Albóndigas con tomate

Albóndigas con tomate

Esta receta de albóndigas con tomate son muy fáciles de hacer. La salsa hecha con tomates maduros frescos les da un sabor espectacular.

Muchas veces he hecho esta receta de albóndigas con tomate con los restos de alguna carne cocinada, ya sea de un asado o de una carne en salsa. Las albóndigas son un elemento básico en mi repertorio de recetas de cocina, pues además de sabrosas y nutritivas son muy versátiles.

Estas albóndigas con tomate las puedes servir solas, con alguna pasta cocida, con una ensalada, con arroz blanco o con puré de patatas.

Albóndigas con tomate

Otras recetas fáciles de hacer: <<Ensalada de brócoli>> <<Pastel de durazno>>

Esta receta de albóndigas con tomate puedes adaptarla a tus gustos fácilmente, añadiendo un toque de picante, perejil, apio, comino u otras especias.

Albóndigas con tomate

Ingredientes

  • 350 g de carne de res molida (o restos de carne asada de vaca o de cerdo, triturada)
  • 3 cucharadas de harina de trigo para todo uso
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ taza de cebolla cortada en cubos pequeños
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de tomillo seco
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 3 huevos grandes, batidos
  • Aceite vegetal, para freír

Salsa

  • ¼ taza de aceite vegetal
  • 3 dientes de ajo, picados
  • ½ taza de cebolla picada
  • ½ cucharadita de tomillo seco
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • 800 g de tomates maduros frescos cortados en dados con su jugo
  • ⅓ taza de aceitunas verdes sin hueso, picadas en trozos grandes
  • Sal al gusto
  • Pimienta recién molida al gusto

Albóndigas con tomate

Cómo hacer Albóndigas con tomate

  1. En un tazón grande, mezclar la harina de trigo con el polvo de hornear y la sal.
  2. Añadir la carne molida, la cebolla, el ajo, el tomillo, la pimienta y los huevos batidos.
  3. Mezclar con las manos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  4. Con esta mezcla formar 16 albóndigas.
  5. En una sartén grande, calentar suficiente aceite para freír las albóndigas.
  6. Cuando el aceite esté caliente, añada las albóndigas y cocine a fuego alto hasta que se doren. Gírelas para que se doren por todos lados.
  7. Retirar las albóndigas de la sartén y reservar.
  8. En una cacerola mediana, caliente el ¼ taza de aceite vegetal.
  9. Añada el ajo, la cebolla, el tomillo y el orégano y sofría a fuego medio hasta que el ajo esté fragante.
  10. Añada los tomates, tape la cacerola y cocine a fuego medio durante 5 minutos, revolviendo ocasionalmente.
  11. Haga un puré con la salsa hasta que esté ligeramente espesa; lo mejor es hacerlo con una batidora de mano o alternativamente, hacerlo en un procesador de alimentos o licuadora y volver a verter la salsa en la cacerola.
  12. Añadir las aceitunas a la salsa de tomate, sazonar con sal y pimienta a su gusto y dejar hervir.
  13. Cuando comience a hervir la salsa, añada las albóndigas y deje hervir a fuego lento hasta que se calienten bien.
  14. Retirar la cacerola del fuego.
  15. Servir las albóndigas con el acompañamiento que haya elegido.

¿Se pueden sustituir los tomates frescos por el tomate triturado de lata?

Sí, puedes sustituirlos perfectamente.

¿Cuántas calorías tienen las albóndigas con la salsa?

Tienen 374 calorías.

Leave a Comment