leche de almendras

Cuando lees el título seguro te preguntarás, Leche de almendras en casa. ¿Cómo será posible confeccionarla? Pero resulta que este tipo de leche ya se confeccionaba en la edad media siendo denominada por aquel entonces como amygdalate.

Aparece en varios libros de cocina de la Europa de aquella época, siendo muy consumida en Taiwán y otros países asiáticos.

leche de almendras

Hay muchas personas que no soportan la leche de vaca sea porque no les agrada el sabor o bien porque le hace daño. Pero lo cierto es que hay muchas otras formas de tomar algún tipo de leche, sobre todo en la importante hora del desayuno.

Otras recetas elaboradas sin lactosa >> Crema de chocolate sin gluten y sin lactosa

Pues hoy les daremos los ingredientes y la manera de elaborarla. Destacando siempre que no contiene prácticamente ningún producto dañino a nuestra salud. No posee azúcares añadidos, ni lactosa, ni gluten o cualquier otro producto, siendo esta leche totalmente natural.

Con el gusto que todos tenemos por la almendra verás el exquisito sabor de esta leche, además que tendrás todos los beneficios de tomarla con regularidad.

Cómo preparar la leche de almendras fácilmente

Ingredientes

  • 1 taza de almendras crudas
  • 3 tazas de agua (más la que se necesita para remojar las almendras)
  • 1 ½ cdta de jarabe de agave o miel (o más, a gusto)
  • ½ cdta de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal marina.
  • Adicionales (opcional): cacao crudo en polvo o canela

Preparación

  1. Enjuagamos bien las almendras para evitar cualquier impureza que contengan y las dejamos en remojo; que el agua las cubra unas 12 horas.leche de almendras
  2. Después de este tiempo las escurrimos y lavamos con agua fría.
  3. Ponemos las almendras en la batidora con la mitad del agua y batimos.
  4. Tomamos la mezcla y la ponemos en una malla para exprimir bien y sacar la mayor cantidad de agua de almendras le agregamos a esta agua, el resto de los ingredientes incluida el agua y mezclamos.
  5. Ya está lista la preparación, solo queda colocarlo en la nevera para que esté bien fría y listo.

Con la pulpa de almendras que quedó podemos preparar biscochos, galletas, turrones, etc.

Como has podido comprobar, la leche de almendras es muy rápida y fácil de hacer. Ya no tendrás que quedarte sin un vaso de leche caliente.

Si te ha gustado esta receta, compártela en las redes sociales. Seguramente a más de una persona le alegrará conocer esta variante de la leche de vaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí