Pastel de carne estofada y setas

La receta que comparto contigo en este artículo es la de un delicioso pastel de carne estofada y setas. La tendrás lista para el horno en pocos minutos y es una cena perfecta para esos días entre semana en que andamos de corre corre y sin tiempo para nada.

Esta tarta es realmente rápida y sencilla y se puede hacer aún más fácil usando alguna carne estofada que nos haya quedado de una cena anterior y utilizando la masa de hojaldre ya preparada y comprada en el super. Como cualquier relleno de carne, este también es adecuado para la congelación, por lo que puedes hacer una cantidad mayor y congelarla para utilizarla otro día.

Así solo tendrás que verificar que esté completamente descongelada en la antes de usarla.

Pastel de carne estofada y setas

Con las cantidades de cada ingrediente que se indican en esta receta te saldrán 6 pasteles individuales. Yo los hice en las mini-cocotte para llevarlas directamente del horno a la mesa y además porque me gusta mucho la alegría que imparte su colorido.

Otras recetas de carne fáciles de hacer >> Hamburguesa de carne de res

Si quieres hacer más pasteles solo tendrás que multiplicar las cantidades, por ejemplo, si quieres hacer 12, tendrás que duplicar cada uno de los ingredientes.

Pastel de carne estofada y setas

Ingredientes

  • 1.2 kg de carne para estofar
  • 2 cebollas medianas
  • 500 g de setas
  • 250 ml de vino de Porto
  • 2 cubitos de caldo de res
  • Maicena (puede ser necesaria para ayudar a espesar la salsa)
  • 2 cucharadas de gelatina de grosella
  • 1 paquete de hojaldre enrollado listo
  • Un poco de leche
  • Sal

Pastel de carne estofada y setas

Preparación

  1. Corta la carne para estofar en trozos de aproximadamente 1 cm.
  2. Pela y corta las cebollas en pedazos pequeños.
  3. Corta las setas en láminas.
  4. En un cazuela pon la carne, las setas y las cebollas.
  5. Añade el vino de Porto, los cubos de caldo de res y luego agrega suficiente agua para cubrir la carne y las verduras.
  6. Pon la cazuela a fuego alto hasta que comience a hervir.
  7. Baja el fuego a medio y deja hervir durante unos 30 minutos, hasta que la carne esté blanda y tierna. En este punto la salsa debe estar bastante espesa. Si todavía está un poco aguada, saca un par de cucharadas soperas del líquido caliente y ponlas en una taza, agrega una cucharada de maicena, mézclala bien, vierte en la cazuela y revuelve hasta que espese.
  8. Pon a precalentar el horno a una temperatura de 2o0°C.
  9. Añade la gelatina de grosellas a la cazuela y revuelve.
  10. Rectifica la sal y si es necesario agrega un poco más. Yo casi nunca añado más pues con la que contienen los cubitos de caldo no lo creo necesario, pero eso lo dejo a tu gusto personal.
  11. Desenrolla las láminas de hojaldre.
  12. Corta las tapas de hojaldre para los pasteles de acuerdo al molde que vayas a utilizar.
  13. Vierte la carne estofada en cada una de las mini-cocotte o en el molde que hayas elegido.
  14. Coloca la tapa de hojaldre encima de la carne.
  15. Presiona suavemente los bordes para que se adhieran a la parte superior de los moldes.
  16. Pincela el hojaldre con un poco de leche.
  17. Hornea durante 20 minutos, hasta que la pasta esté dorada.
  18. Retira del horno y déjalos refrescar unos minutos antes de servirlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí