Macarrones con queso y panko

Esta receta de macarrones con queso y panko al horno, queda deliciosamente cremosa. Los macarrones van acompañados de una irresistible salsa bechamel con ajo y queso parmesano y rematados con migas de panko, mantequilla y más queso parmesano.

¿El macarrón con queso hecho en casa consigue algo mejor que esto? No lo creo. Cambia tu receta favorita de macarrones con queso y abre paso a este delicioso plato lleno de comida sabrosa y confortable. Puedo garantizar que los macarrones con queso horneados con panko se convertirán en tu nuevo favorito.

Por lo general, con cualquier receta, puede decidir en una fracción de segundo qué ingrediente le gusta más. Bueno, déjame decirte que ahora mismo estoy muy indeciso y no tengo idea de por dónde empezar. ¿La salsa espesa y cremosa? ¿El panko, un complemento perfecto, frito con mantequilla y parmesano super crujiente ? ¿O es el toque de ajo?

Una receta fácil, deliciosa y cremosa, perfecta para las vacaciones, los fines de semana o para las barbacoas. Te garantizo que tu opinión sobre los macarrones con queso cambiará para siempre después de probar esta receta. Cumple todos los requisitos:

  • Salsa Bechamel
  • Abundante cantidad de pasta
  • Superficie crujiente
  • Cargado de queso

Macarrones con queso y panko Cómo hacer los macarrones con queso y panko

Esta receta de macarrones con queso horneados con panko es tan fácil de hacer, que puedo desglosarla en cinco sencillos pasos:

Hervir y escurrir la pasta: coditos, macarrones o cualquier pasta corta que desee.

Freír con mantequilla una mezcla de panko y queso parmesano (use parmesano fresco rallado si es posible para obtener el mejor sabor).

Hacer la salsa bechamel clásica pero con un ligero cambio.

Agregue el queso.

Cubra con la mezcla crujiente de panko – la mejor parte.

Cómo hacer la salsa bechamel con queso

Para hacer esta receta más baja en calorías, pero sin escatimar con el importante sabor a mantequilla, lo que hago es disminuir la cantidad de mantequilla y harina a la mitad para la salsa bechamel y uso una combinación de maicena y leche para hacer el resto del espesamiento, así que no hay sacrificio de sabores en esta receta.

Sugerencia de quesos para esta receta

Los macarrones con queso horneados con panko no se hacen solamente con el queso cheddar habitual que se encuentra en la mayoría de las recetas, esta tiene una buena cantidad de mozzarella y está cargada con parmesano porque, bueno, me gusta mucho el parmesano.

Si no eres fanático de estos tipos de quesos, también puedes usar Gouda, Fontina, Gruyère
o Gorgonzola.

Ingredientes opcionales

  • El bacon es siempre una buena opción
  • Pollo desmenuzado: pollo asado o al horno
  • Jalapeños frescos o en escabeche
  • Hierbas para obtener aún más sabor: agregar a la salsa bechamel orégano, albahaca, tomillo o perejil.

Macarrones con queso y panko al horno

Los macarrones con queso horneados con panko, quedan deliciosamente cremosos, con una irresistible salsa bechamel con ajo y queso parmesano y rematados con migas de panko, mantequilla y más queso parmesano.

Ingredientes

  • 500 gramos de pasta
  • 1 1/2 cucharadas de mantequilla
  • 2/3 taza de migas de Panko

Para la salsa:

  • 1/4 taza de mantequilla
  • 4 dientes de ajo, machacados
  • 1/4 taza de harina, para todo uso o simple
  • 4 1/2 tazas de leche, para dividirla
  • 1 cucharada de maicena o fécula de maíz
  • sal y pimienta, para sazonar
  • 1 cucharada de caldo de pollo en polvo o caldo vegetal
  • 3/4 taza de queso cheddar rallado
  • 1 taza de queso parmesano rallado, para dividirlo
  • 150 gramos de queso mozzarella, en rodajas

Macarrones con queso y pankoCómo preparar Macarrones con queso y panko al horno

  1. Hierva la pasta en agua con sal, de acuerdo con las instrucciones del paquete, hasta que esté al dente (no la hierva demasiado).
  2. Escurrir y enjuagar bien con agua fría.
  3. Dejar a un lado.
  4. Precalentar el horno a 190°C.
  5. Derrite 2 cucharadas de mantequilla en una sartén a fuego medio-alto.
  6. Añadir las migas de Panko y revolver hasta que estén doradas.
  7. Pásalas a un tazón y deja a un lado.
  8. Derrite el 1/4 taza de mantequilla en la misma sartén.
  9. Agrega el ajo y saltea hasta que esté fragante (aproximadamente 1 minuto).
  10. Batiendo añade la harina; continúe cocinando mientras revuelves por al menos 2 minutos.
  11. Reducir el calor a bajo; añade gradualmente las 4 tazas de leche (alrededor de 1/4 taza de cada vez), batiendo entre cada adición para mezclar bien.
  12. Hervir hasta que empiece a espesar.
  13. En una jarra separada, mezcla la maicena y la 1/2 taza de leche restante, batiendo hasta que quede libre de grumos.
  14. Añade a la salsa blanca para espesar completamente.
  15. Sazone con sal y pimienta y agregue el caldo en polvo.
  16. Retire del fuego y agregue el queso cheddar, 3/4 taza de queso parmesano y las rodajas de mozzarella.
  17. Revuelva hasta que todo el queso se haya derretido.
  18. Mezcla la pasta con la salsa hasta que esté completamente cubierta.
  19. Cubre con el Panko y el queso parmesano restante.
  20. Lleva al horno durante aproximadamente 10-15 minutos o hasta que haga burbujas.

Deje que se enfríe un poco antes de servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí