se ingieren alimentos

Para conocer lo que sucede cuando se decide no ingerir alimentos, debemos partir del principio y este no es más, que el ser humano y su organismo.

Cada organismo está formado como bien sabemos por células, somos organismos pluricelulares, en los cuales cada una de ellas realiza una función especializada, ya sea en la formación de órganos o estructuras complejas que trabajan de forma armónica.

A pesar de la diversidad, todas las células están compuestas de una misma manera y poseen en su interior lípidos que conforman las membranas, ácido nucleicos, portan y transmiten la información genética de una persona, azúcares que aportan energía al organismo, entre otros muchos componentes.

se ingieren alimentos

Las moléculas se renuevan constantemente y por tanto, las células se van a transformar, multiplicar y autodestruir. Para que todos estos procesos se den de forma óptima es necesario que se le suministre al organismo moléculas transformables en energía y moléculas constituyentes.

Qué sucede en nuestro organismo cuando se decide no ingerir alimentos

Los seres humanos contamos con un sistema digestivo, que posee la función de transformar los alimentos que consumimos, ya sea a través de la descomposición de las proteínas, los polisacáridos, los ácidos nucleicos y los lípidos.

Por lo cual el sistema digestivo, bien podemos decir que se adapta al tipo de alimentación y dieta que usted le proporcione regularmente.

La digestión comienza en la boca, a través de la trituración inicial de los alimentos que se van a ingerir, se crea una mezcla en forma de pasta semilíquida con la saliva y se degrada parte del almidón que posea el alimento. Además otra función que posee este primer momento de digestión es aumentar la temperatura o disminuirla, según sea el caso, antes de que continúe su proceso de nutrición dentro del organismo.

Los alimentos que se ingieren llegan al estómago ¿Qué sucede?

se ingieren alimentos

Una vez que se ingieren alimentos, estos llegan al estómago, se produce un cambio en el pH, que facilitará la digestión de las proteínas en un medio ácido. Cuando la densidad de los alimentos que se encuentran en el estómago disminuye, este pasa al duodeno, parte primera del intestino delgado.

En el duodeno es donde se desarrolla la parte más importante de la nutrición de una persona, ya que es ahí donde comienza la absorción de los alimentos, a través de la mucosa intestinal. El jugo pancreático que es vertido por el páncreas son los encargados de completar la digestión de las proteínas. Mientras tanto la vesícula biliar va a verter la bilis, encargada de separar las moléculas de grasa entre si y contribuir a que la digestión se realice de forma adecuada.

De esta manera, en el duodeno o primera parte del intestino delgado, es donde se absorben los aminoácidos, los azúcares, los ácidos grasos y el glicerol. Y los restantes nutrientes pasan a la sangre y llegan al hígado, para continuar su proceso.

A su vez, el hígado cumple la función de administrar el paso de los nutrientes hacia las células del organismo a través de la sangre. Es el responsable de mantener una concentración adecuada de glucosa en la sangre, de la formación de las lipoproteínas que van a transportar los ácidos grasos y el colesterol a todo el organismo. Además el hígado es el encargado de obtener la energía a partir de los aminoácidos.

Como puede ver, la nutrición en nuestro organismo es algo complejo, por lo cual se convierte en una necesidad, el hecho de que proveamos un alimento sano y equilibrado, de forma que cada órgano que conforma nuestro organismo, pueda realizar la función que le compete de forma idónea y así asegurarnos de que todo nuestro cuerpo podrá obtener de los alimentos que ingerimos todos los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí