magdalenas caseras

Hoy traemos una receta con la que conseguirás unas exquisitas, esponjosas y frágiles magdalenas caseras. ¡Seguro que repites! No recuerdo la última vez que adquirí una magdalena industrial… y cuando pruebes esta receta, ¡Tú tampoco volverás a hacerlo!

Si sigues la receta paso paso, podrás preparar unas magdalenas esponjosas y con un copete bien alto. Además de esto se preservarán de forma perfecta a lo largo de múltiples días.

magdalenas caseras

Puedes aromatizar tus magdalenas como prefieras: con la ralladura de un limón o con la de una naranja, con extracto de vainilla o como he hecho el día de hoy: con aceite de almendras la Tourangelle, que tiene un exquisito sabor a almendras tostadas.

Si decides emplear ralladura de limón o de naranja, debes sustituir el aceite de almendras por aceite de oliva. Con lo que precisarás 190 g de aceite de oliva.

Otras recetas de magdalenas >> Magdalenas de zanahoria

Para hornear las magdalenas, siempre pongo unas cápsulas de papel en el molde para magdalenas. Así no se desfiguran y consigo que suban mucho.

Cómo hacer fácilmente magdalenas caseras

Ingredientes (para doce magdalenas)

  • 2 huevos grandes
  • 175 g de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 90 g aceite de oliva
  • 60 g de aceite de almendras la Tourangelle
  • 2 cucharaditas de miel
  • 210 g de harina para repostería
  • 5 g de polvo de hornear Royal
  • Sal

Nota: Para elaborar estas magdalenas todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente. Si quieres puedes utilizar un molde para mini-cupcakes, con el que conseguirás prácticamente el doble de unidades.

Otra buena opción es emplear el aceite de avellanas o el de nueces.

Preparación

  1. En un bol, bate los huevos con el azúcar hasta el momento en que estén bien espumosos.
  2. Incorpora la miel, la leche, el aceite de oliva y el aceite de almendras. magdalenas caseras
  3. Bate hasta el momento en que quede todo bien integrado.
  4. Tamiza la harina, la levadura Royal y una pizca de sal con ayuda de un colador o con un tamizador.
  5. Añade la mezcla de harina al bol donde has batido el resto de ingredientes.
  6. Mezcla hasta el momento en que quede bien integrada y sin grumos.
  7. Coloca la masa en un bol que pueda ir a la nevera.
  8. Tápalo bien y ponlo en la nevera 24 horas.
  9. Al día siguiente, saca la masa de la nevera y bate con ayuda de unas varillas.
  10. Precalienta el horno a 220ºC, con calor arriba y abajo.
  11. En el molde para magdalenas coloca sus respectivos papeles y vierte la masa en ellos, dejando libre 1/4 parte para permitir que suban y no se desborden.
  12. Espolvorea un poco de azúcar sobre cada magdalena.
  13. Introduce las magdalenas en el horno y baja la temperatura a 190ºC.
  14. Hornea durante 15 minutos, más o menos, y ya las vas a tener en su punto.
  15. Sácalas del horno y espera 10 minutos a que se enfríen un poco.

Las puedes preservar en una caja metálica o en un recipiente hermético de cristal durante varios días.

Cómo puedes haber visto, preparar magdalenas caseras no es tan complicado y puedes incluso, invitar a los más pequeños de la casa a prepararlas. ¿Te animas?

Si te ha gustado esta receta, compártela en las redes sociales.

Resumen
recipe image
Nombre
Magdalenas caseras, una tradición para no olvidar
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo de cocción
Tiempo Total

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí