Propiedades del calabacín

Con este artículo de las Propiedades del calabacín quiero invitarte a que incluyas este magnífico alimento en tu alimentación.

El calabacín es una verdura de la familia de las calabazas. Aunque es originaria de América Central, su cultivo se ha extendido al resto del mundo.

Esta popular verdura suculenta se da bien en los climas cálidos, en lugares con suelo húmedo y fértil. Toma de 35 a 60 días desde la siembra hasta la primera cosecha. La planta crece hasta una altura de dos pies y medio. Para obtener el mejor sabor, los frutos de calabacín se cosechan cuando miden unos 25 cm y tienen un grosor de 5 cm más o menos.

Debido a las propiedades del calabacín y sus beneficios para la salud, su consumo se ha ido popularizando.

¿Cuáles son los beneficios nutricionales del calabacín?

El calabacín no contiene grasa y es alto en agua y fibra. También contiene cantidades significativas de vitaminas B6, riboflavina, folato, C y K, y minerales, como potasio y manganeso.

También contiene fitonutrientes antioxidantes y antiinflamatorios. Debido a las propiedades del calabacín hacen que esta verdura sea un alimento con un buen contenido en nutrientes que debes incluir en tu alimentación.

Propiedades del calabacín

Propiedades del calabacín: 9 razones para comer más

1. Mejora la digestión

La incorporación del calabacín en la dieta puede ayudar a mejorar la digestión, incluyendo la reducción de la incidencia del estreñimiento y otros problemas digestivos.

El calabacín tiene un alto contenido de agua. También contiene cantidades significativas de fibra y otros nutrientes que son necesarios para un sistema digestivo saludable.

El consumo regular de calabacín también puede ayudar a prevenir las úlceras, el síndrome de intestino irritable y el cáncer de colon.

2. Ralentiza el envejecimiento

El envejecimiento es el resultado de la actividad de las toxinas, los radicales libres y la inflamación a la que el cuerpo está expuesto a lo largo de los años. Las toxinas y la inflamación pueden ser reducidas por los antioxidantes y las propiedades antiinflamatorias de algunos alimentos.

El calabacín es rico en antioxidantes y fitonutrientes antiinflamatorios, que ayudan a eliminar los radicales libres y a reducir la inflamación.

3. Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Los altos niveles de azúcar en la sangre y la diabetes son problemas que se ven agravados por una dieta alta en carbohidratos y baja en fibra.

Al incluir el calabacín en tu alimentación, aumenta la ingesta de fibra. También podrás reducir el consumo de carbohidratos porque te sentirás lleno por más tiempo. Estas propiedades del calabacín pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Los estudios muestran que incluir al menos 30 gramos de fibra en la dieta diaria reduce significativamente el riesgo de contraer diabetes.

4. Ayuda a una circulación saludable y un corazón sano

El calabacín es bajo en grasa y sodio, pero alto en fibra y potasio. Estas propiedades del calabacín ayudan a mantener una circulación sanguínea saludable.

La baja cantidad de sodio y la alta de potasio ayudan a mantener una presión sanguínea saludable mientras que la fibra, como el polisacárido del calabacín, reduce los niveles de colesterol.

Esta combinación trabaja sinérgicamente para mantener una buena circulación, lo cual es necesario para una presión sanguínea saludable y un corazón sano.

5. Mejora la salud de los ojos

El calabacín es una buena fuente de antioxidantes y fitonutrientes que protegen la salud, entre ellos la vitamina C, el betacaroteno, el manganeso, la zeaxantina y la luteína.

La zeaxantina y la luteína son especialmente útiles para mantener y mejorar la salud de los ojos al combatir los radicales libres. De esta manera se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades oculares relacionadas con la edad, como el glaucoma, las cataratas y la degeneración macular.

También se pueden aprovechar las propiedades del calabacín para tratar los ojos hinchados colocando unas rodajas de calabacín crudo sobre los ojos, manteniéndolas durante unos 30 minutos. Se puede repetir varias veces al día si fuera necesario.

6. Aumenta la energía

Debido a que el calabacín es una fuente rica en vitaminas B, especialmente folato, riboflavina y B6, puede ayudar a aumentar la producción de energía en el cuerpo. Estas propiedades del calabacín reducen la fatiga y mejoran el estado de ánimo.

El cuerpo necesita las vitaminas B para el metabolismo de las proteínas y los carbohidratos. Estas vitaminas también ayudan en varias funciones cerebrales, incluyendo la cognición.

7. Pérdida de peso

Debido a que el calabacín es bajo en calorías y alto en agua y fibra, es un gran alimento para aquellos que desean reducir su peso corporal.

Cabe señalar que el exceso de peso corporal suele ser el resultado del consumo regular de alimentos azucarados y con carbohidratos.

Al incluir el calabacín en su dieta, aumenta el contenido de fibra y agua de sus alimentos. Esto significa que se sentirá lleno por más tiempo y terminará comiendo menos. A largo plazo, perderá parte de su exceso de peso.

8. Mejora las funciones tiroideas y suprarrenales

El calabacín contiene altas cantidades de vitamina C y polifenoles, especialmente en las cáscaras.

Estudios de laboratorio realizados en ratas por la Universidad de Devi encontraron que los compuestos de las cáscaras de calabacín tienen efectos positivos en la tiroides y las glándulas suprarrenales. Además, los compuestos ayudaban a regular los niveles de insulina.

9. Protege contra la oxidación y la inflamación

El calabacín es rico en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios, como las vitaminas A y C, la glutatión peroxidasa y la superóxido dismutasa. Grandes cantidades de estos compuestos se encuentran en la piel del calabacín. Por esta razón, se debe comer la piel junto con la carne.

Comer calabacín regularmente reduce la oxidación y la inflamación dentro del cuerpo. Esto aumenta su inmunidad y protege contra las enfermedades asociadas a la inflamación.

Las propiedades del calabacín y sus beneficios son impresionantes, así que es recomendable añadirlo más a menudo en tus comidas, y si puedes, intenta cultivarlo en tu jardín o patio.

Propiedades del calabacín

Cómo cultivar calabacines

El calabacín crece mejor durante los meses más cálidos, pero se puede cultivar en cualquier época del año siempre y cuando estén protegidos del frío extremo.

Si quieres cultivar calabacines en tu jardín o en tu patio, esto es lo que tienes que hacer:

  • Prepara el área de cultivo cavando para aflojar la tierra.
  • Añade fertilizante orgánico y mézclalo bien con la tierra
  • Forma montículos de unos 2 pies de diámetro, de hasta 10 pulgadas de alto y con una separación de unos 4 pies.
  • Planta seis semillas por montículo, espaciándolas uniformemente. Cubre cada semilla con tierra a no más de una pulgada de profundidad y riégalas bien.
  • Después, riega las semillas de calabacín una o dos veces por semana, dependiendo del clima.
  • Una vez que las plántulas emergen, espera a que las más saludables midan unos cinco centímetros de altura. Elimina las más débiles, dejando dos o tres en cada montículo.
  • Continúa regando según sea necesario, el objetivo es que el agua llegue cerca de las raíces.
  • Cuando los calabacines empiecen a florecer, puede que tengas que añadir fertilizante para apoyar el crecimiento de los frutos. También necesitarás regarlas más a menudo, especialmente si el clima es cálido.
  • El calabacín tarda unos 60 días desde que se planta hasta que se cosecha. Cosecha los calabacines según los necesites cuando midan unas seis pulgadas de largo. Las frutas saben mejor en esta etapa. Si los dejas crecer por mucho tiempo, comienzan a ponerse leñosos y se amargan un poco.
  • Disfruta de tus calabacines caseros crudos o cocinados.

Para aprovechar las propiedades del calabacín puedes consumirlo de muchas maneras, incluyendo los populares espaguetis de calabacín (zoodles) – una alternativa a la pasta. Para una idea diferente, prueba esta receta de chips de calabacín al horno para un picoteo saludable.

¿El calabacín se puede comer crudo?

Sí, se puede (y se debe) comer crudo, así mantiene todos sus nutrientes y además es muy refrescante y con muy pocas calorías. Puedes rallarlo o cortarlo en cubos e incorporarlo a una ensalada.

¿Cuántas calorías tiene el calabacín?

Solamente tiene 20 calorías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí