Costillas a la barbacoa

Es hora de encender la parrilla con los amigos para hacer estas apetitosas costillas a la barbacoa estilo coreano. Llenas de sabor, son la combinación perfecta de dulce, salado y picante. Estas Costillas a la barbacoa quedan perfectamente cocinadas y caramelizadas después de pasar por la parrilla.

Para ser sincero, nunca he sido bueno cocinando unas costillas. Nunca hice costillas que estuvieran perfectamente cocinadas, siempre me quedaban o muy crudas o chiclosas y duras. Eso fue así hasta que me dieron esta receta de costillas a la barbacoa estilo coreano que hoy quiero compartir con ustedes.

Para que queden perfectas las costillas o cualquier otra cosa que vayas a grillar, primero tienes que conocer la parrilla. Nosotros tenemos la parrilla de carbón tradicional, pero aunque vayas a usar una de gas propano o un ahumador, sigue siendo el mismo. Hay que aprender cuales son los puntos calientes y los puntos fríos. Típicamente, se aprende por las malas: ganando experiencia. Una vez que ya sepas jugar con la temperatura, estás listo para hacer unas deliciosas costillas.

Otra receta de costillas << Costillas de res al horno >>

Antes de usar una parrilla de gas tradicional, nos gusta hornear nuestras costillas en el horno primero. Ya sea que estemos comiendo las costillas de inmediato, llevándolas a la piscina y usando sus parrillas o llevándolas a acampar, cocinarlas primero en el horno bajo y lento nos permite un poco más de versatilidad.

Al hornearlas durante 4 horas, bien envueltas en papel de aluminio, a baja temperatura ya estarán cocinadas. Pero todavía necesitan su paso por la parrilla para obtener un sabor más profundo, el de la barbacoa. Nos encanta el verdadero sabor de las costillas, así que solamente las cocinamos con un poco de sal y pimienta en el horno y después la salsa y otros condimentos cuando se van a poner en la parrilla.

Costillas a la barbacoa 1

Después de que gran parte de la grasa se ha desprendido en el horno, las cubrimos con la salsa y las colocamos en la parrilla caliente, dejándola caramelizar y desarrollando esas pequeñas y sabrosas puntas y bordes carbonizados donde descansa el sabor adicional.

A casi todos mis amigos les encantan las costillas de barbacoa, y siempre nos inclinamos por el cerdo en vez de la carne de res. Como normalmente usamos la salsas de barbacoa más tradicionales, quise cambiarlas por una salsa más dulce y picante. Decidí hacer una salsa de barbacoa coreana porque es una de mis favoritas y bastante fácil de hacer también. También le permite disfrutar de la integridad del sabor de la costilla mientras disfruta del toque justo del sabor de la barbacoa coreana.

Aunque el verano es la temporada de las barbacoas en nuestra casa, en esta época natalicia también las hacemos a cada rato, cuando el buen tiempo nos deja y aquí, en el Algarve, los días de sol abundan en invierno.

¿Cómo se hacen las costillas a la barbacoa estilo coreano?

  • Precaliente el horno a 120ºC.
  • Forre una bandeja de horno con papel de aluminio.
  • Sobre un pedazo grande de papel de aluminio, coloque las costillas y sazone toda la pieza con sal y pimienta (u otro condimento deseado).
  • Una vez aliñado, envuelva las costillas en el papel de aluminio para que queden completamente cubiertas.
  • Coloque las costillas envueltas en la bandeja preparada y lleve al horno.
  • Hornee durante 4 horas o hasta que esté bien cocinado.
  • En lo que se hornean las costillas, haga la salsa de barbacoa coreana y reserve.
  • Una vez que las costillas estén listas, saque la bandeja del horno y retire el papel de aluminio que cubre las costillas.
  • Cubra la parte superior de las costillas con la salsa de barbacoa coreana que había reservado.
  • Precaliente la parrilla a 180ºC.
  • Coloque las costillas sobre la parrilla caliente con la parte superior hacia abajo.
  • Cubra la otra parte de las costillas con la salsa de barbacoa coreana.
  • Deje cocinar las costillas durante unos 10 minutos o hasta que hayan alcanzado el color deseado con la caramelización de la salsa y el comienzo de la carbonización. Verifique a los 5 minutos levantando suavemente el borde de las costillas.
  • Cuando ya estén listas, voltee las costillas y agregue más salsa a la parte superior.
  • Cocine por otros 5-10 minutos.
  • Retire y deje reposar unos 5 minutos.
  • Con unas pinzas, agarre firmemente las costillas y corte entre cada hueso con un cuchillo afilado.

Costillas a la barbacoa estilo coreano

Ingredientes

  • 1 taza de salsa de soja
  • 3/4 taza de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de ajo triturado
  • 1 cucharada de vinagre de vino de arroz
  • 1 cucharada de Sriracha
  • 1 cucharadita de jengibre fresco recién rallado
  • 1 cucharadita de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de salsa de chile dulce
  • 1 cucharada de agua
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 pieza entera de costillas de cerdo (debe tener entre 12 y 16 costillas)
  • sal y pimienta al gusto para aliñar las costillas

Costillas a la barbacoa

Cómo preparar Costillas a la barbacoa

  1. Precaliente el horno a 120ºC.
  2. Forre una bandeja de horno con papel de aluminio.
  3. Sobre un pedazo grande de papel de aluminio, coloque las costillas y sazone toda la pieza con sal y pimienta (u otro condimento deseado).
  4. Una vez aliñado, envuelva las costillas en el papel de aluminio para que queden completamente cubiertas.
  5. Coloque las costillas envueltas en la bandeja preparada y coloque en el horno.
  6. Hornee durante 4 horas o hasta que esté bien cocido (el hueso de la costilla debe tener más o menos 1 cm expuesto y parte de la carne debe separarse del hueso).
  7. En lo que se hornean las costillas, se hace la salsa de barbacoa coreana.
  8. En un cazo pequeño, mezcle la salsa de soja, el azúcar moreno, el ajo triturado, el vinagre de vino de arroz, la Sriracha, el jengibre, el aceite de ajonjolí, la pimienta negra y la salsa de chile dulce.
  9. Cocine a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir.
  10. Mientras la salsa se cocina, mezcle en un tazón pequeño el agua y la maicena. Una vez que la salsa esté hirviendo, reduzca el fuego a medio y añada el agua con la maicena.
  11. Hierva durante 3-5 minutos a fuego medio, revolviendo continuamente.
  12. Retire del fuego y deje que se enfríe.
  13. Vierta la salsa de barbacoa coreana en un frasco con tapa y reserve.
  14. Una vez que las costillas estén listas en el horno, saque la bandeja del horno y retire el papel de aluminio que cubre las costillas.
  15. Cubra la parte superior de las costillas con la salsa de barbacoa coreana que había reservado.
  16. Precaliente la parrilla a 180ºC.
  17. Coloque las costillas sobre la parrilla caliente con la parte superior hacia abajo.
  18. Cubra la otra parte de las costillas con la salsa de barbacoa coreana.
  19. Deje cocinar las costillas durante unos 10 minutos o hasta que hayan alcanzado el color deseado con la caramelización de la salsa y el comienzo de la carbonización. Verifique a los 5 minutos levantando suavemente el borde de las costillas.
  20. Cuando ya estén listas, voltee las costillas y agregue más salsa a la parte superior.
  21. Cocine por otros 5-10 minutos.
  22. Retire y deje reposar unos 5 minutos.
  23. Con unas pinzas, agarre firmemente las costillas y corte entre cada hueso con un cuchillo afilado.
  24. Servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí