Crema de acelgas

Esta receta de Crema de acelgas es muy fácil y rápida de hacer además es muy nutritiva.

Las verduras de hojas verdes oscuras se encuentran entre los alimentos más ricos en nutrientes. Aunque la col rizada a menudo se considera el rey de las verduras, la acelga es igualmente impresionante en su amplia gama de beneficios nutricionales.

Este artículo explica todo lo que necesita saber sobre las acelgas, incluidos los nutrientes y los beneficios para la salud.

Acelgas: nutrición, beneficios y cómo cocinarla

Hay muchos tipos de acelgas, algunas de las cuales tienen tallos y vetas coloridas, lo que hace que este vegetal sea particularmente agradable a la vista.

Además, sus hojas y tallos proporcionan una gran cantidad de vitaminas, minerales y potentes compuestos vegetales.

Solo 1 taza (175 gramos) de acelgas cocidas ( 3 ):

  • Calorías: 35
  • Proteína: 3.3 gramos
  • Carbohidratos: 7 gramos
  • Fibra: 3.7 gramos
  • Vitamina A: 214% de la ingesta diaria de referencia (RDI)
  • Vitamina C: 53% de la IDR
  • Vitamina E: 17% de la IDR
  • Vitamina K: 716% de la IDR
  • Calcio: 10% de la IDR
  • Cobre: 14% de la IDR
  • Magnesio: 38% de la IDR
  • Manganeso: 29% de la IDR
  • Hierro: 22% de la IDR
  • Potasio: 27% de la IDR

Como puede ver, una pequeña porción de acelgas cocidas cubre su necesidad diaria de vitaminas A y K y casi cumple con la IDR de vitamina C. Además, la acelga es una buena fuente de calcio, magnesio, cobre, zinc, sodio, fósforo y vitamina E.

Esta crema verde no solo está cargada de nutrientes, sino que también es extremadamente baja en calorías, por lo que es un alimento amigable para perder peso.

Antioxidantes que combaten enfermedades

La acelga también es rica en antioxidantes, que combaten los radicales libres en su cuerpo que pueden conducir a ciertas enfermedades.

Los muchos antioxidantes de la acelga incluyen polifenoles, vitamina C, vitamina E y pigmentos vegetales de carotenoides, como el betacaroteno. Estos nutrientes ayudan a proteger las células del daño de los radicales libres.

El consumo de una dieta alta en antioxidantes, que se encuentran en la acelga, puede disminuir las posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades crónicas.

Por ejemplo, en una revisión de 18 estudios, las personas con la mayor ingesta de betacaroteno tenían un riesgo significativamente menor de cáncer de pulmón que aquellas con la menor ingesta.

La acelga contiene varios antioxidantes flavonoides, incluyendo quercetina, kaempferol, rutina y vitexina.

Crema de acelgas

Kaempferol es un poderoso compuesto antiinflamatorio que también puede tener propiedades anticancerígenas.

Por ejemplo, un estudio de probeta descubrió que kaempferol atacaba las células de cáncer de páncreas al inducir la muerte celular e inhibir el crecimiento de células cancerosas.

La investigación muestra que Vitexin, otro flavonoide que se encuentra en las acelgas, puede ayudar a combatir las enfermedades del corazón al disminuir la presión arterial, reducir la inflamación e inhibir la coagulación sanguínea.

En esta receta se utiliza caldo de ave, si no tiene puede hacer el caldo casero cociendo en agua fría uno o dos caparazones de pollo con un trozo de cebolla pelada, las hojas verdes de un puerro, un poco de apio, de zanahoria y de nabo, todo ello sazonado con sal, y mejorana. Si no tiene tiempo de hacer el caldo casero puede sustituirse por uno de carne o utilizar un par de pastillas disueltas en agua hirviendo.

Mis utensilios de cocina favoritos para hacer esta receta crema de acelgas:

  • TAZAS DE MEDIDAS: Nada es mejor que un buen juego de tazas de medir que duren mucho tiempo. Me encantan las tazas medidoras de metal por su durabilidad.
  • CUCHARAS DE MEDIDAS: Tengo que tener a mano un juego de cucharas medidoras de metal. Las de plástico no duran mucho en nuestra casa.
  • LICUADORA/BATIDORA: La utilizo en muchísimas recetas, pero me es imprescindible para preparar cremas, salsas, zumos, batidos y smoothies.

Crema de acelgas

Ingredientes para 4 raciones

  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Una cebolla mediana
  • Una cucharada de sal
  • 2 cucharadas colmadas de harina de trigo
  • 500 g de hojas de acelgas, desprovistas de su base
  • Cuatro tazas (un litro) de caldo de ave
  • 1/4 cucharadita de pimienta blanca molida
  • 1/10 de cucharadita de nuez moscada recién rallada

Guarnición

  • 16 croutons (si no tiene puede utilizar cuadraditos de pan del día anterior, remojados en leche y fritos en aceite de oliva hasta dorarlos)

Crema de acelgas

Cómo preparar la crema de acelgas

  1. Poner una cazuela a fuego medio con el aceite, la cebolla y la mitad de la sal.
  2. Cuando la cebolla empiece a ablandarse, agregar la harina y removerla muy bien con una cuchara de madera, para que se empape de la grasa.
  3. Añadir las acelgas, lavadas, muy escurridas y cortadas muy menudo, mezclar todo.
  4. Comenzar a agregar el caldo, poco a poco y sin dejar de revolver, hasta que se haya incorporado por completo.
  5. Sazonar con el resto de la sal, la pimienta y la nuez moscada y dejar cocer muy lentamente con la cazuela tapada durante 20 – 25 minutos, según se utilice una olla normal un modelo tradicional o una Express.
  6. Transcurrido ese tiempo, triturar todo en la batidora eléctrica hasta lograr una crema homogénea.
  7. Servir caliente, en una sopera o repartida en cuencos, con la guarnición en una bandejita aparte para que cada comensal se sirva los picatostes en el momento de consumir la sopa, pues si los agrega antes el pan frito se ablandará.
Resumen
recipe image
Nombre
Crema de acelgas
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo de cocción
Tiempo Total

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí