Panecillos de queso

La receta que comparto en este artículo es de unos panecillos de queso, realmente muy fáciles de hacer y que además son deliciosos. Una vez que los tengas hechos podrás utilizarlos en muy disímiles situaciones, como por ejemplo, para el desayuno en sustitución del clásico pan con mantequilla o para la merienda, lo mismo solos que preparando unos apetitosos bocadillos.

Con estos panecillos de queso podrás hacer los bocadillos de diferentes sabores, con combinaciones que van de maravilla con el queso, tanto si son saladas como dulces. Los he preparado con pasta de guayaba, con confitura de fresa, de melocotón, de frutos del bosque y de albaricoque; con salmón ahumado y queso crema en los que he utilizado, de manera aleatoria, queso crema natural, con ajo o con hierbas;  con fiambre y mostaza, he probado con varios tipos de mostaza pero en realidad la de Dijon sigue siendo mi favorita; jamón serrano y pimiento rojo asado.

Estos panecillos de queso son tan sabrosos como el pan de queso brasileño hecho con la harina de tapioca Mercadona.

Panecillos de queso

En fin, aunque saborear los panecillos de queso solos es una maravilla puedes enriquecerlos con otros productos según tus gustos. En cuanto al queso, tengo mi debilidad por los quesos de sabores intensos, por eso hago estos panecillos con queso parmesano. La receta siguiente describe cómo hacer los «tradicionales» panecillos redondos. La masa se aplana hasta que tiene aproximadamente 4 centímetros de grosor, por supuesto que esto se hace antes de cortar los círculos.

Esto te da un panecillo con bastante altura, perfecto para rellenarlo si eso es lo que quieres. Si lo haces con menos grosor te quedarán más planos y no habrá mucho espacio para el relleno. También los puedes hacer cuadrados y al rellenarlos se verán más parecidos con un sándwich.

Para darles esta forma simplemente le vas dando palmaditas a la masa hasta que esté plana y después córtala en cuadrados con un cuchillo afilado. Ya ves que puedes hacerlas casi de cualquier forma que te apetezca. Estos panecillos de queso son adecuados para la congelación. Así los tendrás preparados con antelación y solo con descongelarlos los tendrás listos para hacerlos.

Otras recetas de panes fáciles de hacer >> Panes de Viena

A la hora de ponerlos en la bandeja lo mejor es utilizar una lámina de silicona, realmente la recomiendo porque ayuda a evitar que los panecillos se peguen a la bandeja de hornear. Si no tienes una, asegúrate de engrasar la bandeja de hornear con un poco de mantequilla antes de poner los panecillos o utilizar papel para hornear.

Panecillos de queso

Estos deliciosos panecillos de queso, son muy fáciles de hacer y se pueden utilizar tanto para el desayuno en sustitución del clásico pan con mantequilla como para la merienda, lo mismo solos que preparando unos apetitosos bocadillos.

Ingredientes

  • 500 g de harina autoleudante
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 275 ml de leche entera grasa + un poco más
  • 100 g de queso parmesano rallado

Panecillos de queso

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200°C.
  2. Engrasa ligeramente la bandeja de hornear con mantequilla. Si vas a utilizar una lámina de silicona o papel para hornear, no es necesario este paso.
  3. Pon la harina en un bol grande.
  4. Corta la mantequilla en cubos y añádela a la harina.
  5. Mezcla suavemente la mantequilla y la harina, con las yemas de los dedos, hasta que tenga la consistencia de pan rallado.
  6. Agrega el polvo de hornear, la sal y el queso rallado y mezcla con la harina y la mantequilla.
  7. Abre un hueco en el centro y añade la leche. Siempre reservo una cucharada o dos de la leche para añadir al final y recoger la mezcla que haya quedado pegada al bol.
  8. Moviendo lo menos posible y con las manos, mezcla la leche con los ingredientes secos hasta que se haya formado una bola con la masa. La consistencia de la masa debe ser un poco pegajosa pero no demasiado.
  9. Coloca la masa en una superficie de trabajo y con las manos estírala hasta que tenga un grosor de aproximadamente 4 cm. No utilices el rodillo en este paso.
  10. Con un cortador redondo corta los círculos y colócalos en la bandeja de hornear.
  11. Después de cortar la primera tanda, haz rápidamente una bola con la masa que ha quedado y repite los pasos 9 y 10 hasta que ya hayas usado toda la masa.
  12. Pincela con un poco de leche la parte superior de los panecillos.
  13. Hornea a 200°C durante 12-15 minutos, hasta que estén cocidas.
  14. Retira del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Puedes servir los Panecillos de queso, solos o rellenarlos de acuerdo a tu interés.

Deja un comentario

Recetas Populares

Scroll al inicio