Natillas caseras

Esta receta de natillas caseras es realmente fácil hacer con ingredientes simples y cotidianos.

Cuando comencé a cocinar con cierta regularidad pensaba que era difícil hacer natillas y que si lo intentaba terminaría siendo una crema grumosa, con una piel viscosa por encima.

Sin embargo, como con casi todo lo que pensé que era difícil de hacer, resulta que en realidad es muy fácil. Sólo hay una simple regla a seguir: tienes que prestarle toda tu atención. No intentes cocinar el resto de la cena, cuidar a los pequeños o ponerte a limpiar. Cuando se trata de natillas hay que dedicarle todo el tiempo que necesitan.

Natillas caseras

Pero no te preocupes, solo tendrás que prestarle toda la atención durante 15 minutos y después podrás hacer las otras cosas.

Tal vez te preguntes por qué gasto tiempo en hacer mi propia natilla cuando puedo comprar unas excelentes natillas ya preparadas en el mercado. Una de las razones es que en esta receta casera de natillas lleva sólo ingredientes que siempre tengo a mano. Otra razón es que si de repente se me ocurre que quiero comerme un tazón de bananas bañadas con una natilla caliente pues me planto delante del fogón y al poco rato estoy disfrutando de una deliciosa merienda.

Saber que he hecho algo que siempre pensé que era difícil (aunque en realidad no lo sea) me hace sentir feliz y reconfortado.

Otras recetas fáciles de hacer >> Flan de caramelo

¿Es realmente apropiado usar harina?

Hay algunos puristas de cocina que dicen que para hacer la natilla adecuada no se debe utilizar harina de trigo para ayudar a espesar, pues la verdad es que yo soy de la misma opinión. Las natillas con la maicena quedan mucho más sabrosas, por lo menos para mí.

He hecho natillas de varias formas, usando numerosas recetas diferentes. Si simplemente usas yemas de huevo obtienes una natilla con una textura ligera, perfecta para tartas y pastelería pero, en mi opinión, no es lo suficientemente densa como para servirla caliente encima de una manzana o de un pudín. La adición de harina en lugar de maicena de alguna manera hace que su textura y sabor sean diferentes.

Natillas Caseras

Esta receta de natillas caseras es realmente fácil hacer con ingredientes simples y cotidianos.

Tiempo de preparación: 5 minutos   / Tiempo de cocción: 15 minutos
Tiempo total: 20 minutos
Rinde 4 porciones

Calorías: 150 cal

Ingredientes

  • 300 ml de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 30 g de azúcar en polvo
  • 30 g de maicena
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Natillas caseras

Preparación

  1. Separe 4 huevos, colocando las yemas en un recipiente grande. Las claras las puedes guardar para otra receta.
  2. Añadir el azúcar en polvo (30 g) a las yemas y batir hasta que se mezclen.
  3. Diluir la maicena (30 g) en un poco de leche y añadirla a las yemas con azúcar.
  4. Añadir el extracto de vainilla (½ cucharadita) y batir hasta que se mezclen.
  5. Caliente la leche entera (300 ml) a fuego muy suave hasta que se caliente pero no deje que hierva. Revuelva regularmente para asegurarse de que no se queme.
  6. Una vez que la leche esté caliente, retire del fuego y añada gradualmente al recipiente grande un poco a la vez.
  7. Batir cada adición completamente antes de añadir más.
  8. Una vez mezclada, poner la mezcla en un cazo y volver a calentar muy suavemente.
  9. Continúe cocinando, revolviendo constantemente, hasta que la natilla haya alcanzado el espesor deseado. Esto generalmente toma alrededor de 10 minutos, pero dependerá de cuán líquida quiera que esté la natilla. Debe batir la crema constantemente para evitar que se quede grumosa.
  10. Retire del fuego y continúe batiendo durante otro minuto.
  11. Servir.

Si te ha gustado esta receta de natillas caseras, no dejes de compartirla en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí