Garbanzos fritos con tomate

El día de hoy os traigo una receta de esas que nos gustan: fácil, económica y saludable, unos garbanzos fritos con tomate.

Esta receta, acompaña realmente bien tanto a carnes, como pescados, huevos, pistos o ensaladas. Os dejo ahora la receta básica y desde la misma, podéis agregar tantos ingredientes como os apetezca.

Para comer garbanzos no precisamos liarnos con el puchero. Asimismo podemos abrir un bote de garbanzos cocidos, darles nuestro toque y lograr en tiempo récord un plato de lo más nutritivo

Garbanzos fritos con tomate

Veloz, fácil, idónea para dar salida a las sobras del cocido e inclusive capaz para veganos siempre que las legumbres se hayan cocido sin la compañía de otros productos de origen animal.

Y si además de esto se acompaña de un plato de arroz que asista a digerir mejor las proteínas de la legumbre, vamos a tener una receta completa que nos solventará una comida con un solo plato que nos vamos a poder llevar hasta en el tupperware.

Otras recetas con garbanzos >> Garbanzos con castañas y calabazas

La preparación de esta receta nos llevará unos 30 minutos y está diseñada para dos raciones. Ya sólo queda reunir los ingredientes y poner ¡manos a la obra!

Cómo preparar en casa Garbanzos fritos con tomate

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolleta
  • 250g de garbanzos cocidos
  • ½ cucharada de comino molido
  • 150g de tomate frito casero
  • ¼ cucharadita de sal

Garbanzos fritos con tomate

Preparación

  1. Calentamos el aceite y rehogamos la zanahoria, el pimiento verde y la cebolleta realmente bien picados con un tanto de sal.
  2. Cuando estén tiernos, agregamos los garbanzos cocidos y el comino molido.
  3. Mezclamos bien y salteamos los garbanzos a lo largo de unos segundos.
  4. Agregamos la salsa de tomate, bajamos el fuego y dejamos cocinar a lo largo de unos cinco minutos a fin de que se caliente el tomate y se mezclen bien los sabores.

Sugerencias

Si las legumbres se consumen juntamente con cereales, se asimilan mejor las proteínas de las primeras, con lo que si acompañamos nuestros garbanzos con un plato de arroz blanco, o bien aun de pasta cocida –en este caso, podemos incorporar un tanto más de salsa de tomate a los garbanzos–.

Vamos a tener con esta receta de Garbanzos fritos con tomate, un menú simple, asequible, saludable y muy rico que podemos preparar en tiempo récord.

Si te ha gustado, da clic en uno de los enlaces a las redes sociales, que tienes a tu izquierda, y compártela con tus seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí