durian

¿Beneficios de comer durián?

El durián es una fruta de gran valor alimenticio oriunda del sudeste asiático. Tiene un gusto intenso y agradable, una textura cremosa pero su olor no es muy agradable que digamos. En este artículo también trataremos sobre los beneficios de comer durián.

A pesar del olor acre del durián, el hecho es que el «rey de las frutas» es más popular hoy que nunca, no sólo a nivel nacional, sino también internacional.

China ha aprobado recientemente la importación a gran escala de la fruta congelada de Malasia para saciar el creciente apetito chino por esta gran fruta «caliente» que es el durián.

A medida que esta fruta se convierte en un pilar de la dieta de la nación más poblada del mundo, es conveniente que nos familiaricemos con las propiedades para la salud de esta fruta igualmente querida y despreciada.

Cuando se trata de la mayoría de las frutas, tendemos a confiar en nuestra comprensión del valor nutricional de la fruta. Después de todo, una manzana al día mantiene al doctor alejado, y ¿quién no sabe que los limones y las naranjas están llenos de vitamina C, buena para mantener a raya el escorbuto?

durian

Recetas que te pueden interesar: <<Pollo Frito, crujiente y picante>> <<Chips de col rizada>> <<Tartaletas de frutas>>

Consumir moderadamente Durián

El Dr. Lee Ching Li, dietista de cuidados de salud de la IMU (Universidad Médica Internacional), señala en primer lugar la desafortunada verdad sobre esta apestosa fruta: está llena de calorías. Con un total de 147 calorías por cada 100 gramos, el durián es realmente el rey de las calorías, superando al mangostán, el lichi y la guayaba.

¿El lado positivo del Durián?

El durián no sólo es rico en carbohidratos y grasas, sino que también es rico en varios antioxidantes que pueden promover la salud. Esto significa que si se toma con moderación, puede formar parte de una dieta saludable. Pero si uno se excediera, podría causar más daño que bien.

Lo ideal sería que uno se ciñera a una porción de dos o tres semillas. Dos semillas contienen la misma cantidad de calorías que un plátano grande, mientras que cinco semillas suman un tazón entero de arroz. Lo que significa que si uno se diera un festín con 15 semillas en una fiesta, consumiría el equivalente calórico de tres tazones de arroz.

Y si el durián se come antes o después de una comida, es aún más importante ser consciente de su alta cantidad de calorías, para no comer en exceso y ponerse en riesgo de obesidad o diabetes.

Generalmente, hay algunos grupos que deben ser particularmente conscientes de la cantidad que consumen de esta fruta. Las personas que necesitan o quieren perder peso, los diabéticos y los que tienen altos niveles de colesterol, todos entran en esta categoría. La rica fruta del durián no puede ser consumida como las uvas por estas personas.

Los estudios también han demostrado que el consumo de durián puede aumentar el ritmo cardíaco de las personas sanas.

En las ratas de laboratorio con presión arterial alta (hipertensión), se ha demostrado que aumenta aún más la presión arterial. Por esta razón, las personas con hipertensión pueden tomar algunas precauciones en cuanto a las porciones y la frecuencia de su consumo.

El Dr. Lee también aconseja a las personas que se someten a diálisis que eviten el durián, ya que está lleno de potasio, un mineral que los pacientes de diálisis pueden tener problemas para excretar de su sistema.

¿Pero es el durián realmente «caliente»?

Bueno, resulta que esta observación tiene algo de verdad. Siendo una fruta tan densa en energía y nutrientes, el cuerpo necesita trabajar muy duro para digerir el durián, causando un genuino, aunque ligero, aumento de la temperatura corporal.

durian

¿Qué hay del mito de que mezclar alcohol y durián puede resultar en la muerte?

Aunque no es cierto, el Dr. Lee observa que sustancias que se evaporan fácilmente, como el volátil azufre del durián reducen en realidad la eficacia de una enzima que ayuda a la capacidad del hígado para procesar el alcohol.

Para empeorar las cosas, muchos asiáticos orientales tienen una deficiencia hereditaria de esta enzima. Estos dos factores hacen que comer de esta fruta y beber alcohol sea una mezcla desaconsejable.

En general, el consejo del Dr. Lee es disfrutar del durián con moderación, comiendo lo suficiente para obtener los beneficios de sus ricos nutrientes y antioxidantes, pero no demasiado para que las calorías nos saquen lo mejor de nosotros.

Equilibrar la » temperatura»…

¿Pero qué hay de la perspectiva de la medicina tradicional china (MTC)?

El Dr. Wong Zhi Hang, profesor del Centro de Medicina Complementaria y Alternativa de la IMU, dice que la MTC reconoce al durián como una fruta que puede aportar muchos beneficios al cuerpo, reponiendo el cuerpo y dejando a las personas con una sensación de calor y excitación.

Advierte que en exceso puede «hervir» el cuerpo generando demasiado calor y energía, convirtiéndolo en un alimento «caliente», como mucha gente cree. De hecho, la mayoría de los practicantes de la MTC no recomiendan la ingesta de otros alimentos «calóricos» junto con el durián, ya que aumenta el riesgo de «sobrecalentamiento».

En su lugar, el Dr. Wong confirma que el antiguo hábito malayo de comer durián con mangostán es una buena idea. Ambas frutas promoverán una suave evacuación intestinal ya que son ricas en fibra. El mangostán también es capaz de neutralizar el «calor» del durián ya que es una fruta «fría».

Sin embargo, el durián obtiene el sello de aprobación de la MTC, siempre y cuando se tomen medidas para mantener el cuerpo en equilibrio.

¿Cómo se come el durián?

Suele comerse crudo o en jugos. También se hacen postres como tartaletas, tartas y helados.

¿Dónde puedo comprar durián en Madrid?

En un supermercado asiático que está cerca de Plaza de España, en la calle Leganitos y en otro en la calle Margallo. En Amazon lo puedes encontrar también.

Leave a Comment