magdalenas caseras

Hoy traemos una receta con la que conseguirás unas exquisitas, esponjosas y frágiles magdalenas caseras. ¡Seguro que repites! No recuerdo la última vez que adquirí una magdalena industrial… y cuando pruebes esta receta, ¡Tú tampoco volverás a hacerlo!

Si prosigues mis instrucciones, lograrás unas magdalenas esponjosas y con un copete bien alto. Además de esto se preservarán de forma perfecta a lo largo de múltiples días.

magdalenas caseras

Puedes aromatizar tus magdalenas como prefieras: con la ralladura de un limón o bien de una naranja, con extracto de vainilla o bien como he hecho el día de hoy: con aceite de almendras la Tourangelle , que tiene un exquisito sabor a almendras torradas.

Si decides emplear ralladura de limón o bien naranja, debes sustituir el aceite de almendras por aceite de oliva. Con lo que precisarás 190g de aceite de oliva.

Otras recetas de magdalenas >> Magdalenas de zanahoria

Para enhornar las magdalenas,  siempre y en toda circunstancia pongo las cápsulas de papel en mi molde para magdalenas. Así no se desfiguran y consigo que suban mucho.

Cómo hacer fácilmente magdalenas caseras

Ingredientes (para doce magdalenas)

  • 2 huevos grandes
  • 175gr azúcar
  • 60ml leche
  • 90gr aceite de oliva
  • 60gr aceite de almendras la Tourangelle
  • 2 cucharaditas de miel
  • 210gr harina de pastelería
  • 5g levadura Royal
  • Sal

Nota: Todos y cada uno de los ingredientes han de estar a temperatura ambiente. Asimismo puedes utilizar el molde para mini-cupcakes , con el que te conseguirás prácticamente el doble de unidades.

Otra buena opción es emplear el aceite de avellanas o bien el de nueces La Tourangelle .

Preparación

  1. En un bol, bate los huevos con el azúcar hasta el momento en que estén bien espumosos.
  2. Incorpora la miel, la leche, el aceite de oliva y el aceite de almendras. magdalenas caseras
  3. Bate hasta el momento en que quede todo bien integrado.
  4. Tamiza la harina, la levadura Royal y la sal con ayuda de un colador o bien un tamizador.
  5. Añádelo al bol donde has batido el resto de ingredientes.
  6. Mezcla hasta el momento en que quede bien integrada y sin grumos.
  7. Traslada la masa a un bol que pueda ir a la nevera.
  8. Tápalo bien y mételo en la nevera 24 horas.
  9. Al día siguiente, saca la masa de la nevera y bate con ayuda de unas varillas.
  10. Precalienta el horno a 250 grados, calor arriba y abajo.
  11. Pon 12 molde para magdalenas, con sus respectivos papeles y reparte la masa en ellos. Espolvorea un tanto de azúcar sobre cada magdalena.
  12. Introduce las magdalenas en el horno y baja la temperatura a 190 grados. En 15 minutos, más o menos, las vas a tener en su punto.
  13. Sácalas del horno y espera 10 minutos a que se enfríen un tanto.

Las puedes preservar en una caja metálica o bien un conservador de cristal a lo largo de múltiples días.

Cómo puedes haber visto, preparar magdalenas caseras no es tan complicado y puedes incluso, invitar a los más pequeños de la casa a prepararlas. ¿Te animas?

Si te ha gustado esta receta, compártela en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí