Patatas asadas perfectas

En el artículo de hoy quiero compartir contigo esta guía para unas patatas asadas perfectas, que queden suaves por dentro y crujientes por fuera.

¿Alguien ha notado que el clima se ha vuelto bastante frío en los últimos días? Definitivamente parece que el invierno ha llegado. Sé que a algunas personas les encanta el invierno, pero a mí la verdad es que no. Prefiero el otoño o la primavera. Sin embargo, el invierno tiene una gran importancia, y es el hecho de que empiezo a hacer cenas asadas otra vez.

En mi opinión, lo mejor para los domingos es un asado de carne de res con una salsa espectacular, me encanta comerme un buen trozo de carne cubierto de salsa.

Otras recetas con patatas fáciles de hacer >> Patatas al horno con ajo y romero

Pero hoy te comparto mi segunda receta favorita: las patatas asadas. Me gusta que las patatas asadas estén esponjosas y suaves por dentro pero crujientes por fuera. Así que aquí te dejo algunos consejos para que te queden perfectas.

  • Corta las patatas del tamaño correcto – Me parece mejor cuando las patatas se cortan en trozos de unos 5 cm de diámetro. Sin embargo, lo más importante es que todas las patatas sean aproximadamente iguales en tamaño para que todas ellas se cocinen a la misma velocidad.
  • Primero hierva las patatas – Esto ayuda a conseguir que el interior quede suave y esponjoso.
  • Asegúrate de que la bandeja para hornear sea lo suficientemente grande – Necesitas asegurarte de que haya espacio suficiente para que todas las patatas tengan su espacio en la bandeja. Si las amontonas no quedan crujientes.
  • Usa suficiente aceite para cubrir el fondo de la bandeja de hornear – si la capa de aceite es demasiado fina las patatas no quedarán crujientes y si exageras con el aceite quedarán grasosas.
  • Calienta el aceite en la bandeja de horno antes de añadir las patatas – Con este paso garantizas que la parte exterior de las patatas se frían en el aceite cuando se introducen por primera vez. Si el aceite está frío, empezarán a absorberlo.
  • Dale la vuelta a las patatas a mitad del horneado – De esta manera quedarán crujientes por todas partes.
  • Añade sal al hervirlas y de nuevo antes de hornearlas – las patatas no tienen mucho sabor, así que necesitas añadir sal para resaltarlo. Pon sal en el agua en la que vas a hervirlas y después antes de hornearlas. Al voltearlas puedes agregarle un poco más de sal.

Patatas asadas perfectas

Patatas asadas perfectas

Ingredientes

  • 700 g de patatas
  • Aceite de oliva (suficiente para un recubrimiento fino en el fondo de la bandeja de horneado. Para las patatas de 700g uso aproximadamente 4 cucharaditas, pero depende del tamaño de la bandeja) _x000D_
  • Sal

Patatas asadas perfectas

Preparación

  1. Pela las patatas.
  2. Córtalas más o menos del mismo tamaño (aproximadamente 5 cm).
  3. Pon las patatas en una olla y cúbrelas con agua fría.
  4. Sazona con sal.
  5. Tapa la olla y lleva a ebullición.
  6. Una vez que hierva, deja cocer durante 10 minutos más.
  7. Mientras las patatas están hirviendo, pon a precalentar el horno a 200º C.
  8. Baña con el aceite de oliva la bandeja para hornear y ponla en el horno para que se caliente.
  9. Una vez que las patatas estén hirviendo durante 10 minutos, escurre el agua.
  10. Saca la bandeja con el aceite caliente del horno y coloca las patatas.
  11. Espolvorea las patatas con sal y vuelve a colocar la bandeja en el horno.
  12. Hornea durante 25 minutos.
  13. Saca la bandeja del horno y voltea las patatas.
  14. Sazona nuevamente con sal
  15. Vuelve a hornear durante 20 minutos más.
  16. Saca del horno.
  17. Sirve caliente.

Si te ha gustado esta receta de patatas asadas perfectas, compártela en las redes sociales con tus amigos y familiares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí