Coctel Zombie

El otro día te di la receta del coctel Zombie y te dije que en otra oportunidad te contaría su historia.

Hoy como estoy inspirado te cuento…

Esta apasionante e intrigante historia sucedió durante los últimos años de vigencia de la ley seca, allá por 1933, Don Beach creó el coctel Mai Tai, pero antes ya había creado el Zombie.

Estás listo para escuchar la historia. Siéntate con calma y pon en alerta todos tus sentidos, para que no se escape ni uno sólo de los detalles que escucharás.

Así comienza la historia del Coctel Zombie

Cuentan que lo hizo por primera vez en 1934, para un amigo que tenía miedo de volar. Aquel amigo después del tercer coctel, se subió en el avión como un muerto vivo.

Nadie sabe la receta exacta ya que en el bar del Donn Beachcomber las botellas no estaban etiquetadas. Solo sus más allegados sabían que licor contenía cada botella.

Sus camareros hacían el Zombie por una especie de código de botellas. La tercera, la quinta, la verde y la segunda de arriba, decía Donn a su staff.

Ernest Raymond Beaumont Gantt, más conocido como Donn Beach, murió en Honolulu en el 1989 sin decirle a nadie la receta original.

Es por eso que hay tantas variantes del Zombie y la mayoría son bastante deficientes si las comparamos con la original.

Cómo hacer en casa el cocktail Zombie

Coctel Zombie

Entre los años 1933 y 1945 su restaurante, en Hollywood, fueron frecuentados por las estrellas de la Meca del Cine y entre sus creaciones están además del Mai Tai y el Zombie, el Vicius Virgin, el Missionaries Downfall y el Ideal Breakfast.

Algunos hemos tratado con mayor o menor éxito de resucitar al Zombie.

Hace unos años hablando de esto, con el ya por ese entonces octogenario Johnny X., un buen amigo y barman retirado, me confesó que en los años 40’s muchas noches iba al Beachcomber y pedía un Zombie para tratar de copiar la receta.

Coctel Zombie

Según su mala lengua el secreto residía en los zumos que utilizaban y no en los rones.

Y esto, porque siempre usaban los restos de los zumos que iban quedando y no siempre los mismos y que dejaron de saber igual, desde que Don Beach se fue a Europa para servir en la segunda guerra mundial y quien se quedó al mando de los restaurantes fue su ex mujer.

Esa noche tuve la osadía de hacer una apuesta con él, preparar cada uno un Zombie.

Yo utilizaría varios tipos de Havana Club y zumos tropicales y él lo haría como aquel que, según él, era el más parecido al original…

¿Qué decir? Según nuestros amigos/testigos/jueces mi variante del Zombie estaba buena pero el Zombie Johnny X. fue el vencedor ¡indiscutible!

Perdí la apuesta, pero gané la receta y si la quieres y me prometes guardar secreto la compartiré algún día contigo.

Bueno me despido por hoy y recuerda si tienes miedo de alguna cosa, ven a charlar conmigo y te preparo un coctel Zombie, ¿ok?

¡Chao pesca’o!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí