porciones alimentos

Las porciones de alimentos, son cantidades de ingredientes determinados que deben medirse. Para ello existen formas simples que nos dan cantidades casi iguales a las recomendadas.

Cuántas veces al preparar una receta, nos hemos encontrado con que hicimos demasiado o por el contrario, nos quedamos escasos. Pues para evitar estos malos ratos, hoy les explicaremos cómo hacerlo sin equivocarse.

porciones alimentosCómo medir las porciones de alimentos adecuadamente

Una de ellas es haciendo comparaciones con la mano:

La palma equivale aproximadamente a 84 gramos o tres onzas, variará según la complexión de cada persona. Esta porción la podemos aplicar a las carnes.

Un puño equivale a una taza. Se utiliza con los vegetales crudos o cocidos, también con guisados, carne cocida y leche. El puño, desde otra perspectiva, simulará que mide la mitad de una taza. Esta porción sería para jugo, frutas, frijoles, arroz, pasta y cereal de caja.

Un puñado equivale a 28 gramos o una onza. Se utiliza para nueces, pasas, almendras y otras oleaginosas.

El pulgar equivale a una cucharada. Se usa para aderezos o queso crema.

La yema del dedo índice representa una cucharadita que puede ser de margarina, mantequilla, mayonesa, aceite o azúcar.

Esta manera de medir las porciones es muy útil para agilizar tu trabajo, servir las cantidades recomendadas y ahorrar ingredientes.

porciones alimentosAlimentos saludables

  • Carne vegetal

Uno de los alimentos que más proteínas aporta es la carne animal, sin embargo trae consigo grasas como el colesterol y triglicéridos.

Para sustituirla puedes recurrir a la llamada carne vegetal ya que aporta la misma cantidad de proteínas y no contienen las grasas mencionadas. Está constituida por soya o gluten

 

  • Soya

La soya es una leguminosa rica en proteínas. A partir de ella se crean productos como la leche de soya, el tofu y la soya texturizada.

Para obtener la carne vegetal debes hidratar la soya texturizada. Para ello pon a calentar agua en una olla grande, agrega ajo y hojas de laurel. Cuando hierva, agrega la soya.

Después de cinco minutos retira la olla del fuego, coloca la soya en un colador y enjuágala hasta que el agua se vea cristalina. Exprímela con una tela de manta, guárdala en una bolsa de plástico y métela al refrigerador.

Es importante que enjuagues muy bien la soya, así evitarás que provoque inflamación estomacal.

 

  • Gluten

El gluten es una proteína extraída de la harina de los cereales. Es muy benéfico pues contiene mucha fibra.

Antes de utilizarlo debes extraerlo y cocerlo: mezcla harina de trigo con agua hasta obtener una masa firme y suave, ponla en un recipiente y cúbrela con agua fría.

Deja reposar ocho horas a temperatura ambiente. Si tu región es muy cálida reposa la masa en el refrigerador para evitar que se eche a perder. Cumplido el tiempo enjuágala hasta que el agua salga clara, así eliminarás todo el almidón.

 

La masa se reducirá y será elástica, sacúdela para quitar el exceso de agua y déjala reposar minutos a temperatura ambiente. Pon a calentar una olla con agua y agrega cebolla en trozos, ajo, apio y salsa de soya. Cuando hierva, agrega el gluten y deja cocer durante dos horas a fuego lento.

Pasado este tiempo retíralo del fuego y elimina el caldo. El gluten ya estará listo para ser cocinado. Si no lo usas inmediatamente mételo en una bolsa de plástico y guárdalo en el refrigerador.

Puedes utilizar la soya y el gluten para cocinar una gran variedad de platos en sustitución de la carne.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí