Mantequilla casera

Haz tu propia mantequilla con esta receta que te comparto hoy. Verás que es rápido, fácil y hasta divertido. Esta sencilla receta te permitirá hacerla en cuestión de minutos.

Hacer la mantequilla en casa es algo que he tenido en mi lista de experimentos culinarios durante mucho tiempo, pero no me había decidido hasta hoy que vi hacerla en un programa de televisión. Resulta que hacer tu propia mantequilla es realmente fácil, simplemente tienes que batir la crema doble hasta que se haya separado, exprimir el exceso de líquido, sazonar y meterlo en la nevera.

Las natas que se utilizan para esta receta tienen un alto contenido de materia grasa (48%), en muchas recetas lo ponen en inglés (Double Cream), con las natas para montar con 35% no se puede hacer la mantequilla. Para que la mantequilla casera dure más de 5 días en la nevera deberá enjuagarse con agua helada antes de guardarla.

Otras recetas con mantequilla fáciles de hacer >> Crema de mantequilla para decorar

Esta mantequilla la puedes hacer a mano pero se te cansarán las manos, con una mezcladora eléctrica es mucho más rápido y no te agotarás. Con los 300 ml de natas te saldrán, aproximadamente, 200 g de mantequilla y 100 ml de suero de mantequilla. Este suero restante lo podrás utilizar en otras recetas, así que no lo tires.

Mantequilla casera

Mantequilla casera rápida y fácil

Ingredientes

  • 300 ml de natas para montar 48% de materia grasa
  • Una pizca de sal
  • Agua helada (opcional para prolongar la vida útil de la mantequilla)

Mantequilla casera

Preparación

  1. Bate las natas a alta velocidad hasta que se forme mantequilla (sabrás que esto ha sucedido porque verás bastante líquido en el fondo del recipiente).
  2. Agrega una pizca de sal, si la deseas salada. Hay muchas recetas que la llevan sin sal.
  3. Usa una espátula o una cuchara de madera para exprimir el exceso de suero de la mantequilla.
  4. Retira la mantequilla del tazón poco a poco y apriétala rápidamente con las manos antes de pasarla a otro recipiente.
  5. Si quieres prolongar la vida de la mantequilla, introdúcela en un recipiente con agua helada para enjuagar cualquier resto del suero.
  6. Escurre en papel de cocina.
  7. Refrigera hasta que quieras usarla.

Cómo habrás podido ver, hacer la mantequilla en casa es más fácil de lo que nos imaginábamos. Por lo cual, ya solo queda poner manos a obra y prepararla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí