Tartaletas de calabaza

En el artículo de hoy comparto la receta de unas deliciosas Tartaletas de calabaza, un relleno suave y cremoso con especias.

La idea para esta receta viene de una invitación que me hicieron unos amigos estadounidenses para participar en una cena por el Día de Acción de Gracias. Uno de los platos estrellas de esa celebración es el pastel de calabaza. Este pastel es realmente delicioso, con una crujiente base de masa quebrada coronada con una sabrosa crema de calabaza muy especiada.

Dado lo rico que era, decidí que iba a hacer un pastel de calabaza tan pronto regresara a casa, pero por una cosa o por otra lo fui dejando para más adelante y ayer llegó ese día. Ya sabes que me gusta hacer las cosas a mi manera sí que cambié el pastel por tartaletas y le suprimí algunas especias que no son muy de mi agrado.

Aquí te dejo varios consejos que me dieron para conseguir que este postre quedara espectacular:

  • Para que la base de la tartaleta no quede húmeda debes hornearla antes de añadir el relleno. El relleno de calabaza es muy húmedo y si se lo agregas a la masa quebrada cruda, se empapará y no quedará crujiente.
  • La masa quebrada realmente no necesita los 25-30 minutos de horneado necesarios para cocinar el relleno de calabaza. Los bordes superiores pueden quemarse al no estar protegidos por el molde. Para evitar que esto suceda, envuelve un anillo de papel de aluminio alrededor del borde del molde de las tartaletas, doblándolo un poco hacia adentro para proteger los bordes.

Tartaletas de calabaza

  • La masa quebrada se pega cuando trato de estirarla con el rodillo. Hay tres maneras de solucionar este problema: 1) Enfriar la pasta antes de estirarla la hace menos pegajosa. 2) Enharinar ligeramente tanto la superficie de trabajo como el rodillo ayuda a evitar que se pegue. 3) Colocar film transparente debajo y encima de la masa quebrada para trabajarla con el rodillo.
  • Si la parte superior de la tartaleta de calabaza se agrieta es porque se ha cocinado demasiado en el horno (el relleno se hincha y se agrieta al hacerlo) o porque la tartaleta se ha enfriado demasiado rápido. Para evitar que esto suceda, apaga el horno relativamente temprano (después de sólo 25-30 minutos) pero deja las tartaletas en el horno para que se enfríen. Esto tiene dos beneficios: 1)Dejarlo en el horno caliente ayuda a asegurar que el centro se asiente perfectamente para que esté suave pero no goteando. 2) Se enfría lentamente, reduciendo la posibilidad de que se rompa.

Sinceramente, ninguno de estos problemas es una razón para que no sirvan las tartaletas, a no ser que la masa quebrada esté completamente cruda, así que si tienes algún problema entonces simplemente disfrútalo de todos modos y recuerda estos consejos para la próxima vez.

Si no te decides o no quieres hacer la masa quebrada, entonces simplemente usa la que venden ya lista para usar en los supermercados.

Cómo hacer las Tartaletas de calabaza

Ingredientes

Para la masa quebrada

  • 275 g de harina de trigo
  • 40 g de azúcar en polvo
  • 125 g de mantequilla + un poco para engrasar los moldes
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 200 g de calabaza cocida
  • 80 g de azúcar
  • 100 ml de natas 48% materia grasa
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • una pizca de nuez moscada en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Un poco de leche

Tartaletas de calabaza

Preparación

Masa Quebrada

  1. Corta la mantequilla en cubos y ponla en un bol.
  2. Agrega la harina y el azúcar a la mantequilla.
  3. Mezcla con las puntas de los dedos hasta que tenga el aspecto que las migas de pan.
  4. Bate ligeramente un huevo y añádelo al bol.
  5. Mezcla con las manos hasta que la masa esté compacta.
  6. Forma una bola con la masa y cubre con film transparente.
  7. Lleva a la nevera para enfriar durante unos 30 minutos.
  8. Pasado este tiempo, coloca la masa sobre una superficie de trabajo.
  9. Estira la masa con un rodillo hasta que tenga un espesor de 3 mm aproximadamente.
  10. Pincela los moldes con mantequilla.
  11. Cubre el molde con la masa.
  12. Presiona suavemente para que la masa quede bien ajustada al molde y recorta cualquier exceso. Reserva los recortes para hacerle alguna decoración posterior.
  13. Pincha la masa con un tenedor por el fondo y por los lados del molde.
  14. Con los recortes haz diferentes figuras que pueden ser desde rectángulos hasta tréboles.
  15. Colócalos en una bandeja forrada con papel para honear.

Relleno de calabaza

  1. Pon en un bol el puré de calabaza, el azúcar moreno, la maicena tamizada para evitar grumos, las natas, el  huevo, las especias y una pizca de sal.
  2. Bate hasta que todos los ingredientes estén integrados.

Tartaleta

  1. Pon a precalentar el horno a una temperatura de 200ºC.
  2. En cada molde coloca un trozo de papel para hornear sobre la masa quebrada de forma tal que la cubra totalmente.
  3. Encima del papel echa unos granos de frijoles o unas canicas, lo principal es que pesen para que la masa no se deforme al hornearla.
  4. Coloca en el horno los moldes con las tartaletas y la bandeja con los recortes para la decoración.
  5. Hornea durante 10 minutos.
  6. Retira los moldes del horno y quita con cuidado el papel con los frijoles.
  7. Hornea otros 10 minutos, hasta que la superficie de la masa quebrada adquiera un color marrón claro.
  8. Una vez terminada la cocción de la masa, retira los moldes del horno y la bandeja con los recortes.
  9. Reduce la temperatura del horno a 180ºC.
  10. Vierte el relleno en los moldes, encima de la masa quebrada.
  11. Coge un pedazo de papel de aluminio del mismo tamaño que el molde de las tartaletas y con mucho cuidado para no quemarte, envuélvelo a su alrededor, así se detendrá la cocción excesiva de la parte superior de la masa.
  12. Hornea durante 25 minutos, hasta que por los bordes ya se vea firme, pero que en el centro todavía tiemble. Si ves que la parte superior empieza a inflarse, entonces tómalo como una señal de que es hora de apagar el horno.
  13. Apaga el horno pero deja las tartaletas dentro y abre un poco la puerta del horno para dejar salir algo del calor. Así, al enfriarse lentamente las tartaletas se asegura de que no se cocinen demasiado.
  14. Decora las tartaletas con las figuras que hiciste con los recortes.
  15. Puedes servirlas calientes o esperar a que tengan la temperatura ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí