Flan de huevo sin gluten y lactosa

Algunas recetas son tan sencillas que a veces te preguntas por qué no las haces siempre. Es por esto que hoy quiero compartirte la receta de Flan de huevo sin gluten y lactosa. Está claro que en una época en la que el tiempo es uno de los bienes más codiciados, la respuesta es evidente.

No obstante, siempre que tengo la oportunidad aprovecho para hacer dulces caseros. Así decido la proporción de ingredientes que más me gusta y, además, siempre encuentro un ingrediente secreto que incorporar a última hora.

Otras recetas de postres fáciles de hacer >> Cupcakes de fresa

¿Estás sorprendido? ¡Es verdad! Con las sustituciones adecuadas, podrá seguir disfrutando de una deliciosa comida reconfortante sin gluten ni lácteos. Puede ser confuso saber qué sustituciones usar cuando se elimina el gluten o los lácteos por primera vez. ¡Y ni siquiera me hagas empezar con el costo de los ingredientes!

Flan de huevo sin gluten y lactosaEsta receta está diseñada sin gluten y sin lácteos, pero si usted come lácteos, siéntase libre de cambiarlos por mantequilla o queso si lo desea.

Flan de huevo sin gluten y lactosa

Ingredientes (8 flanes):

  • 300 ml de leche sin lactosa, o soja, o avena, o arroz
  • 100 g de azúcar
  • 8 cucharaditas de caramelo
  • 3 huevos
  • 1 pizca de canela o cardamomo

Flan de huevo sin gluten y lactosaCómo preparar Flan de huevo sin gluten y lactosa

  1. Batimos los huevos, el azúcar y agregamos la leche y la pizca de canela o cardamomo.
  2. Reservamos esta mezcla en la nevera.
  3. Bueno, para hacer esta receta debemos preparar un baño maría.
  4. Lo más sencillo para mí es hacerlo en el horno, simplemente llenamos de agua un recipiente donde quepan las flaneras.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC y dejamos que el agua comience a calentarse.
  6. Luego colocamos las flaneras dentro del recipiente y horneamos a 120ºC durante unos 15-20 minutos.
  7. En cuanto estén cuajados están listos.

Recuerda disponer en la base de cada flanera una cucharadita de caramelo, y sí, el comprado también vale…

  1. Disponemos una cucharadita de caramelo en la base de cada flanera y luego vertemos el líquido que habíamos reservado en la nevera y rellenamos casi hasta arriba.
  2. Horneamos hasta que cuajen y los retiramos del horno.
  3. Dejamos enfriar, los tapamos bien y guardamos en la nevera.

Y así se quedan, muy apetitosos y suaves. Se puede cambiar azúcar blanco por azúcar moreno, y cambiar el tipo de leche que uséis, lo importante es que siempre salen y ¡están muy ricos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí