asado de conejo

El día de hoy una receta verdaderamente simple y que los amantes de las cocciones al horno disfrutaréis: asado de conejo con ajo y yerbas está exquisito.

Este asado de conejo es simple y efectivo por el hecho de que emplea uno de los más fantásticos ingredientes de la dieta mediterránea: el ajo. Sí, no me miréis de este modo, ¿no adoráis el ajo? Es uno de mis condimentos preferidos y en este plato contribuye a la mayoría del sabor.

asado de conejo

Actualmente los conejos que se hallan en los comercios acostumbran a ser de vivero, con lo que su carne es algo insípida. Razón de más para adobarlos con el ajo, eso sí, si tenéis la suerte de localizar conejo de monte, no vaciléis en comprarlo porque con esta forma de cocinarlo el resultado será estupendo y sabrosísimo.

Otras recetas fáciles de hacer >> Ensalada de espárragos blancos y queso feta

Este asado se hace a baja temperatura a lo largo de la primera hora de cocción, por lo que necesitarás una buena bandeja metálica como la que he utilizado, que recoja y reparta bien el calor para que el resultado sea una carne horneada uniformemente.

Cómo preparar fácilmente el asado de conejo con ajo

Ingredientes

  • 2 conejos limpios en pedazos
  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite o manteca de cerdo
  • Vinagre
  • 350ml de vino blanco
  • Sal
  • Tomillo
  • Romero

Cómo preparar el asado de conejo

  1. Pela los ajos.
  2. Pon el conejo en la bandeja.
  3. Lo untas con la sal y el aceite o la manteca de cerdo.
  4. Añadimos los ajos enteros, el vinagre, el vino blanco, el tomillo y el romero.
  5. Cubrimos la bandeja con papel de aluminio.
  6. Déjalo reposar media hora. asado de conejo
  7. Lo llevas 40 minutos al horno a 130°C.
  8. Pasado este tiempo retira el papel de aluminio que cubre la bandeja y sube la temperatura a 170°C para que el conejo se dore.
  9. Cuando lleve 20 minutos, sacas la bandeja y le das la vuelta a los trozos de conejo.
  10. Mantenlo a 170ºC durante otros 15 minutos. Así la carne quedará dorada por ambos lados.
  11. No debes pasarte del tiempo en el horno porque el conejo cortado en piezas se puede resecar en demasía.
  12. Al sacarlo del horno, si notas que ha quedado poca salsa, le añades un vaso de agua hirviendo para que se “desglase” el fondo de la bandeja y así conseguirás más cantidad de salsa.
  13. Sirve el asado de conejo recién sacado del horno.

El asado de conejo con ajo, puedes acompañarlo con unas patatas panaderas o con verduras a la mantequilla. Es una combinación excelente, que sin dudas, agradará a tus comensales.

Comparte esta receta con tus amigos en las redes sociales. Y por supuesto, déjanos tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí