Seitán casero

Cómo hacer el Seitán

El seitán es uno de los alimentos más populares entre los veganos y vegetarianos. Se hace a partir de gluten de trigo y al igual que el tofu es muy nutritivo.

Hacer tu propio seitán casero es súper fácil. En este artículo te explico, paso a paso, cómo hacerlo y las recetas para hacer el seitán casero con tres variaciones de sabor.

El seitán es muy fácil de hacer con los ingredientes que están disponibles hoy en día, y una vez que lo has hecho unas cuantas veces puedes improvisar.

Además, ni siquiera tienes que seguir la receta. Lee mis instrucciones a continuación y haz el seitán a tu manera. El único ingrediente esencial es el gluten de trigo en polvo, que, afortunadamente, puedes conseguir en tiendas de alimentos naturales y en casi todos los supermercados.

¿Qué es el Seitán?

El seitán está hecho a partir del gluten de trigo, por lo que no es apto para los intolerantes al gluten.

Si alguna vez has comido en un restaurante vegetariano y te ha sorprendido un plato con sabor a carne, probablemente estabas comiendo seitán. Aunque prefiero hacer el seitán en casa porque generalmente es mucho mejor y sé lo que contiene.

El gluten es lo que le da a la masa del pan su textura elástica y esta es una de las razones por lo que el seitán tiene una textura bastante parecida a la de la carne. Si lo sazonas te aseguro que sabe a carne.

Preparar la masa

La preparación de la masa comienza con el gluten de trigo en polvo. Me gusta agregarle otro tipo de harina como la de garbanzo para darle un poco de suavidad al seitán.

Para preparar unas 2 tazas de seitán, normalmente utilizo 1 taza de gluten de trigo, 1/4 de taza de harina de garbanzo y una taza de agua. Se revuelve hasta formar una masa.

Amasar la masa

Al igual que en la fabricación de pan, hay que amasar un poco hasta que la masa sea consistente y elástica, con unos 5 minutos será suficiente. Déjalo reposar durante unos 30 minutos después de eso.

Seitán casero

Otras recetas fáciles de hacer: <<Sopa de lentejas>> <<Pollo con Champiñones a la crema>> <<Plátanos en tentación>>

Hacer el caldo

El caldo es lo que le da sabor al seitán, así que en este paso tienes que elegir como quieres que sepa el seitán. En este paso puedes experimentar a tu gusto.

Para las cantidades que se indican en la receta, seis tazas de caldo es lo ideal. Si miras la cantidad de masa que tienes, seis tazas pueden parecer mucho, pero no lo es. ¡El seitán duplicará o incluso triplicará su tamaño mientras se cocina!

Normalmente utilizo caldo de verduras, pero el agua también funciona. Agrego salsa de soja en lugar de sal, de 1/4 a 1/3 de taza de salsa de soja en dependencia de su concentración.

A partir de ahí, todo depende de las especies que añadas. Aquí van algunas sugerencias:

  • ajo (fresco o en polvo)
  • cebolla en polvo
  • hierbas aromáticas secas
  • vino
  • Salsa Worcestershire vegetariana
  • miso (esto añade bastante sal, así que usa menos salsa de soja si la incluyes)
  • Otro condimento multiuso

Si no estás seguro de por dónde empezar, usa la receta de abajo. Tiene tres variaciones de caldo para variar el sabor del seitán y reemplazar diferentes tipos de carne: cerdo, pollo y carne de vacuno.

Cocer a fuego lento

Cuando el caldo esté listo, la masa para el seitán ya debe haber reposado el tiempo suficiente. Corta el seitán en trozos más pequeños. Me gusta cortarlo en 4 o 6 trozos porque si son demasiado grandes el caldo no los penetrará completamente y como se expanden durante la cocción, si son demasiado grandes el caldo no los cubrirá.

Poner el caldo a hervir y cuando rompa el hervor, reducir el fuego a bajo y agregar los trozos de masa. Cocine durante una hora, vigilando que no hierva. Si hierve, el seitán podría quedar demasiado cocinado y gomoso.

Técnicamente, el seitán ya está cocinado y puedes comerlo en cuanto lo saques de la olla.

Puedes utilizarlo enseguida o guardarlo en el caldo. Se mantendrá bien durante unos 4-5 días en la nevera. Si quieres guardarlo por un tiempo mayor, puedes sellarlo y congelarlo.

Receta de Seitán casero

Ingredientes

Para la masa

  • 1 taza de gluten de trigo en polvo
  • 1/4 de taza de harina de garbanzo
  • 1 taza de agua

Para el caldo – Sabor a cerdo

  • 6 tazas de caldo de verduras bajo en sodio o agua
  • 1/3 taza de salsa de soja
  • 2 cucharadas de jarabe de arce
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • 2 cucharaditas de humo líquido
  • 2 cucharaditas de pimentón ahumado
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo

Para el caldo – Sabor a pollo

  • 6 tazas de caldo de verduras bajo en sodio
  • 1/3 taza de salsa de soja
  • 1/4 de taza de copos de levadura nutricional
  • 1 1/2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 1 1/2 cucharaditas de condimento para aves
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de humo líquido

Para el caldo – Sabor a carne de vacuno

  • 5 1/2 tazas de caldo de verduras bajo en sodio
  • 1/2 taza de vino tinto seco
  • 1/3 taza de salsa de soja
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra

Seitán casero

Cómo hacer el Seitán casero

  1. Revuelva el gluten de trigo y la harina de garbanzos en un tazón mediano.
  2. Añada el agua y revuelva hasta formar una masa suave.
  3. Transfiera la masa a una superficie de trabajo y amásela durante 5 minutos.
  4. Deje reposar la masa durante 30 minutos.
  5. Mientras la masa descansa, prepare todos los ingredientes del caldo que elija y colóquelos en una olla grande.
  6. Ponga la olla a fuego alto hasta que comience a hervir.
  7. Reduzca el fuego a bajo.
  8. Corte la masa en 4-6 trozos grandes, o si lo prefiere, en tiras o trozos más pequeños.
  9. Añada la masa cortada al caldo.
  10. Deje que el caldo hierva a fuego lento durante 1 hora, sin tapar, vigilando de cerca para que se mantenga a fuego lento (dejar que hierva suavemente, no a borbotones).
  11. Pasado este tiempo, retire la olla del fuego y deje enfriar un poco.
  12. Cuando el seitán esté lo suficientemente frío como para manejarlo, puede usarlo en una receta inmediatamente o guardarlo en el caldo.

¿Puedo utilizar el seitán para sustituir la carne en una receta?

En la mayoría de las recetas puedes utilizar el seitán como sustituto de la carne.

¿Qué cantidad de seitán se recomienda comer?

Se recomienda una dosis no mayor de 150 g y no consumirlo diariamente.

Leave a Comment