Panes de Viena

¿De qué forma resulta tan exquisito algo tan simple como un buen pedazo de pan con chocolate? Seguro que unos exquisitos panes de Viena caseros idóneos para bocadillos infantiles. Muchos recordaréis tomarlo de forma frecuente en las meriendas de la niñez.

El pan de Viena desde su origen es un pan elaborado con leche, mantequilla y huevos, una especie de brioche ligero.

Panes de Viena

Al parecer, es de origen vienés, como su nombre indica. Pasó a Francia en el siglo XIX y de este país a España. Podemos resumir diciendo, que el pan de Viena es un pan tierno y ligeramente dulce.

Otras recetas fáciles de hacer >> Empanadillas de jamón y queso sin gluten

Aunque pueda parecer una receta muy complicada de hacer, nada más lejos de esta realidad. El pan de Viena es muy sencillo de elaborar. Así que, sin temor, puedes comprar los ingredientes y ponerte manos a la obra.

Cómo preparar los Panes de Viena

Ingredientes

  • 600g de harina de fuerza (W360)
  • 300ml de leche
  • 15g de levadura
  • 50g de azúcar
  • 3 huevos
  • 70g de mantequilla
  • Sal

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200°
  2. En un bol mezcla 100g de la harina con 100ml de leche y la levadura. Panes de Viena
  3. Déjala fermentar hasta que veas que está subiendo y burbujeando.
  4. Añádele el resto de la harina y de la leche, la sal, la mantequilla, el azúcar y 2 huevos.
  5. Amasa hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la masa esté suave.
  6. Haz una bola con ella y colócala en un bol.
  7. Cúbrela con film transparente y espera 5 minutos para que leve.
  8. En la bandeja de horno coloca papel vegetal.
  9. Cuando ya esté, comienza a dividir la masa en porciones de acuerdo con el tamaño y la forma que prefieras.
  10. Colócalos en la bandeja sobre el papel vegetal.
  11. Cúbrelos con film transparente y déjalos fermentar hasta que dupliquen su tamaño.
  12. Bate 1 huevo.
  13. Antes de llevarlos al horno, pincélalos con huevo.
  14. Hornéalos durante 15 minutos.
  15. Retíralos del horno.

La receta de pan de Viena debiera estar catalogada entre los productos adictivos, por lo menos para mí, jejeje. Es toda una tentación, sobre todo acabado de hornear.

Si te ha gustado esta receta y deseas que otras personas disfruten de tan delicioso manjar, no dejes de compartirlo en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí