Bombones rellenos con café

La receta que comparto hoy contigo es una de mis favoritas, es para hacer unos bombones rellenos con café capuchino. Estos bombones de chocolate blanco tienen en el centro un ganache con café y para decorarlos los he espolvoreado con un poco de cacao en polvo.

Cuando abro una caja de chocolates me gusta empezar por los que menos me gustan y dejar los que más me gustan para el final, que casi siempre son los de cappuccino y los de café. Esto me plantea un verdadero problema a la hora de compartir chocolates, porque me veo obligada a comerme mis favoritos primero para asegurarme de que nadie se los va a comer.

Esta es una de las razones del por qué he decidido hacer los bombones de capuchino, la otra razón es simplemente porque me encantan.

Si no tiene un molde para bombones ni un termómetro para el chocolate, con esta receta no vas a tener problemas. Para hacer los bombones usé un molde de silicona y templé el chocolate para hacerlo duro y brillante para que fuera más fácil de sacarlo del molde.

Bombones rellenos con café

Elegí usar un molde de silicona para bombones porque me encanta como se ven ordenados y limpios y porque el ganache, como es un poco suave se hace difícil el relleno del chocolate blanco.

Otras recetas de bombones fáciles de hacer >> Bombones de chocolate rellenos de caramelo

Si no tienes un molde de estos entonces debes hacer el ganache más firme aumentando la cantidad de chocolate con leche que se indica en la receta, o sea,  en lugar de 50 g tendrías que utilizar 70 g, pero si encuentras que sigue estando suave una vez que se haya enfriado, simplemente derrite un poco más de chocolate con leche y se lo añades.

Después que el ganache haya fraguado solo tendrás que darle la forma, sumergirlo en el chocolate blanco y ponerlo en una hoja de papel encerado hasta que se solidifique.

Bombones rellenos con café capuchino

Ingredientes

  • 50 g de una tableta de chocolate con leche
  • 1 cucharada de natas 48% materia grasa
  • 1 cucharada de cafĂ© expreso
  • 200 g de chocolate blanco

Bombones rellenos con café

PreparaciĂłn

  1. Prepara el café expreso y déjalo enfriar. Si no tienes café expreso puedes sustituirlo por  ½ cucharadita de café soluble diluida en 1 cucharada de agua caliente.

Templar el chocolate blanco

  1. Parte la mitad del chocolate blanco en trozos y ponlos en un cazo.
  2. Coloca a fuego muy lento (o a baño maría si prefieres) y derrite el chocolate, revolviendo constantemente.
  3. Retira del fuego y vierte el chocolate en un recipiente.
  4. Rebaja la temperatura a 32ºC añadiendo un trozo de chocolate sin derretir y revuelve hasta que se derrita. Continúa añadiendo más chocolate y revolviendo hasta que la temperatura alcance los 32ºC.
  5. Una vez que el chocolate haya alcanzado esta temperatura, retira los pedazos que no se hayan derretido y colócalos en el cazo por si necesitas derretir más chocolate para la base de los bombones.
  6. Vierte cuidadosamente el chocolate en el molde, echando en cada uno de los agujeros la cantidad suficiente para que se forme una fina capa de chocolate blanco en cada uno.
  7. Pon el molde en la nevera hasta que se endurezca el chocolate.

Ganache de café

  1. Parte en trozos los 50 g de la tableta de chocolate con leche y ponlos en un cazo.
  2. Calienta a fuego muy muy bajo hasta que todo el chocolate se haya derretido. También puedes hacerlo en baño maría o en el microondas.
  3. Vierte las natas y el café expreso en un bol.
  4. Una vez que el chocolate se haya derretido, viértelo en el bol junto con el café y las natas.
  5. Revuelve enérgicamente hasta que estos ingredientes estén completamente integrados.
  6. Coloca el bol en la nevera durante media hora para que fragĂĽe.

Rellenar los bombones

  1. Una vez que las cáscaras de chocolate blanco y el ganache de café  hayan fraguado se retiran de la nevera.
  2. Con una cuchara pequeña coge cuidadosamente un poco de ganache y colócalo dentro de cada una de las piezas de chocolate blanco que están en el molde. Asegúrate de que no se salga por encima de la parte superior del molde ya que te causará problemas cuando vayas a colocar las bases de los bombones, puedes aplastarlo con cuidado o sacar un poco del ganache.
  3. Una vez que todos los bombones están con el relleno, atempera un poco más de chocolate blanco para las bases.
  4. Añade al cazo con los trozos que no se derritieron antes, aproximadamente la mitad del chocolate blanco sin derretir y derrite a fuego muy lento hasta que alcance los 45ºC.
  5. Coloca a fuego muy lento (o a baño maría si prefieres) y derrite el chocolate, revolviendo constantemente.
  6. Retira del fuego y vierte el chocolate en un recipiente.
  7. Rebaja la temperatura a 32ºC añadiendo un trozo de chocolate sin derretir y revuelve hasta que se derrita. Continúa añadiendo más chocolate y revolviendo hasta que la temperatura alcance los 32ºC.
  8. Vierte el chocolate derretido encima de cada uno de los bombones rellenos que están en el molde para que formen la base.
  9. Raspa cualquier exceso.
  10. Coloca el molde en la nevera durante unos 20 minutos para que el chocolate se endurezca.
  11. Una vez que las bases de los bombones hayan fraguado, retira el molde de la nevera y desmolda con cuidado cada uno de ellos.
  12. Espolvorea sobre los bombones un poco de cacao en polvo.
  13. Ya están listos para disfrutar al máximo cada uno de ellos.

Es probable que te quede algo del chocolate blanco derretido, para conservarlo y utilizarlo otro día, simplemente vierte el chocolate derretido en un recipiente hermético y guárdalo en la nevera hasta que vayas a utilizarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquĂ­