galletas de jengibre

Hoy vamos a hacer unas deliciosas galletas de jengibre. La Navidad, ya está a la vuelta de la esquina y escuchamos la palabra «jengibre», de forma automática pensamos en esos simpáticos muñecos hechos de galleta.

A pesar de que hace unos años solo los veíamos en las películas, poquito a poco se han ido haciendo hueco en nuestro repertorio de postres navideños. Y como buena seguidora de las tradiciones que soy, me he lanzado a hacer mi versión de la receta de galletas de jengibre y canela.

Digo versión, pues esta receta difiere un tanto de la original, la que incluye una combinación de ingredientes a los que nuestro paladar no está muy habituado.

galletas de jengibre

Para esto, he intentado suavizar un tanto el sabor a jengibre dando más estrellato a la canela. Así tienen un gusto realmente agradable y no dejamos de apreciar el jengibre.

Sin embargo, si te apetece enhornar unas galletas de jengibre más genuinas, al final de la receta te doy unas indicaciones.

Otras recetas para Navidad fáciles de hacer >> Tradiciones Navideñas

Y en cuanto al resto, he de reconocer que me he ameno mucho haciéndolas. La decoración, que está efectuada con glasa real, es muy simple de hacer, con lo que son ideales para preparar con los pequeños.

galletas de jengibre

Cómo preparar en casa Galletas de Jengibre

Ingredientes

  • 260 gramos de harina de trigo
  • 150 gramos de mantequilla cortada a dados, a temperatura ambiente
  • una cucharadita de canela molida
  • una cucharadita de jengibre molido
  • 100 gramos de azúcar moreno
  • un huevo
  • una pizca de sal
  • cinco gramos de bicarbonato sódico

Para decorar vamos a necesitar:

  • Colorantes alimentarios: rojo, verde o violeta
  • Confetis azucarado en círculos y de colores
  • Glaseado real

galletas de jengibre

Preparación

  1. Lo primero que tenemos que hacer es, en un recipiente añadir la harina.
  2. A continuación, añadimos el bicarbonato sódico, el jengibre y la canela en polvo, la sal y por último el azúcar.
  3. Lo mezclamos todo.
  4. Una vez que tenemos todo bien mezclado, añadimos el huevo que lo hemos batido previamente.
  5. Añadimos y seguimos mezclando todo bien.
  6. A continuación metemos 15 segundos la mantequilla en el microondas para que se reblandezca.
  7. Añadimos la mantequilla reblandecidas y pasamos a mover todo bien.
  8. Si resulta más fácil, podemos mezclarlo todo con la mano.
  9. Una vez que hemos terminado de amasar nuestra masa y antes de seguir vamos a poner el horno a precalentar a 180 grados con calor por arriba y por abajo.
  10. Ahora cogemos nuestra masa, Si ha quedado pegajosa, puedes añadir un poco de harina y seguir amasando.
  11. Cuando esté lista, cogemos una lámina antiadherente para horno, podéis usar un papel vegetal sulfurizado o mantequilla y harina para que no se pegue la galleta. Lo que tenga en vuestra casa.
  12. Y entonces vamos a pasar a amasar. Ponemos la masa encima de la lámina antiadherente.
  13. Y la voy a extender con un rodillo, para que no se deformen las galletas. Así que voy a poner la masa del mismo tamaño que me la lámina.
  14. La masa va a quedar muy fina, con un grosor de unos cuantos milímetros.

galletas de jengibre

Y vamos a pasar a hacer nuestras galletas:

  1. Con un corta masa en forma de muñequito, vamos haciendo nuestras pastitas.
  2. Presionamos hasta el fondo y así hasta hacer la máxima cantidad que nos dé la extensión de masa que tengamos.
  3. Vamos a hacer dos o tres horneadas, las que necesitemos.
  4. Una vez hechas, quitamos la masa, dejando solo los muñequitos.
  5. Ya tenemos listas las galletas y el horno está precalentado.
  6. Así que vamos a meter la bandeja, la ponemos en la parte de abajo a 180 grados con calor por arriba y por abajo y con el ventilador del horno activado.
  7. Cuando estén doraditas estarán listas.
  8. vamos haciendo lo mismo con el resto de la masa.
  9. Pasados quince minutos nuestra galleta ya están listas.
  10. Extraemos la bandeja del horno.
  11. Hay que tener cuidado, porque estas galletas acabadas de hacer, son muy frágiles.
  12. Así que vamos a ponerlas en una rejilla para que se enfríen.
  13. Las despegamos con cuidado y las vamos poniendo en una rejilla.
  14. Una vez que hemos pasado todas las galletas, introducimos la siguiente bandeja en el horno.
  15. Mientras tanto vamos a ir tiñendo los glaseados.

galletas de jengibre

Tiñendo los glaseados:

  1. Vamos a dejar el color blanco. Y teñimos todos los demás.
  2. Primero vamos a empezar con el verde. Con un palillo cogemos colorante y lo añadimos al glaseado. Estos colorantes tiñen mucho, así que no hace falta coger mucha cantidad para teñir.
  3. Hecho y movemos hasta que quede todo el mismo color.
  4. Hemos llenado manga pastelera con los glaseados ya tintados y vamos a pasar a decorar las galletas.
  5. Ya están casi frías.
  6. Cogemos la manga pastelera rellena con glaseado blanco, y hacemos los dibujitos que más nos gusten.
  7. Lo mismo haremos con los demás glaseados pintados.
  8. Dejas enfriar del todo y ya estarán listas las galletas de jengibre.

Puedes hacer las galletas personalizadas, como por ejemplo: la de papá Noel, otra de de skeleton, otra de enfermera, otra de zombie… Algunos árboles de Navidad….

Sólo deberás dejar rienda suelta a tu imaginación y recrear en estas galletas de jengibre los personajes que más os guste.

No pierdas esta oportunidad, de crear junto a los más pequeños de la casa, unas galletas de jengibre para la Navidad. Es una excelente ocasión.

Si te ha gustado esta receta, compártela en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí