cocina al vapor

Cocina al vapor

De todos los métodos de cocina convencionales, la cocina al vapor es una de las formas más naturales y saludables de cocinar los alimentos; es una técnica simple que permite experimentar los sabores únicos de la comida.

En este artículo puedes leer por qué vale la pena usar el método de cocina al vapor en la alimentación de hoy en día.

Cuando se cocina al vapor, se evitan las calorías ocultas de la mantequilla, del aceite y de otras grasas, dejando intactos los sabores y las texturas brillantes de los alimentos. A diferencia de hervir y cocer a fuego lento, la cocina al vapor es una forma perfectamente suave de cocinar alimentos delicados como los mariscos y los crustáceos. Y quizás lo mejor de todo, es que la cocina al vapor mantiene todos los valiosos nutrientes dentro de los alimentos, en lugar de en el líquido de cocción.

¿Para qué se utiliza la cocina al vapor?

La cocina al vapor se utiliza para hacer que los alimentos duros, se vuelvan tiernos y comestibles. También es una forma económica y rápida de preparar la comida.

cocina al vapor

¿Qué es la cocina al vapor?

La cocina al vapor es un método de cocción con calor húmedo que funciona hirviendo agua, la que se convierte en vapor; este vapor es el que lleva el calor a los alimentos, cocinándolos. A diferencia de la comida que se cocina sumergida en agua hirviendo, al cocinarla al vapor la comida se mantiene separada del agua hirviendo, solo entra en contacto directo con el vapor caliente.

¿Es mejor cocinar al vapor o hervir las verduras?

Cuando se cocinan verduras, es preferible cocinarlas al vapor que hervirlas porque la comida permanece separada del agua caliente, lo que le permite retener más nutrientes durante el proceso de cocción. También rompe las estructuras celulares de algunas verduras y puede aumentar la cantidad de ciertos nutrientes disponibles en esas verduras. La cocina al vapor es un proceso delicado, por lo que es ideal para zanahorias pequeñas, espárragos, judías verdes, calabacines en cubos y verduras delicadas.

Hervir es adecuado para verduras más resistentes como el maíz en la mazorca, las patatas y las remolachas. Al hervirlas algunos de sus nutrientes de las verduras van al agua de la cocción. Cuanto más tiempo se cocinen, más probable es que esto ocurra. Cuando se hace una sopa o un guiso, esto puede no ser un problema, ya que el líquido se come como parte del plato. Sin embargo, cuando se cocinan verduras destinadas a ser un acompañamiento, un aperitivo o una comida, hervirlas dará lugar a que disminuya su nivel de nutrientes. Además, al hervirlas demasiado tiempo también disminuyen el color y el sabor.

Consejos para mantener el vapor

La mejor manera de mantener el calor del vapor es conservar la olla o el vaporizador con la tapa puesta. Eso mantiene el vapor dentro de la olla para que pueda cocinar su comida, con el agua en el fondo de la olla. Una vez que el agua llegue al punto de ebullición, se puede bajar un poco el nivel de calor, pero no demasiado porque entonces deja de crear vapor.

La técnica de vaporización

Por suerte, la cocina al vapor es un método de cocción sencillo que solo necesita una olla con tapa y una cesta de vapor. Una vez que decidas la cantidad de comida que vas a cocinar, usa una olla de tamaño adecuado, que un poco de espacio sobrante para que los alimentos no queden amontonados.

Vierte en la olla un poco de agua, coloca la cesta en la olla y los alimentos dentro de la cesta. Si al poner la cesta, el agua sube hasta la cesta, saque un poco de agua, para que su comida no hierva, para que se cocine al vapor, el nivel del agua tiene que estar por debajo de la cesta.

Asegúrate de que la tapa cubra bien la olla y que haya espacio entre la tapa y la parte superior de la comida. Lo ideal es que haya espacio para que el vapor rodee la comida y haga su magia. Luego enciende el fogón. Si la tapa de la olla es de vidrio, es fácil comprobar visualmente como se está formando vapor, se puede ver cómo llena la olla, pero si la tapa es opaca, puede que tengas que levantarla para comprobar el progreso.

Si lo deseas, puedes añadir algunos aromas, como hierbas aromáticas o rodajas de cítricos, colocándolos en el fondo de la cesta antes de añadir los alimentos. Esto naturalmente infunde algo de sabor a la comida que se cocina al vapor.

Cómo se cocina al vapor sin un vaporizador

Si no tienes una cesta de vapor, intenta usar un colador de silicona o de metal y colocarlo dentro de la olla tal y como se hace con la cesta.

Cómo se cocina al vapor en el horno

Los flanes y los pudines pueden ser cocinados al vapor en una bandeja llena de agua. Algunas recetas requieren que el molde o la fuente se cubra con papel de aluminio, así que comprueba la receta para asegurarte.

Cómo cocinar al vapor en el microondas

Puedes cocer los alimentos al vapor en el microondas; es un gran aliado para la cocina al vapor ya que calienta los líquidos de los alimentos. Puede crear fácilmente su propio sistema de cocción al vapor colocando los alimentos en un plato apto para microondas, rociándolos con agua y cubriéndolos con film transparente al que se le abren unos pequeños agujeros.

Cocine por unos minutos y será recompensado con una comida perfectamente cocinada al vapor.

Cocina al vapor segura

Como con todas las técnicas de cocina, hay que tener cuidado. El vapor es peligroso, porque es muy caliente y puede causar quemaduras si se maneja mal. Nunca abra la tapa hacia usted, siempre al contrario para que el vapor no le queme. Asegúrese de usar guantes y apagar el fuego antes de manipular la olla caliente.

cocina al vapor

Otros artículos que te pueden interesar: <<Ideas para preparar batidos alimenticios>> <<El aguacate ¿alimento saludable?>>

¿Qué tipo de alimentos se pueden cocinar al vapor?

La cocina al vapor es ideal para los alimentos que necesitan humedad, y los alimentos que deben ser suaves y sedosos en lugar de crujientes o caramelizados.

  • Verduras: Las verduras, incluyendo las patatas, se benefician de ser cocinadas al vapor cuando se hacen correctamente. La remolacha, el brócoli y la coliflor pueden empaparse cuando se hierven a fuego lento, por lo que la cocción al vapor es un excelente método de cocción para ellos. Además, la cocción al vapor puede ser un buen primer paso para cocinar ciertas verduras de otra manera; por ejemplo, cocer al vapor el brócoli antes de añadirlo a un sofrito asegurará que terminen con una textura agradable. Y las patatas al vapor antes de ser rebanadas y fritas acortarán enormemente su tiempo de fritura.
  • Carne y aves de corral: Aunque el vapor no sea lo primero en lo que se piensa cuando se cocina pollo o carne, aún así hace el trabajo de una manera muy saludable. Muchas personas cocinan al vapor su comida porque no necesitan añadir grasa o aceite para cocinar. Aunque la mayoría de las carnes se doran y se cocinan mejor, los alimentos que contienen esas proteínas, como las albóndigas, se cocinan muy bien al vapor.
  • Huevos duros: Hay mini aparatos eléctricos para cocer al vapor los huevos hasta el nivel de cocción deseado, pero también se pueden cocer al vapor los huevos duros en el fogón.
  • Soufflés, natillas y pasteles: Ciertos bizcochos, natillas y soufflés requieren ser cocinados al vapor, dando texturas sedosas y muy húmedas al postre.
  • Pescados y mariscos: Los mariscos son muy adecuados para ser cocinados al vapor. El líquido de cocción (normalmente un caldo, caldo o vino para añadir sabor) junto con las hierbas aromáticas, se hierven suavemente a fuego lento, creando un vapor sabroso. El ambiente húmedo dentro de la cesta del vapor ayuda a mantener el pescado tierno y jugoso. Los mariscos también pueden cocinarse al vapor en su propio caldo.
  • Tamales: La masa dentro de los tamales debe ser cocinada al vapor antes de comerlos. Esto puede hacerse en una olla de cocción lenta, en la estufa, o en grandes lotes en el horno.
  • Arroz: Cocinar a fuego lento una pequeña cantidad de agua y permitir que el vapor cocine el arroz es fácil de hacer en el fogón, pero una olla arrocera es una inversión digna por sus habilidades a prueba de aprendices. Elige una que también tenga una función de vapor y obtendrás un aparato que haga un par de cosas a la vez.

Beneficios de la cocción al vapor

  • Tiempo: Dependiendo de lo que estés cocinando, el vapor puede ser una forma rápida de cocinar un puñado de verduras o una forma suave de cocinar un pudín o un dumpling.
  • Sabor: Una de las formas más seguras de experimentar el sabor más puro de la comida que cocinas es la cocina al vapor. Los sabores de los diferentes alimentos que se cocinan al vapor juntos no tienen la oportunidad de mezclarse como lo harían en un líquido.
  • La textura: Con el vapor, la comida queda húmeda y tierna. Debido a que el líquido de cocción nunca toca la comida, es menos probable que absorba demasiada agua. Esto significa que la comida conserva su forma, color y textura.
  • La nutrición: No se necesita aceite en la cocina al vapor, además los nutrientes no se filtran en el agua, por lo que las vitaminas y minerales se retienen.

¿Las espinacas se pueden cocinar al vapor?

No es recomendable ya que pierden su textura, quedan demasiado blandas. Lo mismo sucede con las acelgas.

¿Cuánto se demora cocinar patatas al vapor?

Generalmente en 10 o 15 minutos están listas, dependiendo del tamaño que las cortes demoran más o menos. Debes colocar las patatas cortadas en la cesta antes de que el agua empiece a hervir.

Leave a Comment