albóndigas de pavo

Las Albóndigas de pavo al horno, son muy fáciles de hacer y quedan tiernas y llenas de sabor. Estas albóndigas son lo suficientemente simples como para utilizarlas como base en cualquier otra receta. Las puede congelar y así siempre las tendrá a mano.

Soy de la opinión que todo el mundo que cocine agradece una receta de albóndiga de pavo básica, suave y sabrosa, pero que además se pueda congelar. Estas albóndigas congeladas me han sacado de buenos apuros, una razón más para adorarlas.

Lo digo en serio. Porque es una maravilla sacar del congelador una bolsa de albóndigas caseras cuando llegas completamente agotado del trabajo y en unos minutos tienes listo un plato con unas deliciosas albóndigas calientes, crujientes y deliciosas para la cena.

También puedes preparar una salsa de tomate rápida y sumergir las albóndigas. Si quieres una cena completa añade estas albóndigas con salsa a unos espaguetis. La diversidad de platos que puedes preparar con estas albóndigas son infinitas.

Tener de estas deliciosas albóndigas de pavo al horno siempre en tu congelador es un un salvavidas, una verdadera ayuda en un momento crítico.

albóndigas de pavoEstas albóndigas de pavo al horno son maravillosas. Me siento como si fuera uno de esos de Master Chef cada vez que las hago. Ya he hecho a fuego lento unas albóndigas agridulces sobre una cama de arroz al vapor… nada, las albóndigas con arroz de toda la vida.

Otras recetas con pavo fáciles de hacer >> Nuggets de pavo

Si aún no lo has descubierto todavía te diré que estas albóndigas van bien con todo. El sabor está tan perfectamente equilibrado que aún no he encontrado un plato con el que no se complemente. Estas son solo unas muy buenas albóndigas de pavo hechas con una receta muy básica. No son nada excesivamente elegante ni nada decepcionante, son simplemente perfectas.

Se congelan y se calientan maravillosamente bien, manteniendo un gran sabor como cuando las acabas de cocinar. Prefiero hacerlas pequeñas usando mi mini boleador de helado. De esta manera son más versátiles y más fáciles de manejar, pero si lo desea, sin duda puede aumentar el tamaño. Solo recuerda que también tendrás que aumentar un poco el tiempo de cocción si las haces más grandes.

Albóndigas de pavo al horno

Las Albóndigas de pavo al horno, son muy fáciles de hacer y quedan tiernas y llenas de sabor. Estas albóndigas son lo suficientemente simples como para utilizarlas como base en cualquier otra receta. Las puede congelar y así siempre las tendrá a mano.

Ingredientes

  • 1 libra de pavo molido
  • ⅓ taza de croutons triturados
  • ½ taza de cebolla finamente picada o rallada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 huevo batido
  • ¼ de taza de mantequilla, a temperatura ambiente
  • ¼ taza de mayonesa
  • 1 cucharada de queso parmesano rallado
  • 2 cucharaditas de salsa Worcestershire
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de condimento italiano
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1½ cucharadas de perejil
  • ⅛ cucharadita de pimentón ahumado

albóndigas-de-pavoCómo preparar Albóndigas de pavo

  1. Precalentar el horno a 200ºC
  2. Cubra una bandeja para hornear con papel de aluminio engrasado. Dejar de lado.
  3. En un tazón grande, mezcle la carne de pavo con los croutons, la cebolla, el ajo, el huevo, la mantequilla, la salsa Worcestershire y la mayonesa.
  4. Mezcle suavemente todo con las manos o con una espátula de goma.
  5. Mezcle en un tazón pequeño el queso rallado, el condimento italiano, el orégano, el pimentón, el perejil, la sal y la pimienta y espolvoree sobre la mezcla de pavo.
  6. Amase suavemente hasta que las especias se mezclen con la carne.
  7. Freír un pequeño trozo de la mezcla para probar y ajustar los condimentos si es necesario.
  8. Cubra la masa para las albóndigas y refrigere durante unos 30 minutos. Este paso es opcional, pero facilita mucho el manejo de la masa.
  9. Usando un boleador de helado pequeño o sacando una cucharada de la mezcla forme las albóndigas.
  10. Coloque en la bandeja para hornear preparada.
  11. Hornee durante 8-10 minutos y apague el horno.
  12. Retire del horno 1 ó 2 minutos después de apagarlo.
  13. Cuando las albóndigas salgan del horno, déjelas que reposen en los jugos de la bandeja hasta que se enfríen un poco.
  14. Servir o dejar enfriar completamente y luego congelar.

albóndigas de pavoNotas

  • No se debe manipular en exceso la mezcla de carne porque se apelmaza.
  • Vigile las albóndigas mientras las hornea para evitar que se quemen.
  • Siempre fríe una pequeña albóndiga de prueba para ajustar los condimentos si es necesario.
  • Con esta receta se hacen pequeñas albóndigas, lo que significa que se cocinan rápido. Si tu horno tiende a funcionar un poco más caliente o si usas un pavo muy magro, se cocinarán muy rápido. Así que solo ten esto en cuenta para que no se te vayan a quemar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí