Tarta de durazno

Los duraznos frescos y una base de tarta con doble sabor a mantequilla hacen que esta tarta de durazno sea una de las favoritas de mi familia. Es una receta fácil de preparar con el delicioso sabor de las tartas clásicas.

Este pastel de durazno es muy similar al pastel de melocotón que publiqué hace unos meses y que sigue siendo uno de los favoritos de los seguidores del blog. Creo que ya era hora de que refrescara un poco la receta y les diera otra forma de preparar el relleno sin tener que usar melocotones enlatados.

Este relleno de tarta de durazno es mucho más fácil. Sólo tienes que tirar todo en un molde. No tienes que hervir nada a fuego lento ni hacer una salsa almibarada.

Esta receta utiliza duraznos frescos congelados que se cubren con azúcar y se dejan descongelar. Cuando los duraznos se descongelan crea un agradable sirope. La mezcla tarda unas horas en descongelarse a temperatura ambiente.

Por supuesto que puedes hacer trampa y meterla en el microondas durante unos segundos. Normalmente empiezo las horas de relleno antes de empezar a preparar la cena, así que cuando la cena esté lista, ¡estoy metiendo este pastel en el horno!

Tarta de durazno¿Es un pastel o una tarta de durazno?

Yo lo llamo tarta de durazno ya que tiene una base de tarta, pero seguro que encontrará que en otros países lo llamarán pastel de durazno. Lo más importante no es el nombre si no lo delicioso que es, llámese como se llame.

Cada vez que hago esta tarta de durazno, por lo general mantiene su forma cuando se corta y eso que la lleno hasta el borde con duraznos.

Hay dos cosas importantes para hacer una buena tarta de duraznos, una es la base y la otra los duraznos.

La base – Una buena base es la única manera de tener una buena tarta. Esta es la base que uso con todas mis recetas cuando no la hago yo. La base debe ser crujiente por fuera pero suave por dentro y saber a galletas de mantequilla. Creo que por eso me gusta tanto, ¡es que tiene un sabor! Y ese generoso espolvoreado de azúcar de canela en la base la hace simplemente divina. Podría hasta comerla sola.

Los duraznos – He hecho tartas de durazno con duraznos en lata, con duraznos congelados y con duraznos frescos y todas tienen un sabor increíble. Normalmente prefiero el fresco sobre cualquier otro, pero realmente no puedo decir que exista una gran diferencia entre el uso de conservas, congelados o frescos en recetas de este tipo.

Para esta receta utilicé duraznos frescos y los congelé y decidí no usar las especias que puse en la receta de pastel de melocotón. Quería que el sabor de los duraznos frescos brillara y puedo decirte que sí brillaron. ¡Todo ese aroma a durazno se apoderó de mi cocina!

Por último, pero no por ello menos importante…

¿Sabes cuál es una de mis cosas favoritas de la tarta de durazno? Es cuando ese sirope de durazno se mezcla con la base y la pone toda acaramelada. ¡Qué sabroso!

leripe77@gmail.comNo hay nada peor que un pastel de durazno empapado y acuoso. ¡Es muy importante que dejes que los duraznos se descongelen por completo! No es bueno que suelten esa agua extra dentro de la tarta.

Otro detalle es usar una cuchara con ranuras cuando vayas a colocar los duraznos en la base. Así el exceso de los jugos no enchumba la base que se humedecerá con los que suelten los duraznos mientras se hornean.

Receta de tarta de Durazno

Los duraznos frescos y una base de tarta con doble sabor a mantequilla hacen que esta tarta de durazno sea una de las favoritas de mi familia. Es una receta fácil de preparar con el delicioso sabor de las tartas clásicas.

Ingredientes

  • 1 base para tarta con doble mantequilla
  • 1 kg de duraznos cortados en rodajas y congelados (aproximadamente 6-7 tazas)
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de azúcar de canela

leripe77@gmail.comPreparación

  1. Precaliente el horno a 200ºC.
  2. Coloque la base en un molde engrasado previamente.
  3. Refrigere la base hasta que la vaya a usar.
  4. En un recipiente grande mezcle los duraznos congelados con el azúcar.
  5. Revuelva suavemente para que los duraznos se cubran de azúcar.
  6. Deje reposar hasta que los duraznos se hayan descongelado por completo y el azúcar se vuelva almibarada. Puede acelerar este proceso descongelando los duraznos en el microondas, pero solo si es necesario.
  7. Agregue la mantequilla. La mantequilla se solidificará si sus duraznos están fríos. Parecerán moteados, pero está totalmente bien.
  8. Agregue la vainilla y el zumo de limón.
  9. Retire la base de la nevera y espolvoree la mitad de la mezcla de azúcar de canela sobre la base, presionando suavemente.
  10. Coloque los duraznos en la base con una espumadera, para dejar escurrir el exceso de sirope. Si le cae jugo a la tarta quedará demasiado húmeda.
  11. Unte con las claras de huevo y espolvoree con el azúcar de canela restante.
  12. Hornee durante 30 minutos. Luego cubra la tarta con papel de aluminio, reduzca el fuego y hornee por otros 25 minutos o hasta que las bases estén bien cocinadas y el almíbar se haya espesado.
  13. Cuando esté listo, saque el molde del horno y retire el papel de aluminio.
  14. Deje enfriar la tarta.
  15. Sirva sola o con helado de vainilla.

Nota:

Los jugos de la tarta pueden burbujear y embarrar el horno. Coloque el molde sobre una bandeja o forre la rejilla con papel de aluminio para mantener limpio el horno. Aprendí esto por las malas, no fue nada divertido quitar el sirope pegajoso del horno.

Resumen
recipe image
Nombre
Tarta de durazno
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo de cocción
Tiempo Total