporada de recolección es de enero a marzo.

Leave a Comment