albóndigas Dukan

Hoy vamos a explicar paso a paso cómo hacer en casa las albóndigas Dukan.

Llevamos unos años escuchando las famosas “dietas Dukan” y toda la controversia que la misma a generado. Incluso ha llevado a que su creador, el francés Pierre Dukan (de aquí el nombre de la dieta) fuera expulsado en Enero 2014 del colegio de médicos de Francia.

Estar a favor o en contra de esta dieta, lo dejo a consideración de cada uno. Como en todo conflicto, hay cosas positivas y negativas. Por mi parte, me han gustado las recetas que el ofrece en sus dietas, y es por esto que hoy te comparto las albóndigas dukan.

Albóndigas Dukan

Soy de la opinión que lo importante para cocinar es saber adaptar los platos a nuestros gustos y en este aspecto, las recetas que nos ofrecen las dietas dukan son geniales, se adaptan con facilidad, por ejemplo: salsa de tomate dukan y salsa de queso dukan. Por supuesto, hay que saber adaptarlas.

La facilidad que tiene la elaboración de las albóndigas, en nuestro caso, las Dukan, es que podemos preparar de una sola vez gran cantidad, y luego a medida que las necesitemos sólo tendríamos que calentarlas en el microondas. Una gran solución para esos días que se nos echa el tiempo encima y no tenemos lista la comida.

Para la receta de albóndigas Dukan que les voy a compartir, he utilizado aceite de oliva extra virgen, pues le da un toque espectacular al resultado final.

Receta de las albóndigas Dukan

Ingredientes

  • Caldo desgrasado albóndigas Dukan
  • 500 gramos de pollo dukan desmigajado
  • Ajo
  • Perejil
  • 1 Huevo
  • 5 ó 6 cucharadas de salvado de avena
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomate triturado

Cómo elaborar las albóndigas Dukan

  1. Lo primero que tendremos que hacer es triturar el pollo, para que quede como una especie de picadillo. Una vez listo, le agregamos la sal, pimienta, el ajo y el perejil. Mezclamos bien, de manera que estos ingredientes se mezclen con toda la masa.
  2. Batimos un huevo y se lo añadimos a la masa de pollo, lo cual le dará una mayor consistencia y homogeneidad.
  3. Agregamos el salvado de avena a la masa y la dejamos reposar durante unos minutos.
  4. Ahora, vamos a elaborar el caldo con parte del pollo que hemos triturado. También existe la opción de realizar el caldo con los sobres que venden en cualquier centro comercial. Aunque a mí me gusta más lo natural, así que he elegido parte de la masa del pollo.
  5. Una vez, que el caldo se encuentre listo y hayamos rectificado el punto de sal, lo mezclamos con la masa de pollo, previamente elaborada, hasta lograr una fusión total de las dos. Es importante reservar un poco de este caldo para elaborar posteriormente la salsa donde cocinaremos las albóndigas Dukan. Dejamos que la masa se enfríe bien. albóndigas Dukan
  6. Mi consejo, es que el caldo se añada poco a poco, pues si la mezcla queda muy suave, no se podrán después elaborar de forma correcta las albóndigas.
  7. Una vez que la masa, se encuentra fría, llega el momento de formar las albóndigas. Si esas bolitas de carne que luego nos comeremos.
  8. Formar las bolitas es sencillo y hasta entretenido. Si tienes niños en casa, incluso puedes invitarlos a que te ayuden, esto les gusta muchísimo y es una manera de irlos adentrándolos en el mundo culinario.
  9. En un plato grande o bandeja se espolvorea la harina, también es aconsejable espolvorear las manos, esto evitará que la masa de las albóndigas Dukan se te peguen.
  10. Con la ayuda de una cuchara (esto es para que salgan todas del mismo tamaño), extrae un poco de la masa y crea la albóndiga. Las puedes ir colocando luego en una bandeja plana.
  11. Al caldo restante, que previamente habíamos reservado, le añadimos tomate triturado, cebolla, sal y pimienta. Lo ponemos al fuego y mezclamos bien hasta que logremos que se fusionen todos estos ingredientes. Ya tenemos nuestra salsa lista.
  12. Las bolitas de las albóndigas Dukan, las podemos ir friendo en lo que la salsa alcanza la consistencia adecuada en el fuego.
  13. Para freir las albóndigas, debemos poner una sartén al fuego, añadimos un poco de aceite de oliva extra virgen, esperamos a que el aceite se caliente y vamos añadiendo las bolitas y friéndolas.
  14. Una vez fritas, las colocamos en un bol o en una fuente y le vertemos la salsa por encima. Y ya están listas nuestras albóndigas Dukan para comer.

Podemos adornar nuestra receta con una hojita de albahaca.

¿Te ha resultado sencilla esta receta? Y no olvides revisar el blog esta semana para ver más recetas de pollo dukan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí