Pasta con albóndigas

Esta deliciosa receta de pasta con albóndigas en salsa de tomate es muy fácil de hacer. ¿Quieres saber cuál es el secreto para hacer unas buenas albóndigas? Pues te aseguro que no tienen ningún secreto. En casa todos somos amantes de las pastas y cada vez que las acompaño con las albóndigas ya tengo asegurado el éxito.

Por supuesto que siempre hay algunos detalles que tengo en cuenta a la hora de hacer las albóndigas, aquí te los comparto:

Usa una mezcla de carne de cerdo y carne de res – Esta combinación la aprendí de unos italianos cuando me desvelaron que la razón por la que su lasaña sabía tan bien era porque al molerla usaban una mezcla de carne de res y carne de cerdo. La he probado y estoy de acuerdo en que esta liga de carnes aporta mucho al sabor de las albóndigas.

Pasta con albóndigas

Sazona la carne antes de hacer las albóndigas – Un buen pellizco de sal realza el sabor y si añades más condimentos, según tus gustos, pues sabrán muchísimo mejor. En algunas recetas he leído que es más fácil utilizar la carne de las salchichas de cerdo en lugar de carne picada de cerdo. La salchicha ya está sazonada, por lo que no será necesario añadir más sal ni condimentos y seguirá teniendo un buen sabor. Pero la verdad es que esta variante no me convence, prefiero sazonar la carne molida a mi gusto.

No hagas las albóndigas demasiado grandes – Generalmente las hago de unos 3cm de diámetro, más o menos del tamaño de una pelota de golf. Si las haces demasiado grandes, necesitarán más tiempo para cocinarse y deberás estar atenta porque lo más probable es que por fuera queden demasiado hechas y crudas por dentro.

Además, las albóndigas demasiado cocidas estarán secas y lo que uno quiere es que se cocinen sólo lo necesario para que queden suculentas y jugosas en el centro. Cuando tengo demasiada cantidad de la mezcla de carne molida separo la cantidad que voy a utilizar en esta receta y el resto lo guardo en el congelador sin cocinar para usarla otro día.

Otras recetas con albóndigas fáciles de hacer >> Albóndigas de maíz

También congelo la salsa de tomate que queda, siempre teniendo en cuenta que tengo que agregarle dos o tres cucharadas de agua cuando la voy a calentar para reutilizarla en otra receta. Así no se corre el riesgo de que se queme. Tanto la salsa como la carne hay que descongelarlas completamente en la nevera antes de utilizarlas nuevamente.

Pasta con Albóndigas en salsa de tomate

Ingredientes Pasta con albóndigas

  • 600 g de pasta (yo usé tagliatelle para esta receta)

Para las Albóndigas:

  • 600 g de carne de res molida
  • 400 g de carne magra de cerdo molida
  • 50 g de pan blanco rallado
  • 1 huevo entero
  • 1/2 cucharadita de orégano en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Salsa de Tomate:

  • 1600 g de tomates triturados
  • 2 cucharadas de orégano en polvo
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 4 cucharadas de salsa Worcestershire
  • Sal
  • Pimienta

Pasta con albóndigas

Preparación Pasta con albóndigas

  1. En un cazo pon a hervir los tomates triturados, el orégano, el vinagre de vino blanco y la salsa Worcestershire.
  2. Cuando comience a hervir, baja el fuego y deja cocinar a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos o hasta que veas que el líquido se ha reducido.
  3. Revuelve ocasionalmente para asegurarte de que la salsa no se queme.
  4. Sazona con sal y pimienta.
  5. Mientras tanto, lleva a ebullición una olla grande preparada con agua y sal.
  6. En lo que van hirviendo la salsa y el agua con sal, haz las albóndigas.
  7. Pon en un bol la carne molida de res y la de cerdo, el pan rallado, el orégano en polvo y el huevo.
  8. Mezcla bien los ingredientes usando las manos.
  9. Comienza a coger porciones de la mezcla de carne molida y con las manos, dale forma a las albóndigas de unos 3 cm de diámetro.
  10. Añade la pasta al agua hirviendo y cocina según las instrucciones del paquete.
  11. Pon a calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio.
  12. Añade las albóndigas y deja cocinar durante 10 minutos aproximadamente o hasta que estén bien cocidas.
  13. Durante su cocción, ve volteando las albóndigas para asegurar que se cocinen uniformemente.
  14. Una vez cocidas las pastas, la salsa y las albóndigas, junta todo en la misma olla y revuelve bien para que la pasta y las albóndigas queden cubiertas con la salsa de tomate.
  15. Sirve caliente.

Cuando ya tengas servidos los platos de pasta con albóndigas puedes agregarle un poco de queso rallado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí